*

X

Arrestan a taxidermista que creaba criaturas fantásticas con animales disecados

Por: pijamasurf - 12/24/2011

El artista Enrique Gomez de Molina contrabandeó animales exóticos para realizar sus esculturas fantásticas de animales híbridos

Las aterredoras y fabulosas esculturas de taxidermia de Enrique Gomez de Molina requieren para su elaboración de animales exóticos algunos de los cuales están en peligro de extinción, por lo cual este popular artista de Miamia podría pasar hasta 5 años en prisión y ser multado por más de 250 mil dólares.

Gomez de Molina es acusado de contrabando de cobras, orangutanes y babirusas, un ratón venado y un ave de paraíso y se ha declarado culpables de estos cargos; sin embargo, el juicio averiguará si Gomez de Molina hizo esto sabiendo que estos animales eran ilegales o no. Al parecer Gomez de Molina en su  delirante creación artística no pudo conformarse con utilizar animales comunes y recurrió para sus híbridos a especies raras.

El artista Gomez de Molina había promovido su arte como un medio para reflexionar sobre la destrucción que el ser humano ha causado sobre el medio ambiente y los peligros de la ingeniería genética.

[Daily Mail]

Sentencian con 10 años de prisión a hombre que asaltó sexualmente a un perro chihuahua

Por: pijamasurf - 12/24/2011

Robert DeShields violó a la mascota de su casera, un perro chihuahua, y ahora enfrenta una condena de diez años en una prisión de Sacramento, California.

Cuando una residente de Sacramento regresó a su casa, encontró apanicado a Shadow, su querido perro chihuahua. Al notar el inusual estado de ánimo de su mascota, se apresuró a llevarlo al veterinario, quien confirmó que el perro había sufrido serias lesiones en órganos internos debido a una violenta penetración sexual. Y tras una breve investigación se halló al culpable: Robert Edward De Shields, un hombre de 55 años, ex convicto, y quien alquilaba un cuarto en la casa de la dueña de Shadow.

Ahora un juez local decretó una pena de diez años a Edwards, además de requerirle registrarse como agresor sexual. La condena representa un caso inédito en situaciones de abuso contra animales. A pesar del reclamo emitido por el abogado que defendía a Edwards, quien por cierto es adicto a las metanfetaminas y ya tenía antecedentes penales, el juez Thadd Blizzard  impuso la máxima sentencia posible en un caso de esta índole, alegando que este tipo de conductas representan "una seria amenaza para la sociedad". 

[Sacramento Bee]