*

X

Se anuncia oficialmente la extinción del rinoceronte negro occidental

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/11/2011

En otro deplorable caso de atentado contra la biodiversidad del planeta, hace unos días se declaró oficialmente la extinción del rinoceronte negro occidental (Diceros bicornis longipes) por parte de la Asociación Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

En otro deplorable caso de atentado contra la biodiversidad del planeta, hace unos días se declaró oficialmente la extinción del rinoceronte negro occidental (Diceros bicornis longipes) por parte de la Asociación Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés). Una especie más que ya solo será posible conocer por registros externos y, lo que es peor, una especie más cuya pérdida desequilibra irremediablemente y no por causas naturales el ecosistema al que pertenecía.

Esta especie de rinoceronte solía habitar en Camerún, donde se le depredó hasta su desaparición sobre todo por cazadores furtivos.

“[El rinoceronte negro occidental] tuvo la mala fortuna de concurrir en lugares donde simplemente no fuimos capaces de brindarle la seguridad necesaria”, dijo Simon Stuart, director de la Comisión para la Sobrevivencia de las Especies de la IUCN.

“Tendrías que imaginar un animal caminando por ahí con un cuerno de oro: eso es lo que ves, ese es su valor y esa es la razón por la cual necesitas una increíble alta seguridad”, agregó Stuart.

Sin embargo, sería injusto responsabilizar a IUCN por la extinción de este rinoceronte. Tampoco la totalidad del género humano está involucrada en esta catástrofe. En realidad los responsables podrían ser fácilmente señalados y ubicados pero, tristemente, ninguna sanción que se les imponga podría reparar esta pérdida.

[io9]

Una especie de camarón limpiador hermafrodita vive naturalmente con una sola pareja, y si entra en contacto con otros camarones combate hasta restablecer su monogamia.

La Lysmata amboinensis es una especie conocida también como “camarón limpiador”, un crustáceo que habita en el Mar Rojo y en las región tropical donde los océanos Índico y Pacífico se encuentran.

Una de sus características principales, además de su natural hermafroditismo, es que forma parejas monogámicas para reproducirse: los especímenes son machos en una primera etapa de su vida pero con el tiempo desarrollan los órganos femeninos necesarios para procrear y, como no pueden fertilizarse a sí mismos, la pareja de camarones se turna para incubar los huevos. Curiosamente, este proceso que parece totalmente pacífico y apacible, se altera hasta niveles fatales si otros camarones de la misma especie se unen a la vida cotidiana de la pareja.

En un experimento realizado en la Universidad de Tubinga, un grupo de científicos introdujo en grupos de dos, tres y cuatro camarones limpiadores de casi idéntico tamaño en peceras distintas. El alimento que se les proporcionaba era prácticamente ilimitado, así que no parecía haber motivo para pelar. Sin embargo, después de 42 días, en los tanques con más de dos camarones se suscitó un violento enfrentamiento que se detuvo, en todos los casos, únicamente cuando dos camarones sobrevivieron.

De acuerdo con Janine Wong, una de las participantes en esta investigación, la monogamia es tan importante en el caso de los camarones limpiadores porque ese hábito de “limpiar” para obtener su alimento los obliga a comportarse bajo la premisa de que más camarones significa menos alimento tanto para ellos como para sus crías y, dado que el tamaño del cuerpo se relaciona con el número de huevos producidos, una población mayor disminuiría el potencial individual de procreación.

Se trata sin duda de un comportamiento sui generis en la naturaleza animal: un individuo que defiende hasta la muerte su monogamia, al parecer con el único fin de asegurar la supervivencia de su especie.

[io9]