*

X

Tener la vejiga llena hace que tomes mejores decisiones

Salud

Por: pijamasurf - 03/03/2011

Al parecer tomar mucha agua antes de tomar decisiones hace que las personas ejerzan un mayor control y una mayor sobriedad al decidir

Investigando la relación entre la activación de deseos corporales y la toma de decisiones –por ejemplo si un hombre acaba de ver fotos de sexy chicas qué sucede cuando entra a una tienda buscando patatas- MirjamTuk de la Universidad de Twente, elaboró una prueba que relaciona las ganas de orinar y la cantidad de líquido en la vejiga con la capacidad de tomar buenas decisiones.

En un experimento, los participantes bebieron cinco vasos de agua (alrededor de 750 ml) o tomaron apenas pequeños tragos. Luego, después de 40  minutos –el tiempo que toma el agua en llegar a la vejiga-  los investigadores evaluaron el autocontrol de los participantes. Por ejemplo se les pidió escoger entre recibir $16 mañana o $30 en 35 días.

Los investigadores encontraron que las personas con vejigas llenas fueron mejores en esperar para un recompensa mayor después. Otros  expermientos reforzaron el vínculo;  en uno sólo pensar en palabras relacionadas con orinar detonó el mismo efecto.

“Parece que tomamos mejores decisiones con la vejiga llena”, dijo Tuk.

Estos hallazgos podrían tener aplicaciones prácticas, como tomar una botella de agua antes de realizar una compra o una inversion importante o podría ser explotado por las tiendas, facilitando o hasta motivando a los clientes a ir al baño.

Los resultados contradicen el punto de vista teórico de la psicología que sostiene que tener que reprimir el deseo hace que sea más difícil ejercer control sobre algo más. Aunque quizás justamente el hecho de estar ejerciendo ese control, es lo que hace que se propague a nuestras decisiones.

[Science Daily]

Científico de Harvard creará una fábrica de LSD de microbios

Salud

Por: pijamasurf - 03/03/2011

Investigador del laboratorio de biología sintética de Harvard planea convertir microbios que ocurren en la levdaura en grandes cantidades de LSD

Como estudiante del doctorado en el laboratio de biología sintética de Harvard, Jake Wintermiute tenía sueños grandilocuentes de salvar al mundo creando biocombustibles víables como alternativas a los combustibles fósiles, pero inversionistas le aclararon que éstos son una pésima estrategia de negocios ya que la gasolina es tan  barata. Pero, en cambio ,¿por qué no hacer compuestos farmacológicos?

Wintermute pasó tiempo pensando que tipo de compuestos podía fabricar con las herramientas de la biología sintética. Barajo la posibilidad de hacer sofisticadas drogas para tratar el cáncer, pero en términos monetarios una droga imperó: el LSD (el valor por peso de esta poderosa sustancia es astronómico).

El plan de negocios de Wintermute no era convertirse en un traficante de psicodélicos. Cerca de 20 toneladas de ácido lisérgico, el precursor del LSD, se hacen cada año y se convierten en medicinas como la nicergolina, usada para tratar la demencia. La droga es purificada de grandes contenedores de hongos (que hacen el compuesto de forma natural) usando vieja tecnología.

Con las herramientas de la biología sintética, es más fácil. El hongo del ergot toma el ácido lisérgico y lo convierte en una amplia variedad de moléculas exóticas. Pueden mezclar e igualar vías biológicas de diferentes especies de ergot y crear nuevas móleculas, que pueden ser drogas de siguiente generación.

Por el momento Wintermute no ha hecho todavía ácido lisérgico, pero ya ha insertado dos de las seis vías biológicas requeridas en levadura (la cual forma hongos de ergot). Como estimado, Wintermute cree que un litro de levadura modificada en caldo producirá un gramo de ácido lisérgico. Una vez dentro de la levadura, la droga puede pasar a través las paredes celulares, donde puede ser separada y purificada.

Este sería el primer paso a crear una fábrica viviente de LSD, y gracias a experiencias pasadas con microbios, canalizar a escala esta tecnología no debería de ser demasiado arduo para la industria farmacéutica. Y si bien el ácido lisérgico puede ser usado para una serie de drogas relacionadas con las enfermedades mentales, también puede ser, evidentemente, usado como LSD, una sustancia prohibida pero que ya empieza a ser usada otra vez para la psicoterapia asistida y el dolor de cabeza en racimos.

Por otra parte quizás sería interesante enseñarles a los estudiantes de pastelería que la levadura puede convertirse en LSD, seguramente haría más divertida la clase.

[Guardian]