*

X

Se anuncia oficialmente la extinción del rinoceronte negro occidental

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/11/2011

En otro deplorable caso de atentado contra la biodiversidad del planeta, hace unos días se declaró oficialmente la extinción del rinoceronte negro occidental (Diceros bicornis longipes) por parte de la Asociación Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

En otro deplorable caso de atentado contra la biodiversidad del planeta, hace unos días se declaró oficialmente la extinción del rinoceronte negro occidental (Diceros bicornis longipes) por parte de la Asociación Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés). Una especie más que ya solo será posible conocer por registros externos y, lo que es peor, una especie más cuya pérdida desequilibra irremediablemente y no por causas naturales el ecosistema al que pertenecía.

Esta especie de rinoceronte solía habitar en Camerún, donde se le depredó hasta su desaparición sobre todo por cazadores furtivos.

“[El rinoceronte negro occidental] tuvo la mala fortuna de concurrir en lugares donde simplemente no fuimos capaces de brindarle la seguridad necesaria”, dijo Simon Stuart, director de la Comisión para la Sobrevivencia de las Especies de la IUCN.

“Tendrías que imaginar un animal caminando por ahí con un cuerno de oro: eso es lo que ves, ese es su valor y esa es la razón por la cual necesitas una increíble alta seguridad”, agregó Stuart.

Sin embargo, sería injusto responsabilizar a IUCN por la extinción de este rinoceronte. Tampoco la totalidad del género humano está involucrada en esta catástrofe. En realidad los responsables podrían ser fácilmente señalados y ubicados pero, tristemente, ninguna sanción que se les imponga podría reparar esta pérdida.

[io9]

Te podría interesar:

¿Convivir con la naturaleza debería ser un derecho universal o privilegio de unos cuantos?

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/11/2011

En una atractiva propuesta, Tony King, director de Scottish Wildlife Trust, sugiere que el contacto con la vida silvestre bien pudiera considerarse entre los derechos humanos más elementales que todos deberíamos tener garantizados.

Tony King es director de Scottish Wildlife Trust, organización conservacionista que se ocupa del cuidado de la vida salvaje escocesa. Este día King escribió un artículo en el que se pregunta si el acceso a la naturaleza debería considerarse un derecho universal o solo el privilegio de algunos.

«Ningún gobierno ha reconocido el contacto con la naturaleza como un derecho, aunque esto puede y debe generar beneficios para todos en la sociedad», dice King al inicio de su artículo, agregando además que este debería incluirse en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de la Infancia.

Es cierto que algunas otras condiciones, algunas incluso básicas, son mucho más urgentes en varios países, sin embargo, dice King, “las terribles privaciones sufridas por la gente en todo el mundo no deberían cegarnos ante las desigualdades que perviven en nuestro país”.

Y King se refiere sobre todo al hecho de que el acceso a la naturaleza no está visto como un derecho que todos deberíamos tener garantizado por los beneficios que conlleva, particularmente entre los niños. Asegura el autor que “el acceso regular y disponible a un entorno rico en vida silvestre es esencial para la salud y el bienestar de los niños […], esencial para alcanzar una mejor salud, un mejor nivel educativo y un mejor desarrollo social”.

Asimismo, según algunos estudios, los niños que tienen la oportunidad de convivir con la naturaleza tiene una mejor autoestima, confianza en sí mismos, independencia, autonomía e iniciativa que aquellos que desafortunadamente no pueden hacerlo.

Los gobiernos pueden y deben articular un nuevo derecho: que cada niño y joven tenga el derecho de crecer y vivir en un entorno rico en vida silvestre de alta calidad y de fácil acceso a los beneficios físico y mentales, ventajas de desarrollo y oportunidades de juego que ello implica.

Desde esta perspectiva, los derechos humanos aplicados a un contexto de conservación natural adquieren un panorama mucho más amplio, que trasciende los conceptos que habitualmente escuchamos cuando se habla del tema y, además, que incluso en países en vías de desarrollo podrían implementarse paralelamente a las necesidades más apremiantes.

[Guardian]