*

X
Fotógrafo indio capta una magnifica imagen de un pavo real levantando vuelo, la cual trae recuerdos del ave fénix, el poderoso símbolo del renacimiento a través del fuego.

Esta extraordinaria imagen de un pavo real volando —abriendo las alas en una celeste crucifixión— ha circulado en Internet recordando a algunos la poética leyenda del ave fénix. La imagen fue tomada por un aficionado indio a la naturaleza, Kulashekara, y destaca por capturar en todo su esplendor el vuelo de un ave que comúnmente se observa anclada a la tierra, pero que durante el vuelo reluce con los colores del sol naciente en sus alas y las joyas relumbrantes de su cola.

El pavo real es históricamente el ave que más semejanzas tiene con el fénix; al igual que el fénix, para el cristianismo el pavo real simbolizó la resurección y la inmortalidad (y por lo tanto a Cristo). Los egipcios, probablemente por su similitud descriptiva con el fénix, consideraban al pavo real un ave sagrada. Por su belleza, es comprensible que el pavo real fuera el ave favorita de la suprema diosa griega Juno.

En China se dice que  la cabeza del Ave Fénix guarda semejanza con el cielo, los ojos al sol, la parte trasera a la luna, sus alas al viento, las patas a la tierra  y su cola a la distancia. 

Jorge Luis Borges, en su Libro de los Seres Imaginarios, dice del fénix:

«Los antiguos creyeron que, cumplido ese enorme ciclo astronómico, la historia universal se repetiría en todos sus detalles, por repetirse los influjos de los planetas; el Fénix vendría a ser un espejo o una imagen del universo. Para mayor analogía, los estoicos enseñaron que el universo muere en el fuego y renace del fuego y que el proceso no tendrá fin y no tuvo principio».

 

El ciclo de vida de un hongo retratado en una animación al estilo de las viejas películas silentes.

El reino fungi, uno de los más singulares del mundo natural, posee sus propias leyes y particularidades, y esto es especialmente evidente en la manera que tiene de reproducirse. A diferencia de otros seres vivos, los hongos perpetúan su especie por medio de mecanismos celulares reproductivos que a primera vista podrían parecer sumamente complejos.

Sin embargo, gracias al video que aquí presentamos este proceso se hace totalmente comprensible. La animación es obra de Thomas Beg y está hecha a imitación de las primeras proyecciones cinematográficas: muda, monocromática, con las cortinillas en el momento preciso en que se requiere o se anticipa una explicación. La música, elemento imprescindible de toda película de aquella época, corrió a cargo de Harry Raderman.

Así que aquí lo tienes: si algún día te preguntaste cómo se reproducen los hongos, cómo aparecen misteriosamente en ese rincón húmedo afuera de tu casa, si necesitas urgentemente saber de esto, quizá aquí encuentres algunas respuestas.

Por cierto, el protagonista de la animación es el célebre Amanita muscaria, uno de los hongos preferidos en Pijama Surf.

Más videos de divulgación científica como este, auspiciados por la Universidad para las Artes Creativas y la Universidad de Kent, en el blog The Spectacular Science.

[Dangerous Minds]