*

X

5 increíbles proyectos de energía solar

Por: pijamasurf - 01/09/2012

Un bosque en el Sahara, una misma planta que provea de energía a países europeos, africanos y del Oriente Medio o un complejo corporativo que funciona enteramente con energía solar, son algunos de los más ambiciosos proyectos en torno a esta fuente energética tan limpia y tan desaprovechada.

Se dice que una de las fuentes energéticas más limpias y amigables con el medio ambiente es la energía solar. Y también una de las más desaprovechadas, pues a pesar de que los rayos del sol bañan el planeta, hasta ahora no se han implementado las medidas necesarias para convertir, a gran escala, toda esa energía en una fuente útil para las actividades humanas.

En el mundo hay, sin embargo, un puñado de grandes y ambiciosos proyectos que intentan revertir esta situación, acaso para que su ejemplo se imite y otros apuesten por aprovechar el alimento que diariamente nos ofrece el astro solar.

  • El arco solar de Sanyo

Como parte de los festejos por su quincuagésimo aniversario, la empresa japonesa Sanyo construyó una enorme estructura recubierta en su superficie por más de 5,000 paneles solares, de ahí que ostente el mérito de ser el edificio más grande del mundo con estas características.

  • Corporativo de oficinas en China

También en Oriente, particularmente en la provincia de Shangdong, en el norte de China, se encuentra un complejo corporativo que opera únicamente con energía solar. Por su forma semicircular, que simular un reloj de sol, le permite aprovechar aún más la energía recibida.

  •  Las Torres solares de EnviroMission

La empresa australiana EnviroMission planea construir estas torres de casi 750 metros de altura cuya principal característica es que la energía solar se utiliza para calentar el aire que activa un turbina, proceso mediante el cual se obtiene energía eléctrica de manera mucho más limpia.

Por ahora la idea de EnviroMission es solo un proyecto cuyo costo ronda los 750 millones de dólares, pero en California las autoridades del ramo ya han aprobado que EnviroMission se convierta, con este método, en su proveedor de energía.

  •  Un bosque en el Sahara

Especializado en arquitectura biomimética, Michael Pawlyn ha propuesto un proyecto sumamente singular y más que atractivo: plantar un bosque en pleno desierto del Sahara. En el proyecto también participan el diseñador Charlie Paton y el ingeniero Bill Watts.

Se espera que en 2015 este proyecto se eche a andar y, si funciona como se tiene previsto, los beneficios ambientales en la zona serán mayúsculos, desde el impacto en las condiciones en que se producen los alimentos, hasta la posibilidad de reforestar otras áreas lastimadas por la erosión.

  • Iniciativa Desertec

La Desertec Industrial Initiave es el proyecto solar más ambicioso en el mundo. Su presupuesto es de 550 mil millones de dólares, mismos que se destinan a desarrollar “un sustituto de energía seguro, sustentable y amigable con el ambiente”. El sitio de su instalación será también el desierto del Sahara y se planea que brinde energía a todos los países del Norte de África, los del Medio Oriente y Europa entera.

La primera planta ya se encuentra en construcción: una fuente de 150 megawatts con 20 kilómetros cuadrados de superficie.

[inhabitat]

Construir rascacielos es signo de una crisis económica inminente

Por: pijamasurf - 01/09/2012

De acuerdo con un análisis llevado a cabo por la firma Barclays Capital, existe una relación todavía indescifrable entre la construcción de rascacielos y el advenimiento de una crisis económica.

La economía, aunque no siempre se acepte, obedece reglas no siempre racionales ni previsibles. Las recientes crisis económicas comienzan a mostrar a los férreos defensores de la racionalidad que los procesos económicos conllevan circunstancias que escapan al control y el diseño, que no tienen cabida en los modelos perfectos, sin rebordes que afecten los pronósticos pulcramente elaborados.

Sin embargo, de vez en cuando afloran, sintomáticamente, conexiones imprevistas entre circunstancias aparentemente disímiles que revelan una secreta causalidad entre un fenómeno cualquiera y un proceso económico mayúsculo. Casi como si se tratara de una ejemplificación hecha para demostrar premisas de la Teoría del Caos, eventos aparentemente insignificantes más allá de sí mismos, tienen repercusión en otros que afectan a miles o millones de personas.

Tal es el caso de la construcción de imponentes rascacielos, que según la firma financiera Barclays Capital tiene incidencia importante en el advenimiento de crisis económicas mayores. El Empire State, por ejemplo, se terminó de construir casi al mismo tiempo que la Gran Depresión o, más recientemente, el Burj Khalifa también se edificó poco antes de que Dubai entrara en crisis.

Y los ejemplos se multiplican: la Torre Willis de Chicago (mejor conocida como la Torre Sears), coincidió en su construcción, en 1974, con una crisis de petróleo en Estados Unidos y, por otra parte, las Torres Petronas, en Malasia, igualmente se sincronizaron en 1997 con la crisis financiera asiática de entonces.

La pregunta ahora es si estas coincidencias son eso, casualidades, productos del azar y la fortuna, o si de verdad son una tendencia inevitable. O si Barclays Capital elaboró este informe con otros intereses, pues lo cierra recomendando a los inversores cautela en China, donde se construyen actualmente casi la mitad de los edificios más altos del mundo.

[BBC]