*

X

El mega-ritual sincromístico de 9/11

Por: pijamasurf - 05/06/2011

El blogger sincromístico Jake Kotze utilizando la sincronicidad y la resonancia en la cultura pop descubre las llaves que abren el stargate en el ritual masónico del 11 de septiembre del 2001

El blogger sincromístico Jake Kotze es quizás una de las personas con más talento en el planeta para encontar conexiones resonantes o como el las llama “casualidades significativas”. A veces Kotze, quien acuñó el término sincromisticismo, toma ayahuasca en su hogar de Winnipeg, Manitoba, e hila la madeja dorada, collar de Indra, que une y refleja todos los acontecimientos del universo y los nodos de  (auto)percepción. Kotze utiliza las sincronicidad dentro de la cultura pop para entender el proceso de desdoblamiento de la conciencia cósmica.

"La gnosis es el conocimeinteo verdadero, conocimiento descubierto la fuente. La sincronocidad te dirige a la fuente, así que en cierta forma son inseparables".

En el caso de los ataques del 11 de septiembre del 2001, Kotze nota que las Torres Gemelas resuenan con los dos pilares, Joachim y Boaz, que encuentras en todos los templos masónicos y el Pentágono es una pentagrama velado que verías en el piso de una sala masónica –la estrella resplandeciente-.

De manera sobresaliente en el contexto asociado, muchas películas y producciones artísticas muestran un conocimiento inconsciente del 911 mostrando la caída de las Torres Gemelas, previamente a este acontecimiento. “Una cantidad alaramente que te hace pensar que el artista tenía conocimiento inconsciente de 9-11, ya que  9-11 parece ser un evento tan potenete que afectó las cosas no-localmente” (no-localmente es un efecto cuántico en el que la información se transmite  instantáneamente a distancia sin tener contacto directo).

Kotze ha investigado una serie de conexiones entre las Torres Gemelas y el evento que sucedió el 9-11 --un evento de transformación de conciencia o apertura del stargate (portal dimensional).  Una interesante resonancia ocurre en la figura de Kurt Russel, quien en la película “Escape in New York” aterriza en las Torres Gemelas y en  la película "Stagate" es la primera persona en abrir este portal dimensional  para llegar a las pirámides de Giza. Las  dos grandes pirámides de Giza (la terecera es equivalente al WTC 7) son la fuente de los dos pilares masónicos a través del templo de Salomón. A un lado de las Torres Gemelas se construyó  la torre Hilton Milennium, una torre inspirada en el monólito negro de  “2001: Odisea en el Espacio”, el cual en esta película abre justamente el Stargate.

En los siguientes dos videos Kotze amplía su visón sincromística de los eventos  y la estructura rituálistica del 911. Sin duda algo para abrir la mente y conectarla con los puntos distantes del cosmos.

 

Te podría interesar:
Una serie de incongruencias, contradicciones y mentiras apuntan a que el gobierno de Obama está contando al mundo un nuevo cuento de fantasmas y piensa que, como perfectos y útiles idiotas, nos lo volveremos a creer

La novelista británica Virginia Woolf dijo que “es mucho más difícil matar a un fantasma que a una realidad”, algo que en estos momentos está descubriendo el gobierno de Barack Obama con el caso de Osama bin Laden.  No es tan fácil montar una operación para matar a un mito, matar a un fantasma, matar a un hombre que  ha perdido toda realidad -ya sea porque ya estaba muerto o porque se ha convertido en una ilusión colectiva, manipulado por una agenda política. Si a esto se le suma una conspicua negligencia (o una guerra interna) dentro del gobierno de Estados Unidos y sus mecanismos de comunicación, tenemos un caso que resulta a lo menos dudoso (tan dudoso como un trémulo bisturí que busca porfiado penetrar nuestro cerebro para realizar una lobotomía).

La narrativa mitopolítica de Osama bin Laden se ve encharcada no sólo por esta contradictoria operación Geronimo (cuyo nombre es en sí contradictorio: Geronimo el héroe militar renegado, cuyo esqueleto fue robado por los Skull and Bones), arrastra más de diez años de desinformación, empezando por la creación y entrenamiento de Al-Qaeda y Osama bin Laden durante la administración de Reagan por la CIA durante la Operación Ciclón. A lo que le sigue el ataque de las Torress Gemelas del 9-11, un ataque del cual se culpó a bin Laden inexorablemente (aunque el FBI nunca encontró evidencia de sus responsabilidad, William Cooper había predicho antes de que se realizará que se le culparía a bin Laden).  Y por supuesto los 10 años de cacería a través de los cuales se apiló una enorme cantidad de desinformación, entre versiones conspiratorias y oficiales, creando una plasta tan indecidible como el inaccesible teorema de Godel.

Al enfrentarnos con este caso debemos de considerar que la información a la que nos acercarnos ha sido manipulada, tergiversada y prostituida en todas las formas imaginables. Esto es lo que ocurre cuando se multplica un fantasma, cuando se copula con un fantasma hasta el infinito (y con esto queremos decir que bin Laden no existió, simplemente que el bin Laden que el mundo conoce es la máxima manifestación de un espectro generado por los mecanismos de producción de realidad del estado y sus brazos mediáticos: es justamante lo que llamaba Baudrillard un simulacro, un ser hiperreal, bin Laden es el Micky Mouse del terrorismo). Esto es lo que sucede cuando tantas personas describen su visión de un fantasma, se crean diversas realidades irreconciliables.

Primero intentemos analizar a los cazafantasmas.

Obama anunció el domingo pasado que habían asesinado a bin Laden con un eufórico "WE GOT HIM" y poco después se supo que su cuerpo había sido arrojado al mar, destruido, dándole un apresurado funeral conforme a la religion islámica.  Sin embargo, expertos islámicos han manifestado que este funeral poco tiene de tradicional y en cambio parece una violación sacrílega de sus tradiciones. Curiosamente el argumento fundamental de Obama para no mantener el cuerpo o tomarle fotos al cadáver era que esto propicaría un encono y una posible reacción violenta; los expertos islámicos advierten que sus exequias, contrarias a las costumbres religiosas, podrían generar justo esto: una violenta venganza.

El director de la CIA, Leo Panetta, había dicho que revelarían una imagen de la muerte de Osama al público ya que era importante probar su muerte. Días después Obama señaló que no se darían a conocer fotos de la muerte de bin Laden, ya que las imágenes son impactantes y sanguinarias y no quería provocar reacciones de venganza (o hacer creer al mundo que se estaba burlando de bin Laden, pissing on his grave).  Sin embargo, esta version es altamente cuestionable ya que después de una supuesta heróica batalla de fuego contra fuego se supo que el operativo de los Navy Seals encontró a Osama desarmado. Entonces, ¿por qué no pudieron tomar una  foto de este hombre que habían perseguido por años ante la razonable duda del mundo entero y  acallar al esceptisismo con algo de evidencia? Versiones dicen que Osama hizo un movimiento que fue percibido como si fuera a buscar una arma (antes se había manejado ridículamente que había usado a su esposa como escudo).  Pero esta versión se contradice con la version que están manejando para probar la muerte de bin Laden, supuestas declaraciones de la hija de Osama que señala que su padre fue capturado vivo y luego matado ante sus ojos. ¿Si lo capturaron vivo, por qué  no se tomaron una foto con el Gran Pez? Y también, si Osama bin Laden es el líder mundial del terrorismo, acaso no les interesaba obtener los secretos de su operación, ¿por qué no torturarlo un poco como suelen hacer para que hablará, después de todo ahí estaban sus hijas, una situación ideal para hacerlo hablar? Pero se nos olvida que la moral de Estados Unidos jamás haría algo así.

La administración de Obama fue sorprendida en una crasa mentira, luego de que la CIA admitió que no hubo ninguna transmisión en vivo de la captura de Bin Laden. Sin embargo, esta imagen en el “Situation Room”, fue transmitida por todos los medios del establishment, incluyendo el NY Times, bajo la versión oficial de que Obama, Hillary demás staff siguieron en tiempo real la captura del Lobo Feroz.  Lo cual aparentemente es una gigantesca mentira que nos hace recordar la historia de “Pedro y el Lobo”. ¿Por que creerles entonces lo demás?

Este tipo de engaños parecen abundar, una versión oficial supuestamente confirmó el ADN de bin Laden, aparentemente usando muestras tomadas de la hermana de Osama de un hospital de Boston. Ese mismo hospital ha dicho que la hermana de bin Laden nunca estuvo ahí.

Por otra parte, mientras que versiones oficials decían que Pakistán no tuvo que ver en la protección de bin Laden, el director de la CIA dijo Pakistán o protegió a bin Laden o es completamente incompetente.

Habitantes de Abbotabad dijeron a Al-Jazeera que viviendo años en la zona jamás se enteraron de que bin Laden viviera ahí y que conocían perfectamente la zona. Aunque la CIA ha dicho que montó una casa de vigilancia en la zona meses atrás.

De forma extraña como si fuera obra del Cosmic Joker en Google Maps ya aparecía la casa donde se encontró supuestamente a bin Laden como “un parque de atracciones” etiquetado como la casa de Osama, esto antes de su muerte.

En este video se hace una exposición notablemente clara de las inconsistencias en la muerte de bin Laden y la información previa que apunta a que bin Laden murió en el 2001 de una enfermedad en el riñón. Es intersante notar que después del 9-11 bin Laden había dicho que él no era responsable de los ataques de las Torres Gemelas y que como musulmán él buscaba decir la verdad. Días después de su aparente muerte en diciembre del 2001 apareció un nuevo bin Laden diciendo que aceptaba su autoría de los ataques y llamaba a una Guerra Santa. En 2007 un instituto suizo que provee servicios de seguridad a bancos encontró que 15 videos que la CIA llamó auténticos de Osama tenían incongruencias y que la voz no pertenecía a la misma persona.

Dos de los testimonios más signifcativos vienen del tres veces  subsecretario de estado  Dr Steve Pieczenik, experto inteligencia militar, quien reveló en el show de Alex Jones, que Osama murió en el 2001 del trastorno de Mafran, una enfermedad  que se le había diagnosticado antes del 9-11 por lo cual fue el personaje ideal para crear la narrativa de la guerra contra el terror. Steve Pieczenik había dicho esto desde el 2001. Pieczenik dijo también que un general bajo Paul Wolfowitz le había dicho que el 9-11 había sido un autoatentado y que está dispuesto a testificar bajo juramento el nombre de este general.

También en el show de Alex Jones, el ex subsecretario del Tesoro bajo la administración de Reagan y exdirector editorial del Wall Street Journal, Paul Craig Roberts, confirmó la version de Steve Pieczenik y alabó el valor de este hombre de salir en público con esta información sin temer por su vida. Paul Craig Roberts analiza también las incongruencias en el manejo de la información de la muerte de bin Laden y concluye que existe division dentro del gobierno y diferencias con Obama, por lo cual probablemente se le están tendiendo celadas y jugando sucio.  Ya que de otra forma no se entiende tal negligencia en su operación, ya que los medios están con ellos y no han sido los que han generado las contradicciones sino ha sido mismo gobierno.  Tal vez algunas persona dentro del gobierno quieren a un nuevo títere y se quieren deshacer de Obama. Eso o su estrategia es simplemente inundar el espectro informativo con tantas contradicciones y desinformación  que sea imposible descifrar que es lo que en realidad está sucediendo.

Lo interesante ahora es ver y entender que sigue en esta fabula global. Hemos visto que Obama ha subido en las preferencias electorales. Paul Craig Roberts señala que una de las razones coyunturales del montaje de la muerte de bin Laden tiene que ver con la intención de Obama de evitarse una elección primaria interna en el Partido Demócrata, pero que no se limita a esto y que seguramente tiene que ver con una nueva etapa en la Guerra del Terror. ¿Veremos nuevos ataques de falsa bandera, como supuesta revancha de la muerte de bin Laden? ¿Se incrementará acción militar en Pakistán, un país que ya funciona como títere de la CIA? Steve Pieczenik dice que si se realiza un nuevo ataque de falsa bandera en Estados Unidos esto propicaría una revolución, ya que se ha llegado a un punto crítico en esta manipulación.

Ante esta información solo queda claro que el gobierno de Estados Unidos piensa que el mundo y especialmente sus ciudadanos son completos idiotas que pueden ser manipulados a niveles extremos y que pueden salirse con la suya sin mayor problema. La razón por la que piensan esto es que ya lo han hecho antes con solvencia: después de todo ya han logrado que el mundo se crea la fabulosa historia del atentado del 9-11 sin sufrir mayores percances. Como dice Aaron Dames en Disinfo: "Cuestionar al gobierno no te hace un conspiracionista, pero no cuestionar al gobierno sí te hace un idiota".

El Pentágono ha publicado cinco videos caseros de bin Laden, aquí un análisis sobre estos videos

Sinromisticismo de la fecha de la muerte de bin Laden y más testimonios sobre su muerte previa