*

X

Película financiada sólo con product placement expone la ubicuidad de la publicidad en las películas

Por: pijamasurf - 04/14/2011

"The Greatest Movie Ever Sold": una película totalmente financiada por product placement, que muestra como la publicidad penetra de manera insidiosa -y a veces secretamante- todo el entretenimiento que consumimos

El director del documental "Super Size Me", Morgan Spurlock, está de regreso con una nueva gran idea que alimenta su documental "POM Wonderful Presents: The Greatest Movie Ever Sold": utilizar el dinero de las marcas que pagan para colocar sus productos en las películas para financiar completamente una película que expone como las marcas pagan para colocar sus productos en las películas y la nefasta e inescapable influencia de la publicidad. Spurlock dice que la idea le vino a la mente cuando estaba viendo un episodio de la serie "Heroes", en el que la porrista con poderes supernaturales recibe un auto nuevo de su padre y repite burdamente "Wow es un Nissan Rouge, Wow es un Rouge, Nissan Rouge...".

Para lograr que las corporaciones aportaran a la película en el esquema ubicuo de product placement, la película tiene un tono satírico ligero, lo que le permite hablar de cómo no podemos escapar de la publicidad (incluso en el retrete hay anuncios ya) y cómo la publicidad es un forma de contaminación mental. Sin embargo, este esquema ha sido tan amaestrado y ha penetrado tanto nuestro paradigma psicosocial, que seguramente las marcas cuyos productos aparecen en la película se beneficiarán de aparecer en ella al ser asociadas a las risas y al buen rato que produce la película, aunque justamente sea una critica de la voracidad con la que las marcas violan el espacio colectivo.

 

Te podría interesar:

Álter-instructivo: cómo construir un medidor de radiación a partir de una cámara digital

Por: pijamasurf - 04/14/2011

Ahora que la radiación está en boga a causa del desastre nuclear en Japón, podría ser fundamental tener un dispositivo que te permita medir el nivel de radioactividad al que te expones

Con el desastre nuclear ocurrido en Japón tras el terremoto —que aparentemente ha provocado niveles de radiación similares a los de Chernóbil— parece que dedicar unas horas a implementar un medidor de radiación puede ser una actividad justificada más allá de un proceso de creativa frivolidad. Por eso presentamos un video en el que Andrew Lathrop nos enseña cómo transformar esa vieja cámara digital que tenemos en el fondo de nuestro cajón y que fue rápidamente reemplazada en su momento por un modelo más actual, para construir un medidor de radiación. Es importante recalcar que, si bien este dispositivo te permitirá conocer a grandes rasgos el grado de radioactividad al cual estás expuesto, no te brindará exactitud en sus mediciones.