*

X
Facebook y Twitter, sin duda las dos redes sociales más populares y exitosas hasta el momento, ofrecen una buena vía para tomar el pulso a la opinión pública global y conocer los temas en los que pone su incesante atención.

Teniendo en cuenta que una buena parte de la población mundial tiene acceso a las redes sociales y las utiliza frecuentemente (en algunos casos incluso se han convertido en una especie de apéndice o sucedáneo de eso que todavía llamamos, con cierto anacronismo, “vida real”), vale la pena conocer sus tendencias y tomar el pulso digital de los temas que interesan a sus usuarios.

En este sentido, sin duda las dos redes sociales más populares y exitosas son Facebook y Twitter, los tentáculos de la opinión pública en Internet que apresan con fuerza los temas más importantes en cierto momento, lo mismo por su trascendencia histórica (como los sucesos de la Primavera Árabe), que por pertenecer a esa esfera de la cultura masiva a la que, en un contexto de globalización indudablemente fomentado en Internet, pertenece casi cualquier población del orbe.

Así, las cosas, los 10 temas más populares en Facebook fueron los siguientes:

1. La muerte de Osama bin Laden

2. Los Empacadores ganan el Super Bowl

3. Se declara a Casey Anthony no culpable

4. Charlie Sheen

5. Muerte de Steve Jobs

6. La boda real en Inglaterra

7. Muerte de Amy Winehouse

8. Call of Duty: Modern Warfare 3

9. Comienzan operaciones militares en Libia

10. Huracán Irene

Como vemos, este top está un tanto inclinado hacia los intereses de la población estadounidense promedio y, aunque aparentemente diverso (pues lo mismo va de eventos políticos al entretenimiento o la tragedia ambiental), de alguna manera es posible comprender su eclecticismo estructurado por esa perspectiva mainstream del manejo de la información.

Por otro lado, en Twitter los hashtags más utilizados fueron estos ocho:

1. #egypt

2. #tigerblood

3. #threewordstoliveby

4. #idontunderstandwhy

5. #japan

6. #improudtosay

7. #superbowl

8. #jan25

#tigerblood alude al affaire Charlie Sheen y #jan25 al día en que Mubarak dejó la presidencia de Egipto.

Al menos a primera vista parece claro que los usuarios de Twitter o están más distribuidos en el mundo o tienen, en promedio, intereses distintos a los de Facebook. Resalta, por ejemplo, que en Facebook la catástrofe natural y después nuclear de Japón no haya trascendido a los 10 temas más populares del 2011, mientras que en Twitter este mismo alcanzó un quinto lugar en el interés común, superando incluso esa celebración de la masculinidad prototípica estadounidense que es el Super Bowl (que en Facebook fue el segundo acontecimiento más comentado).

Sea como fuere, sin duda estos datos nos permiten darnos una idea de las preocupaciones en las que está puesta la atención de ese argos proteico que llamamos opinión pública.

Con información de Mashable y PcMag.

Te podría interesar:
¿Qué razones puede tener alguien para deshacerse virtualmente de una persona en Facebook? “Intentó venderme algo”, “Comentarios políticos” y “Actualizaba su perfil muy seguido” son algunas de ellas.

Hay quienes manejan sus redes sociales con rigurosos escrúpulos morales. Esto es especialmente notable en Facebook, sin duda la más conservadora de todas, una especie de Manual de Carreño digital que fomenta y perpetúa rancias prácticas sociales propias de las “buenas maneras”.

De ahí, por ejemplo, que algunos manejen celosamente a sus “amigos” de Facebook, que para aceptarlos pasen antes por un examen más o menos severo o que desestimarlos suponga un dilema de resolución casi imposible.

Con todo, la decisión se da. ¿Por qué la gente acepta a otros como “amigos” en Facebook? ¿Por qué los elimina? En este infográfico, que resume datos obtenidos por la casa encuestadora NM Incite, se resume el comportamiento promedio de los usuarios de Facebook al momento de incluir o excluir a alguien de su lista de contactos.

 

Si bien en las razones por las cuales alguien acepta a otro como su amigo no hay muchas sorpresas (la mayoría porque ya se conocen en la “vida real”), en cambio el panorama contrario es un poco más interesante. Dos motivos para borrar a alguien del Facebook se llevan la palma: “Comentarios ofensivos” y “No lo conozco bien”. Muy de cerca a este segundo lugar, “Intentó venderme algo”. Y después las razones no son menos significativas: “Comentarios depresivos”, “Falta de interacción”, “Comentarios políticos” y una de las más curiosas (¿neuróticas?): “Actualizaba su perfil muy seguido”.

Tal vez la muestra de este estudio no sea suficientemente representativa del universo Facebook (se tomaron en cuenta a 1,800 usuarios de redes sociales), o quizá sí teniendo en cuenta el intenso proceso de homogeneización cultural que se vive actualmente; en cualquier caso, resulta notable cómo cuando la comodidad de un usuario se ve confrontada, este prefiere quitar esa incomodidad de su vista, eliminarla con solo presionar un botón virtual, sacarla de su camino como quien patea una lata vacía.

[Huffington Post]