*

X

Físicos crean luz de la nada usando un espejo

Por: pijamasurf - 06/07/2011

¿Existe el vacío? En un acto que simula la divinidad, un fiat lux cuántico, científicos convierten fotones virtuales en fotones reales, absorbiendo con un espejo energía del vacío

La física cuántica tiene una cualidad espectral que destruye toda lógica. Una de sus más extrañas predicciones, que el vacío en realidad contiene una serie de partículas virtuales que entran y salen de la existencia, parece haber sido confirmada por un grupo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Chalmers en Gotenburgo. De forma cuasidivina, este equipo ha logrado crear luz del vacío usando espejos en movimiento.

La física cuántica sostiene que existen estas partículas virtuales que desaparecen y reaparecen en la espuma cuántica, pero que pueden tener efectos tangibles. Por ejemplo: si dos espejos son colocados extremadamente cerca, los tipos de partículas virtuales, o fotones, que pueden existir entre ellos pueden estar limitados. Este límite significa que más fotones virtuales existen afuera de los espejos que entre ellos, creando una fuerza que junta las placas. Esto es lo que se conoce como 'la fuerza de Casimir', la cual en casos así es suficientemente fuerte para ser medida.

Por décadas, científicos han teorizado que un efecto similar puede producirse en un solo espejo que esté moviéndose muy rápido. Según la teoría, un espejo puede abosrber energía de fotones virtuales a su superficie y luego reemitirlos como fotones reales. Este efecto solo funciona cuando un espejo se mueve a través del vacío con una velocidad cercana a la de la luz, prácticamente imposible de alcanzar con los aparatos mecánicos con los que se cuentan hoy día.

Los científicos lograron burlar este problema utilizando un  dispositivo superconductor de interferencia cuántica (SQUID) que es extraordinariamente sensible a campos magnéticos y que consigue modular la velocidad de la luz.  El equipo diseñó un circuito superconductor a través del cual el SQUID actuó como un espejo. Pasar un campo magnético a través del SQUID movió un poco al espejo, y ajustar la dirección del campo magnético miles de millones de veces por segundo hizo que se "estremeciera" a un 5% de la velocidad de la luz, una velocidad suficiente para ver el efecto.

El resultado desató una lluvia de fotones de microondas en el vacío. La frecuencia de los fotones fue casi la mitad de la frecuencia a la que estremecieron el espejo, como predice la teoría cuántica.

El experimento ha sido alabado por colegas de los físicos suecos, aunque por el momento tenga pocas aplicaciones prácticas, ya que no genera una gran cantidad de fotones. Sin embargo, si se logra hacer que aparatos micromecánicos lleguen a una velocidad suficiente, se podría generar una buena cantidad de luz del vacío (ese acto por antonomasia divino, un fiat lux cuántico).

Por otra parte el experimento tiene algunas implicaciones filosóficas, sobre todo en cuanto a la noción lógica que se tiene de la existencia de un "vacío". Algo que parece ser puesto en entredicho con esta espuma cuántica rebosante de partículas virtuales que se vuelven reales a través de una especie de prestidigitación de la materia. Como si en la nada estuviera la potencia permanente de la luz, dormitando, en un sueño virtual holográfico esperando ser llamada a la existencia por la aplicación de un espejo en movimiento —el acto de la observación, la luz que se observa a sí misma.

Curiosamente en la tumba del legendario padre de la Orden de los Rosacruces, Christian Rosenkreuz, se encontró la inscripción "NEQUAQUAM VACUUM",  "el vacío no existe".

[NATURE]

 

Playboys tras las rejas: la prisión venezolana que es una fiesta de bikinis y reggeaton

Por: pijamasurf - 06/07/2011

La prisión de San Antonio en la Isla Margarita cuenta con un DJ, piscinas, mujeres en bikini, peleas de gallos y demás distracciones

Adentro de la prisión se escucha reggaeton en los altosparlantes, chicas voluptuosas mueven sus caderas en bikini bajo, el sol del Caribe ocasionalmente echándose un chapuzón en la piscina, el humo de la marihuana embalsama el aire, pinturas del logo de Playboy llenan las paredes como el sello de la casa y los reos se pavonean ampliamente, algunos con armas de alto calibre. Esta fiesta es la prisión de San Antonio en la Isla Margarita en Venezuela, donde los reclusos tienen las riendas de la acción.

La mayoría de los internos llegaron ahí por tráfico de drogas y sobra decir que no es una prisión de máxima seguridad. Las instalaciones de San Antonio cuentan con más de tres albercas financiadas por los mismos presos —donde sus familias se regodean—, los visitantes van a la prisión a comprar drogas —ya que solo catean al entrar pero no al salir— y la joya de la corona: una arena para peleas de gallos que genera una buena cantidad de ingresos para estos playboys detrás de las rejas.

Un prisionero con cámara y laptop sirve como el fotógrafo especial de las fiestas, realizando montajes de los prisioneros en Photoshop en los que aparecen con chicas y autos viviendo la buena vida.

“Encuentro difícil explicar lo que es vivir aquí”, dice Nadezhda Klinaeva, quien cumple una sentencia por tráfico de drogas. “Este es el lugar más extraño en el que jamás haya estado”.

¿Quién lo habría de decir? Muchos seguramente se harían encerrar en esta cárcel solo por pasar unos cuantos días de diversión.

[Ver video de esta prisión en el NY Times]