*

X
El origen del bosque de pinos oblicuos en Gryfino, Polonia, es un misterio, ¿era su destino ser muebles para el servicio secreto alemán o son parte de una secreta danza curvilínea de la naturaleza?

 

Como si quisieran mostrar una inclinación estílistica,  400 pinos en un rincón del oeste de Polonia crecen con una curvatura de 90 grados en su base, dándole un toque femenino y agraciado a la generalmente excrecencia faliforme de los coníferos.

Existen varios mitos alrededor de este bosque ubicado en Gryfino y poca información fidedigna, pero la versión más repetida es que fueron plantados en la década de los 30 con intervención humana con el fin de ser convertidos en muebles; se dice incluso que fueron los carpinteros del servicio secreto alemán los que curvaron los árboles con dispositivos mecánicos. Sin embargo, los pobladores locales señalan que los troncos no son adecuados para fabricar muebles, y que se debe a un extraño patrón natural. De lo que no hay duda es que este bosque es un gran escenario para jugar "encantados" con un spin.

 

FORESTA-STORTA-1

in-the-mysterious-crooked-forest-of-western-poland-roughly-400-pine-trees-all-grow-with-a-90-degree-bend-at-the-base-the-reason-behind-the-curved-trees-remains-unknown-to-this-day

 

[Discovery]

Plantas evolucionaron para hacer sonidos agradables para los murciélagos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 06/30/2011

La planta Marcgravia evenia desarrolló en su evolución unas hojas acústicamente amigables para la ecolocación de los murciélagos, sus polinizadores.

magrovia-evenia-murcielagoSe sabe que las plantas seducen evolutivamente a sus polinizadores con colores brillantes en sus flores y atractivas fragancias, pero pocos sospechaban que sus artes de supervivencia también abarcan el espacio aural.

La Marcgravia evenia recurre a los murciélagos para polinizar sus flores y, ya que el murciélago depende de la ecolocación, ha desarrollado hojas que son atractivas por su sonido. Las hojas de  esta planta tienen una forma de disco con curvas cóncavas; cuando los murciélagos vuelan por las cercanías, las hojas regresan un eco que es más alto y amplio que el de las demás plantas, haciendo que sea más fácil para estos peculiares mamíferos detectarlas y reducir el tiempo de navegación hacia su follaje.

El resultado de esta técnica de evolución acústica: murciélagos contentos y más Marcgravia evenia.

[Io9]