*

X

Nuevas pistas sobre el colapso de la civilización maya

Arte

Por: pijamasurf - 12/07/2011

Estudio climatológico aporta nueva evidencia sobre el colapso de la civilización maya, sugiriendo que, paradójicamente, su notable desarrollo tecnológico en cuestiones agrícolas terminó provocando la sequía que hizo imposible su supervivencia; una historia del pasado de ominosa actualidad.

El colapso de la civilización maya ha sido durante mucho tiempo uno de los enigmas más apasionantes de la arqueología precolombina y, de entre las varias explicaciones dadas para responder este problema, la más factible parecer ser la del colapso ecológico provocado por el poco cuidado que pusieron los mayas en su entorno natural (acaso un escenario profético-reflexivo en el que podríamos mirarnos actualmente).

Ahora nueva evidencia aportada por Ben Cook, climatólogo que trabaja con la NASA y la Universidad de Columbia, contribuye a fortalecer esta hipótesis. Según parece, los mayas deforestaron la región que habitaban, con el fin de hacer espacio a campos de cultivo, que apresuró un proceso de cambio climático en la zona que eventualmente desencadenó su ruina colectiva.

Analizando simulaciones climáticas, Cook pudo determinar que el nivel de precipitaciones anuales cayó un 20% en un período de 150 años, desde el 800 hasta el 950, dice Cook que debido a la tala inmoderada que incrementó un fenómeno conocido como “albedo”: la reflectividad de la superficie terrestre que, en caso de reflejar más luz, hace que el área tenga menos energía para provocar lluvias.

Paradójicamente, los mayas pudieron haber provocado este fenómeno por el avanzado conocimiento que desarrollaron sobre agricultura, técnicas de cultivo y muchos otros fenómenos de diversas índole ligados con estas actividades, tecnologías que, quizá sin saberlo, terminaron conduciendo a una sequía letal que acabó con su civilización.

¿Una historia del pasado?

[io9]

Zuckerberg cocinando. Zuckerberg sosteniendo una gallina. Zuckerberg platicando con Obama. Zuckerberg jugando con su mascota. Zuckerberg como víctima de las fallas en la seguridad de ese panóptico digital que llamamos Facebook.

Facebook: el panóptico de las redes sociales. Facebook: la mirilla desde donde se observa la vida de los otros, a plenitud, en todas sus posibles aristas. Facebook: el gran hermano que sanciona con beneplácito el voyerismo. Facebook: el gigante al que se le arrojan piedrecillas y guijarros al tiempo que se le insta a modificar sus políticas de privacidad a favor de los usuarios. Lo curiosa ahora es que el hombre detrás de Facebook, como una especie de Mago de Oz digital que sin él quererlo se revela endeble e inseguro, acaba de ser víctima de sus propias medidas.

Una supuesta falla en los controles de privacidad de Facebook fue posible obtener fotografías de la cotidianidad de Mark Zuckerberg, el conocido fundador de la que sin duda es la red social de mayor éxito en el mundo. Zuckerberg cocinando. Zuckerberg sosteniendo una gallina. Zuckerberg platicando con Obama. Zuckerberg jugando con su mascota. Zuckerberg brindando. Zuckerberg y su novia. Zuckerberg y sus amigos. Zuckerberg, Zuckerberg, Zuckerberg.

El error de seguridad, al parecer ya corregido, consistía en que luego de reportar la fotografía de un perfil como “Inapropiada”, esto permitía a otros usuarios ver las imágenes hasta entonces “privadas” de quien fuera.

Las fotografías se publicaron en una galería de imgur con el irónico título Es tiempo de arreglar esas fallas de seguridad, Facebook.

[El País]