*

X

GT-200 supuesto detector molecular de la era de las galaxias, una estafa: México compra 739 dispositivos

Política

Por: pijamasurf - 03/26/2011

La Secretaría de la Defensa compró a una empresa inglesa supuestos detectores moleculares por 211 millones de pesos, mismos que se prohibieron para el ejercito británico por considerarlos inservibles.

Global Technica LTD, una empresa inglesa de seguridad, ha hecho el negocio de su vida con el gobierno mexicano, embolsándose 211 millones de pesos (17 millones de dólares) por la venta del GT-200.

Ni siquiera el célebre cuento de Hans Christian Andersen, «El traje nuevo del emperador»,  en el que dos charlatanes le toman el pelo al Emperador al tejerle un vestido con tela que solo un idiota no podría ver, se acerca a la estafa que parece fue víctima, y aún no se ha dado cuenta, la Secretaría de la Defensa Nacional de México.

De acuerdo con el diario Reforma, la SEDENA compró 739 dispositivos GT-200 de la empresa inglesa Global Technical LTD por 211 millones de pesos.

El GT-200 es un supuesto detector molecular con capacidades inimaginables aún en una película de James Bond. De acuerdo con Segtec, los representantes de Global Technical LTD en México, es un dispositivo cuyas capacidades solo las podemos imaginar siendo desarrolladas en los laboratorios del Enterprise a cargo del señor Spock y el Capitán Kirk. Aquí la descripción del detector molecular tomada de la página web de Segtec:

«El Detector Molecular GT200, tiene la capacidad, además, de identificar la presencia de sustancias dentro de vehículos, camiones, contenedores y cualquier otro medio de transporte, incluyendo aviones, barcos y trenes, detectando inclusive las adheridas en el vehículo objeto de la detección. Su funcionamiento no se afecta por ningún tipo de transmisión de comunicación, como pudieran ser las realizadas por radar o sonar entre otras.

»El Detector Molecular GT200, tiene una penetración de detección a través de todos los materiales tales como tierra, agua, gasolina, concreto, metal, plomo, edificios, vehículos, barcos, aviones, incluso plantas nucleares. Nada puede interferir con el proceso de detección.

»Las profundidades de detección pueden llegar, bajo el agua, hasta 500 metros, y subterráneo hasta 60 metros.

»El Detector Molecular GT200 se puede utilizar para una búsqueda en grandes extensiones a campo abierto, montañas, áreas desérticas o con densa vegetación, ductos de petróleo, postes de electricidad, edificios e instalaciones en zonas urbanas y rutas de transporte. Se pueden revisar tanto a pie, como desde un vehículo, helicóptero o aeroplano [...].

»El Detector Molecular GT200 realiza la búsqueda de todo tipo de drogas y explosivos en una sola operación».

A lo largo del año 2010 diferentes diarios mexicano comenzaron a escribir sobre la posibilidad de un fiasco, sin embargo, el diario Reforma ha sido el único que recientemente ha recuperado esta historia. En todo este tiempo, y a pesar de las denuncias, diputados o senadores no han exigido cuentas al gobierno mexicano de estas compras. Cabe agregar que el gobierno mexicano no ha sido el único en comprar este producto sino también el gobierno de Tailandia, desatándose por esta causa un escándalo en ese país.

Este detector remoto de sustancias fue utilizado en Irak y Afganistán por los ejércitos de los Estados Unidos y Gran Bretaña, pero fue desechado porque, como lo reportó la BBC,  el gobierno de la Gran Bretaña prohibió su exportación a estos países debido al peligro que podía significar su inútil uso en condiciones de guerra.

EL GT-200 es reconocido por científicos ingleses, estadounidenses y por el mismo presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, Arturo Menchaca, como una estafa. El físico afirmó en entrevista con Reforma: Pareciera ser un instrumento mágico: no necesita pilas, es ligero y tiene una antenita como las de esos radios de transistores, y usted va caminando y la antenita se voltea para un lado y para el otro.

Todo indica que la Secretaría de la Defensa compró varitas mágicas de Zahorí por más de 30 mil dólares para enfrentar la lucha contra el crimen organizado.

De acuerdo con el reporte de Reforma los mandos militares defendieron las capacidades del detector, el problema, asegura la jerarquía castrense, es la capacitación de los soldados, quienes se ponen un poco nerviosos y en ocasiones el viento no los ayuda.

Así pues los cuentos de  Hans Christina Andersen se vuelven realidad en la cada vez más absurda lucha contra el crimen organizado y el cada vez más evidente negocio que significa la venta de armas en nuestro país, en una clara colusión entre empresas multinacionales, empresarios mexicanos y el gobierno.

 

Con información de:

Reforma

BBC

Segtec

Global Technical LTD

La Ley de Seguridad Nacional es una especie Patriot Act que legaliza un estado policial donde los ciudadanos podrán ser interrogados, auscultados y vigilados por como si fueran terroristas en potencia

La alianza PRI-PAN, es un hecho tangible, comprobable e innegable. Ya desde hace 23 años, la alianza es un hecho histórico en la política nacional. La salida de lo que se llamó “la corriente democrática” del PRI, en 1987-1988, significó el final de la “corriente nacional-revolucionaria” en el PRI. La salida de Cuauhtémoc Cárdenas y de Porfirio Muñoz Ledo y otros priístas dignos, marca el final de esa corriente en las filas del PRI. A raíz de ese parteaguas de la realidad política mexicana y ya cínicamente, se inició el periodo de las alianzas de la derecha, representada por el PAN, con la nueva derecha priísta, encabezada, hasta la fecha, por esa figura paradigmática y abominable que encarna Salinas de Gortari.

Las pruebas de la alianza PRI-PAN, abundan hasta la náusea: el voto de ambos a favor del Fobaproa, del IVA, del IETU, la operación política conjunta en 1988, para que Salinas de Gortari, fuera presidente, después del fraude de 1988, instrumentado por Diego Fernández de Cevallos (don`t forget de burning of the votes in San Lázaro), la negociación en 2006, para que Calderón fuera impuesto en 2006, operada por Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones, y muchas decisiones políticas de esos dos partidos que han perjudicado a los habitantes de este triste país, los ejemplo sobran para probar los efectos perniciosos de la susodicha alianza.

Esta historia viene a cuento, por la última de las fechorías de la  alianza pripánica, que pone contra la pared a los mexicanos. Me refiero a la inminente aprobación de la iniciativa de reforma que faculta al presidente para utilizar al ejército para reprimir movimientos sociales, laborales y electorales, llamada Ley de Seguridad Nacional que legaliza en México el Estado de Excepción. Una ley que permite que en la Ciudad de México, retenes militares nos interroguen sobre nuestros movimientos, revisen nuestras pertenencias, nos intervengan teléfonos celulares, computadoras, y mochilas y que a su juicio, nuestras apariencias nos delaten como “terroristas” y ¡claro! nos presenten ante un agente del ministerio público, después de haber sido torturados.

reelección de diputados y senadores y la “vacilada” como la calificó el senador Monrreal de “la iniciativa popular”, que no tendrá la fuerza para ser determinada como “preferente” en el Congreso de la Unión, lo que quiere decir, que una iniciativa apoyada por más de 200 mil ciudadanos, pueda ser inmediatamente enviada a la congeladora, donde mueren el sueño de los justos, iniciativas que jamás serán discutidas y menos votadas, ya sea positiva o negativamente, como dijo el senador Pablo Gómez. Es patético observar cómo los argumentos irrebatibles de los legisladores de la oposición, son siempre derrotados por el voto del prian, que encierra un silencio obsecuente ante la razón.

En el fondo del asunto está el miedo de Peña Nieto, ante la futura protesta por el resultado electoral del 2012, y la necesidad de Felipe Calderón de tener una justificación a la sangrienta guerra que libra contra el crimen organizado.

¿Qué pasó con la alianza del PAN y el PRD?

Como dijo Andrés Manuel López Obrador, se fue al basurero de la historia.

Hoy, otra vez más, como desde hace 23 años, el PRI y el PAN están aliados para proteger los intereses de la oligarquía. Los discursos de los políticos se los lleva el viento, los votos en el Congreso de los pripanistas, son los que cuentan. Y el pueblo, se jode.

La bachicha

Con todo respeto para el poeta Javier Sicilia, y para su auténtico dolor, ¿porqué una manifestación silenciosa, si hay tantas razones para gritar?

Nos están chingando, la voz de los ciudadanos se debe escuchar.