*

X

Vórtices interdimensionales hechos de miles de cuerpos desnudos (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 11/29/2011

La obra de Angelo Musco, marcada por un nacimiento traumático, reflexiona en torno a los conductos intrauterinos intradimensionales que conectan la vida y la muerte.

Los túneles o nidos interdimensionales que conectan la muerte con la vida --y viceversa-- como una especie de útero cósmico son permanencia reminiscente en la obra de Angelo Musco. Este artista italoamericano se vio marcado por un oneroso proceso de nacimiento; al cruzar el umbral Angelo pesó 6.7 kilos causando que él y su madre estuvieran al borde de la muerte. Este evento fundacional en el que la primera luz se vio envuelta todavía en telerañas ultraterrenas, es una constante fuente creativa en su obra.

Según el Libro Tibetano de los Muertos cuando una persona muere se enfrenta con una serie de alucinaciones fantasmagóricas en su proceso de reencarnar --al menos de que logre seguir la Luz Pura del Vacío del Bardo--; el momento de regresar al canal de la vida en este mundo suele suceder cuando un alma se identifica con una pareja teniendo sexo en la oscuridad: sus padres.

Los vórtices revolventes del karma, cuevas y nidos de desnudas familias energéticas, son representadas en la obra de Musco: una mucosa cósmica de almas.

Así nadando hacia la siguiente dimensión con el cuerpo-proyectil-de-la-mente, escuelas de peces en el mar de la (ir)realidad. Los cuerpos desnudos en el limbo, surcando hacia una luz que podría ser la más grande ilusión.

[Oddity Central]

Nuevas pistas sobre el colapso de la civilización maya

Arte

Por: pijamasurf - 11/29/2011

Estudio climatológico aporta nueva evidencia sobre el colapso de la civilización maya, sugiriendo que, paradójicamente, su notable desarrollo tecnológico en cuestiones agrícolas terminó provocando la sequía que hizo imposible su supervivencia; una historia del pasado de ominosa actualidad.

El colapso de la civilización maya ha sido durante mucho tiempo uno de los enigmas más apasionantes de la arqueología precolombina y, de entre las varias explicaciones dadas para responder este problema, la más factible parecer ser la del colapso ecológico provocado por el poco cuidado que pusieron los mayas en su entorno natural (acaso un escenario profético-reflexivo en el que podríamos mirarnos actualmente).

Ahora nueva evidencia aportada por Ben Cook, climatólogo que trabaja con la NASA y la Universidad de Columbia, contribuye a fortalecer esta hipótesis. Según parece, los mayas deforestaron la región que habitaban, con el fin de hacer espacio a campos de cultivo, que apresuró un proceso de cambio climático en la zona que eventualmente desencadenó su ruina colectiva.

Analizando simulaciones climáticas, Cook pudo determinar que el nivel de precipitaciones anuales cayó un 20% en un período de 150 años, desde el 800 hasta el 950, dice Cook que debido a la tala inmoderada que incrementó un fenómeno conocido como “albedo”: la reflectividad de la superficie terrestre que, en caso de reflejar más luz, hace que el área tenga menos energía para provocar lluvias.

Paradójicamente, los mayas pudieron haber provocado este fenómeno por el avanzado conocimiento que desarrollaron sobre agricultura, técnicas de cultivo y muchos otros fenómenos de diversas índole ligados con estas actividades, tecnologías que, quizá sin saberlo, terminaron conduciendo a una sequía letal que acabó con su civilización.

¿Una historia del pasado?

[io9]