*

X

Aprueba Obama ley para detener indefinidamente, torturar y negar el juicio a ciudadanos de EEUU

Política

Por: pijamasurf - 01/02/2012

Barack Obama aprobó la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA), con la cual las autoridades militares pueden detener a cualquier ciudadano estadounidense en cualquier parte del mundo, indefinidamente y sin juicio previo, alegando la sospecha de terrorismo.

El año nuevo comenzó en Estados Unidos, al menos en materia legal, con la aprobación por parte del presidente Barack Obama de una medida netamente totalitaria y dictatorial, propia de un gobierno represivo. Se trata de la National Defense Authorization Act (NDAA), una ley que, en términos generales, permite a las autoridades militares detener a cualquier estadounidense en cualquier parte del mundo sin especificar los cargos que se le imputan ni el tiempo de detención, basándose únicamente en la sospecha de terrorismo. Asimismo, la interrogación y persecución de los sospechosos también carece de límites precisos, por lo cual la tortura y otros procedimientos afines podrían volverse totalmente legales.

Aunque se dice que Obama quiso vetar la NDAA por el evidente abuso que implica a las garantías civiles más elementales de todo ciudadano, al final dio su beneplácito, aunque “con serias reservas”: “Quiero aclarar que mi administración no autorizará la detención militar indefinida y sin juicio de ciudadanos estadounidenses. De hecho creo que hacer en esto rompería con nuestras más importantes tradiciones y valores que tenemos como nación. Mi administración interpretará la sección 1021 [de la ley] asegurándose que cualquier detención autorizada se llevará a cabo conforme a la Constitución, las leyes de guerra y todas las leyes aplicables”, declaró Obama en un comunicado al respecto. El diario El País informa que el presidente tuvo que firmar la ley "porque la finalidad general de esa norma es financiar en parte a las tropas y la guerra de Afganistán".

Por otro lado, activistas y abogados en pro de las libertades civiles se mostraron decepcionados por la actuación del presidente Obama, pues creían que con él habían quedado atrás los excesos en que incurrió la administración Bush en su “guerra contra el terror”; confían además en que esta ley pueda derogarse por medio de otros recursos como la apelación ante la Suprema Corte.

[Infowars]

Expediente del FBI de Steve Jobs nota su consumo de LSD, acceso a información clasificada y deshonestidad

Política

Por: pijamasurf - 01/02/2012

El expediente de Steve Jobs, recopilado por el FBI antes de que el CEO de Apple se reuniera con el presidente George H.W. Bush, hace referencia a una serie de jugosos detalles que serán devorados por geeks y conspiranoicos

El mítico Steve Jobs sigue dando de que hablar. Su biografía ocupa los primeros lugares de la lista de Bestsellers y recientenemente se han ventilado las condiciones infrahumanas que viven los trabajadores que fabrican los iPhones y iPads en China. Ahora la revista Wired ha publicado el expediente que tenía el FBI sobre Jobs, apelando al Acta de Libertad de Información.

En un PDF de 191 páginas, que se convertirá en material de culto para los geeks, se pueden leer numerosos detalles que el Buró Federal de Inteligencia de Estados Unidos indagó, principalmente como investigación previa a su cita con el presidente George H.W. Bush en 1991. Sobresalen en este reporte la amenaza de bomba que Jobs recibió en 1985, la percepción entre algunos colegas y agentes de que el CEO de Apple era deshonesto, su ingesta de LSD durante su juventud y su acceso de alto grado a información confidencial cuando trabajaba en Pixar.

El documento del FBI enfatiza que Jobs es capaz de crear un "campo de distorsión de la realidad" para "lograr sus metas". Curiosamente esta capacidad de manipular la realidad no es vista como algo negativo, especialmente ante la posibilidad de que Jobs asisitiera al Servicio Exterior Estados Unidos, aplicando sus conocimiento de la cultura oriental.

Incluso los que le encontraron fallas lo recomendaron para recibir la cita presidencial. Una persona indicó que pese a que Jobs era deshonesto, no creía que la honestidad y la integridad eran cualidades necesarias para una posición política de alto nivel y por lo tanto recomendó a Jobs para "una posición de confianza y cercanía con el Gobierno".

El documento no hace refrencia a qué tipo de información confidencial tuvo acceso Jobs ni a por qué fue requerido que tuviera este acceso como cabeza de un estudio de cine, pero ciertamente hace pensar en la oscura relación que han tenido a lo largo de los años Hollywood , la industria  militar y las agencias de la inteligencia, haciendo de la industria del entretenimiento una especie de brazo mediático o cuarto poder estrechamente vinculado con el gobierno.

[Wired]