*

X

Desnuda entre cerdos industriales para generar conciencia

Por: pijamasurf - 04/10/2011

Al desnudarse en un corral de cerdos industriales en “The Pig That Therefore I Am” la artista Miru Kim busca atraer la mirada del consumidor al procesamiento industrial de animales como alimento.

Más allá de las prácticas y preferencias alimenticias de cada persona, parece innegable el hecho de que la cría industrial de animales es un fenómeno decadente que no habla bien del modo en que nos relacionamos ni con nuestro entorno natural ni con uno de los factores más importantes en nuestra vida: el alimento.

Tal vez por ello la artista Miru Kim decidió utilizar su propio cuerpo desnudo para invitarnos a reflexionar sobre nuestra relación con el reino animal y con el trato que reciben algunas de sus especies antes alimentarnos con ellas. La serie de fotografías logradas por Kim nos muestran su sensual torso desnudo, sigilosamente entremezclado con los lomos de cientos de cerdos que comparten un estrecho corral mientras se alimentan y esperan su ineludible muerte y eventual procesamiento a manos de una máquina.

En el manifiesto artístico de su obra The Pig that Therefore I am, Miru Kim no asume una postura a favor o en contra de consumir carne de cerdo, simplemente te invita a echar un vistazo, de la mano de su cuerpo desnudo, al hecho de que 1,200 millones de cerdos mueren anualmente por estar destinados a alimentar a la población mundial, y la mayoría de ellos son mantenidos en condiciones denigrantes (si denigras tu alimento lo más probables es que termines denigrándote a ti mismo) y aprovecha para discutir la idea de que “el modelo del siglo XVII en el cual los animales eran concebidos como máquinas ha sido reemplazado en los últimos tiempos: ahora los animales son vistos como materiales en bruto que generan ganancias monetarias en la producción de cantidades masivas de alimento”.

Ver más fotos de “The Pig that Therefor I am”

Nota cortesía de Ecoosfera

Para reducir costos de producción los chocolates incluirán un nuevo ingrediente: aire

Por: pijamasurf - 04/10/2011

Ante lo elevado del costo del cacao, el principal ingrediente del chocolate, los productores industriales de esta golosina recurren a una nueva técnica: añadir aire a sus productos para gastar menos materia prima sin reducir el tamaño.

Las recetas para producir chocolate de forma industrial son bastante sencillas: prácticamente todas llevan cacao, mantequilla, leche, endulzantes (muchos de ellos sintéticos) y en algunas ocasiones agregan nueces o algún complemento por el estilo. Sin embargo, hace unos meses reportamos en Pijama Surf sobre el explosivo aumento en el precio del cacao, factor que incluso ha llevado a algunos a afirmar que en un par de décadas el chocolate será un producto de lujo al que solo una mínima parte de la población mundial podrá acceder. En los últimos cuatro años el precio del cacao ha alcanzado su precio máximo de las últimas tres décadas, superando los $3.6 dólares por tonelada cúbica. Pero no solo la principal materia prima de las barras de chocolate ha elevado estratosféricamente su precio, también el resto de los aditamentos que se utilizan en la producción como es el caso de la azúcar refinada que actualmente alcanza los $857 dólares por tonelada, el nivel más alto desde 1989.

Pero por ahora parece que la industria chocolatera ha encontrado un nuevo ingrediente que le permite mantener sus precios y simultáneamente evitar reducir sus ganancias: aire. la medida, sin duda un tanto extravagante, esta completamente en sintonía con la era de la simulación en que vivimos. En este sentido parece no importarle a los productores, pero peor aún tampoco a los consumidores, cuanto chocolate estas realmente ingiriendo sino cuanto chocolate parece que estas ingiriendo. De algún modo esta medida recuerda a la adoptada desde hace muchos años por la industria de las botanas y fritangas saladas que inflan descaradamente las envolturas para que simule una gran bolsa de papas a pesar de que todo sabemos que realmente en el interior solo habrá la mitad del producto que aparenta.

Pero al parecer la también existe una buena noticia frente a esta estrambótica medida y es que probablemente ayudará a combatir la obesidad ya que aquellas personas que degluten una cantidad aproximada a los 100 gramos de chocolate como parte de su dieta diaria en realidad estarán comiendo menos de lo que parece.

[Bloomberg]