*

X

Esculpiendo escenarios líquidos: la obra fotográfica de Markus Reugels

Por: pijamasurf - 01/05/2012

Iridiscencia cristalina y sincronía suspendida convergen en el trabajo del alemán Markus Reugels, uno de los más notables fotógrafos en el retrato de líquidos.

fotografía de líquido en movimiento de markus reugel

En un desfile de situaciones estéticas, inquietos escenarios que quedan suspendidos en pleno proceso de mutación, se traduce la serie fotográfica de líquidos que admirablemente ha creado Markus Reugels. A mediados de 2011 la obra de este aleman originario de Schweinfurt, alcanzó una notable proyección gracias a la "viralización" de una de sus fotografías, la cual muestra un mapamundi encapsulado dentro de una gota de agua. Esta pieza atrajo el interés de diversos medios que reportaron el trabajo de Reugels, gracias a lo cual pudimos conocer las maravillas que se cocinan en su estudio.

La radical, pero a la vez inmutable, fragilidad que despliega el trabajo de Reugels, resulta de una minuciosa convergencia entre el tiempo (el manejo preciso del obturador, en sintonía con el movimiento del líquido), la luz, y la ubicación de objeto que será retratado. Pero la alquimia sincrónica que requieren estas fotografías no termina ahí, ya que existen una serie de variables complementarias que también deben de ser tomadas en cuenta, por ejemplo la densidad del agua, su temperatura, el tipo de superficie sobre el cual se dejará caer, etc.

En la serie titulada "Liquid Splashes" apreciamos entidades compuestas, en muchos casos duplicadas al sostenerse sobre una superficie reflejante, que denotan una identidad propia, bien definida, incluso coqueta: espejos de fungi, sombrillas cristalinas, y vórtices amigables que si bien se encuentran estáticos, aluden, tal vez paradójicamente, a un irrefrenable movimiento.   

5413484213 342de92805 b 550x824 Capturing drops by Markus Reugels

Otra de sus series destacadas es la que llamó "Liquid Sculptures", la cual presenta piezas que tienen como máximo estandarte la generación de sincrónicas alegorías. Es en esta serie en la que el líquido deja de dar vida a entidades independientes y proyecta, en cambio, complejos escenarios, como una especie de micro-narrativas o incluso, observando con poco más inspiración, se pueden percibir rituales en los que participan seres fantasmagóricos que veneran una especie de axis central (tal vez un nodo de inteligencia cósmica o quizá la conciencia unificada). Y precisamente este es el tipo de interpretaciones, hiper imaginarias, que pueden generar las fotografías de Reugels, por lo que a pesar de que su trabajo pudiese considerarse como "demasiado" pop, o carente de fundamentos simbólicos, lo cierto es que en su simpleza, y sobretodo en su poco pretensiosa espontaneidad, radica el verdadero valor de estas imágenes.  

 

911 le dice a madre de 18 años “haz lo que tengas que hacer” y mató al intruso en su casa

Por: pijamasurf - 01/05/2012

Sarah McKinley, madre soltera con un bebé de 3 meses, observó cómo dos individuos armados con cuchillos trataban de entrar a su hogar, se armó con una escopeta y una pistola, le dio el biberón a su hijo, llamó al 911 y mató al intruso en el momento en que forzaba la puerta y entraba a su hogar.

Una madre de 18 años con un bebé de 3 meses mató a un intruso dentro de su hogar al preguntar a la operadora del 911 en Oklahoma si podía disparar al individuo.

El 31 de diciembre Sarah McKinley, madre soltera, observó cómo dos individuos armados con cuchillos trataban de entrar a su hogar. McKinley se armó de una escopeta calibre 12 y una pistola, le dio el biberón a su hijo y llamo por teléfono al 911. La madre de 18 años le preguntó a la operadora en turno si podía disparar al intruso si este conseguía entrar a su casa, a lo que la operadora contestó: “no te puedo decir lo que tienes que hacer, pero haz lo que tengas que hacer para cuidar a tu bebé”. En el momento en que el intruso logró ingresar a la casa de McKinley con un cuchillo en la mano, amenazándola, ella disparó y lo mató en el acto. Al escuchar el disparo el segundo hombre se echó a correr, pero más tarde se rindió ante la policía.

La policía declaró que Sarah McKinley actuó en legítima defensa.

[Huffington Post]