*

X

Top 10: flores más venenosas del mundo

Por: pijamasurf - 07/10/2011

Entre el veneno y la belleza está la paradoja (la perfección natural más allá de la razón): ¿Cuáles son las 10 flores más venenosas del mundo?

palma de christi, una de las flores más venenosas del mundo
La conjugación de los conceptos flor y veneno podría representar para muchos de nosotros un oxímoron. Estos dos elementos pocas veces suelen asociarse culturalmente y mientras uno, la flor, está respaldado por arquetipos como el de la belleza, la armonía y la frescura, el otro se asocia con muerte y padecimiento (aunque hasta cierto punto también guarda una naturaleza un tanto poética). De algún modo una flor venenosa recuerda al prototipo de la femme fatale, aquella mujer hipnóticamente sensual que sin embargo terminará por destruirte.

A continuación presentamos las diez flores más venenosas del planeta:

10) Adelfa (Nerium oleander)

Deslizándose entre el blanco y el magenta, esta bella flor es considerada una de las plantas más tóxicas del mundo. En caso de ingerirse puede ser mortalmente venenosa y aparentemente, si se quema, el humo que emana de su combustión puede ser altamente intoxicante.

9) Narciso (Narcissus)

Popular habitante de los jardines hogareños, el narciso esconde múltiples toxinas para el organismo humano que pueden provocar, además de una severa intoxicación intestinal, la deshidratación.

8- Dragoneta (Dracunculus vulgaris)

Esta lúgubre flor "odia" la luz del sol y alcanza alturas cercanas al metro y medio. Además de que cualquiera de sus partes es tóxica para el consumo humano, cuando florece desprende un aroma a podredumbre que sirve para atraer a las moscas y así garantizar su polinización.

7) Dedalera (Digitalis purpurea)

Una de las más hermosas y ponzoñosas flores es la Dedalera, la cual por cierto también tiene uno de los más atractivos nombres científicos. Comer una de estas flores no solo te ocasionará diarrea, vómito y dolor bucal, también provocará arritmias cardiacas en tu organismo.

6) Hortensia (Hydrangea macrophylla)

La hydrangea es un tipo de hortensia originaria de Japón que entre otros secretos que guarda en sus pétalos para ti, se encuentran el debilitamiento físico, sudoración intensa, diarrea, vómito y urticaria.

5) Anturio (Anturium)

Una típica flor ornamental que puede encontrarse en casas de prácticamente todo país alrededor del mundo. El anturio, además de portar un atractivo color rojo encendido, tiene toxinas suficientes para producirte una duradera sensación de quemadura en la boca, la cual eventualmente transmutará en múltiples ámpulas.

4) Crisantemo (Chrysanthemum)

Esta protagonista de múltiples poemas dulces resulta, paradójicamente, nociva para el ser humano. La mayoría de las cerca de 200 especies de crisantemos pueden generarte reacciones alérgicas e inflamación dérmica.

3) Rododendros o azaleas (Rhodonderon)

Otro ícono de la dulzura que reina en las casas de millones de abuelitas alrededor del mundo. Ingerir esta flor puede provocarte, además de nausea y diarrea, debilitamiento muscular e incluso pérdida temporal de la vista.

2) Acónito (Acontium)

El intenso azul, casi púrpura, que caracteriza a esta bella flor de jardín podría ser el último color que vieras en tu vida si decidieras ingerir una cierta cantidad de estas flores. Apenas unas gotas del extracto de su raíz bastan para paralizar tus músculos cardiacos o tu sistema respiratorio en pocos minutos.

1) Ricino o Palma Christi (Ricinus Comunnis)

Esta flor de color rojo intenso y con forma de una estrella tridimensional de múltiples puntas, ostenta el título como la flor más venenosa del mundo según los Récords Guinness. Un microgramo de su veneno, concentrado principalmente en las semillas, bastaría para matar a una persona adulta.

 

Hombre luchando contra dragón en la nebulosa de Orión: ¿mensaje oculto en las estrellas?

Por: Aleister Cromby and Witch - 07/10/2011

La imagen de un hombre luchando contra un dragón en la nebulosa de Orión nos hace preguntarnos si es simplemente un caso más de pareidolia o un poderoso símbolo grabado en los velos del cosmos.


El dragón es uno de los grandes símbolos en la historia de la psique humana, simbolizando por igual la sabiduría, la energía creativa y también las fuerzas malignas. Para Carl Jung, el mito medieval del héroe que corta la cabeza del dragón representaba un proceso mental arquetípico en el que el héroe de su propia psique atraviesa el oscuro bosque de su inconsciente para afrontar su sombra (y los monstruos de su propia persona) para al hacerlos conscientes, iluminarlos (o asesinarlos), encontrar la sabiduría de la serpiente, el kundalini, llegando a un proceso de individuación desde donde es posible crear.

Tal vez como arriba es abajo y como adentro es afuera y la historia humana de manera enigmática es un reflejo de la historia cósmica, somos actores de un patrón de información, de una especie de código tanto simbólico (narrativas fractales) como matemático que se manifiesta en nosotros. Quizás las imágenes arquetípicas que yacen en el fondo de nuestra mente desde el principio de nuestra historia también yacen en el espejo del universo, como pinturas rupestres en la cueva del espacio sideral. Una tendencia de las formas primordiales y de las grandes narrativas simbólicas a dibujarse en una mente que no necesita de un cuerpo para grabar su memoria.

Si bien esto es una sobrepoetización o sobresignificación de algo que bien podría explicarse como una mera pareidolia (como ver seudoepifánicamente el rostro de Jesús en un tocino, la Virgen en un condón), la constante aparición de formas que tienen un profundo significado para el ser humano en el espacio sideral nos hace preguntarnos, de forma pagana, si las nebulosas y las constelaciones no son en realidad una especie de pantalla que se comunica con nosotros de forma simbólica, deletreando nombres secretos con estrellas y polvo cósmico. El universo entero como un metatexto, un lenguaje luminoso aún no decodificado pero si intuido y ensoñado.

El dragón y el caballero luchando en el cielo, en la nebulosa de Orión, un poco al sur del famoso cinturón del Cazador. Esta nebulosa es la generatrix de estrellas más cercana que tiene la Tierra. Curiosamente aquí los mayas ubicaban Xibalba, el inframundo, pero también según algunas leyendas el axis mundi del universo. En la mitología moderna, los llamados reptilianos, supuestos overlords planetarios, provienen de Alpha Draconis, en la constelación de Orión. La simbología no es poca: ¿debe el hombre descender al inframundo para luchar contra el dragón y liberarse del yugo de eones para convertirse en el creador de un nuevo orden cósmico? ¿Es Orión una especie de estampa postal del Gran Programador, en un universo donde todo está vivo y comunicándose ?

[Bad Astronomy]