*

X

Prototipo de lentes de contacto lleva el correo electrónico directo a tus ojos

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/28/2011

Desarrollan lentes de contacto con los que el correo electrónico y eventualmente cualquier texto llegaría directo a los ojos.

Investigadores de la Universidad de Washington desarrollaron un par de lentes de contacto con los que es posible leer directamente en su superficie los correos electrónicos y otros textos recibidos desde Internet.

Por lo pronto los lentes son solo un prototipo que necesita perfeccionarse, pero ya ha superado algunas pruebas. Se han probado, por ejemplo, hasta por 20 minutos en conejos sin aparentes efectos adversos, aunque todavía resta saber su impacto en la estructura ocular humana, sobre todo por las temperaturas que el aparato podría desarrollar en su funcionamiento y los químicos necesarios en su construcción. Asimismo, otro de los obstáculos por superarse será su fuente de energía, pues por ahora depende de un sistema wireless conectado a una pequeña batería que no debe encontrarse a pocos centímetros de distancia.

Con todo, el dispositivo es incluso en su forma actual sorprendente por la nanotecnología que requirió en su diseño: metal de pocos nanómetros de espesor, casi una milésima del grosor de un cabello humano y diodos emisores de luz con un ancho de la tercera parte de un milímetro; los componentes eléctricos, reducidos a polvo, ser rociaron sobre una hoja de plástico flexible y, finalmente, por un procedimiento que se conoce como auto-ensamblaje y que tiene como base el fenómeno físico de la capilaridad, cada pieza por su forma toma el lugar que le corresponde, ajustándose en su posición exacta y previamente dispuesta.

Luego de resolver los problemas presentados, los investigadores esperan incrementar la resolución de las imágenes proyectadas en los lentes y, quizá, emplearlos como un sistema de navegación que indique a su usuario qué camino seguir o, en otro contexto, que al mirar algo el lente nos proporcione información adicional sobre el objeto, cualquiera que este sea.

[inhabitat]

Arrojar excremento pudo determinar el desarrollo de un cerebro superior en los homínidos

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/28/2011

Estudiando a chimpancés que arrojan objetos (especialmente sus heces) un grupo de científicos sugiere que este gesto tan aparentemente sencillo fue importantísimo para desarrollar habilidades cognitivas más complejas.

Aunque suene un poco extraño, el hecho de tomar un objeto y arrojarlo voluntariamente y con un fin específico pudo ser uno de los gestos decisivos para que nuestros antepasados desarrollaran un cerebro distinto al de otros primates inferiores.

Al menos esta es la hipótesis que maneja el psicólogo Bill Hopkins y otros de sus colegas de la Emory University. Según ellos, hay varios procesos cerebrales implicados en ese aparentemente simple hecho de arrojar objetos, en particular habilidades cognitivas y de lateralización que se dan en el hemisferio izquierdo del cerebro. Además, teniendo en cuenta que el desarrollo del lenguaje también pertenece a este hemisferio, tiene sentido pensar que arrojar objetos haya sido uno de los primeros intentos por comunicarse y formar una lengua, acaso uno de los primeros antecedentes del complejo sistema que nuestra especie fue capaz de crear.

Apoyando su hipótesis en el estudio de chimpancés —los parientes evolutivos vivos más cercanos al ser humano y también una de las pocas especies de primates en las que se observa este comportamiento, en especial con sus heces— el grupo que dirige Hopkins examina las dificultades cerebrales que representa arrojar un objeto, los nada sencillos cálculos que son necesarios para realizar esta acción que, mirada con detenimiento, no parece tan trivial como al principio. El peso del objeto a lanzarse, la fuerza del lanzador, la distancia del objetivo son solo tres variables necesarias en la ecuación que determina el éxito o el fracaso del gesto, y aun cada una de estas supone un conocimiento detallado de cada una. De ahí que otros psicólogos y antropólogos consideren que lanzar objetos detona una cascada cognitiva que deriva en una forma superior de pensar.

Examinando el cerebro de chimpancés que arrojan objetos de manera frecuente y precisa, Hopkins encontró un mayor desarrollo en las conexiones entre el córtex motriz, donde las acciones físicas se coordinan, y el área de Broca, que es en el cerebro humano una zona determinan en la producción del habla. Una mejor habilidad para lanzar objetos significa un hemisferio izquierdo mucho más sofisticado.

En suma, una interesante sugerencia que nos hace pensar a qué gestos tan mínimos, tan aparentemente desdeñables, debemos nuestra naturaleza y desarrollo tal y como los conocemos.

[Wired]