*

X
Video muestra la maestría de los pulpos para generar ilusiones ópticas y mimetizarse con cualquier entorno.

pulpo escondiendose con camuflaje

Los pulpos son una de las especies animales más formidables del planeta. No solo acceden a la comunicación telepática o tienen tres corazones, sino que manifiestan una espectacular diversidad de habilidades bio-cognitivas, como el hecho se que su sistema neuronal está distribuido en su cabeza, pero también a lo largo de sus tentáculos, y que son capaces de almacenar experiencias (memoria) a corto y largo plazo. Pero en este video se muestra otro de sus más admirables talentos: su maestría en el ilusionismo óptico. Los pulpos ejercen un control "total" sobre su piel, lo cual no solo les permite adquirir diversos colores como camuflaje, sino que también pueden variar las texturas de su dermis. La suma de estas dos habilidades permite que estos inspiradores cefalópodos repliquen, literalmente, cualquier elemento presente en su entorno.

 

Delfines en Australia han aprendido a utilizar conchas marinas para atrapar peces y luego cenárselos en ese inventivo plato, en una conducta que parece estar transmitiéndose de forma horizontal.

Podríamos estar presenciando un brillante caso de evolución adaptativa, horizontal, en el que posiblemente información se transmite dentro de una especie a través de una resonancia mórfica. Astutos delfines han incorporado una técnica de usar conchas para atrapar peces, usando este cul-de-sac marino para asegurar su cena

Pero lo asombroso es que si bien esta técnica ya había sido observada por investigadores de la Universidad de Murdoch en Australia, en diciembre de 1996, de esa fecha al 31 de  julio de 2007 solo fue observada seis veces. En contraste, durante los últimos 4 meses ha sido observada más de seis veces, haciendo pensar a los científicos que la conducta podría estar esparciéndose de forma horizontal.

Los delfines de Shark Bay aprendieron antes a usar una esponja para proteger su sensible hocico de la arena del fondo del mar cuando sondean peces a esa profundidad. Pero este comportamiento se transmitió de madre a hija.

Lo intrigante de este comportamiento es que podríamos estar ante la presencia de innovación cetácea transmitida en forma "horizontal", según sugiere el investigador Simon Allen. 

"La idea notables que hay una interesante posibilidad de que están manipulando el objeto de antemano. Y luego eso puede cambiar al usar la concha como una herramienta", dice Allen.

Existen varios animales que han sido observados usando herramientas —entre ellos, los cuervos, los elefantes, los monos y los delfines—,  pero este caso podría ser extraordinario si esta conducta logra extenderse más allá de una población local hacia toda una especie. De suceder esto podríamos estar presenciando la diseminación de una conducta a través de una resonancia mórfica dentro del campo de información que comparte una especie, algo que ha teorizado el biólogo Ruper Sheldrake de manera fascinante.

Otra manera espectacular de cazar que tienen los delfines es "pastorear" a un cardumen para que se agrupe como una masa casi uniforme a través de la cual se disparan, agenciándose un almuerzo profuso:

[Reuters]