*

X

Francisco Oliveira Silva "Tiririca", el payaso más votado de la historia

Política

Por: Gabriel Soma - 03/28/2011

Brasil estrena diputado federal: Tiririca. No sabe absolutamente nada sobre leyes, pero podemos garantizar que te hará reír a carcajadas.

Francisco Oliveira Silva, mejor conocido como Tiririca, es el payaso más famoso de Brasil. Sus programas televisivos cautivaron a la audiencia brasileña con su humor sencillo e irónico, y sus composiciones musicales interpretadas por él mismo, le situaron como uno de los personajes más queridos de la televisión. Lo que nunca se imaginó este antiguo maestro circense, fue que llegaría a convertirse en un personaje de la política de su país.

Las elecciones federales llevadas a cabo en octubre del 2010 arrojaron resultados que dejaron boquiabiertos a los políticos brasileños, cuando el payaso Tiririca, adoptado por el recientemente conformado Partido Republicano de Brasil, obtuvo la segunda mayor cantidad de votos para diputado federal registrada en la historia de esta nación.

A pesar de que en uno de los spots más difundidos del humorista, este declara  “¿Ustedes saben lo que hace un diputado en el Congreso? Yo tampoco. Pero ya se lo contaré”, al abrirse las urnas por lo menos 1.3 millones de personas acudieron a apoyar la reciente carrera política de Tiririca, demostrando que el pueblo de Brasil está suficientemente desilusionado de las corruptas elites gobernantes como para incluir a un amigable payaso sin absolutamente ningún conocimiento del funcionamiento de la política  en la cámara.

Por esto mismo, el 11 de noviembre del año pasado, Tiririca fue sometido a un examen en el Tribunal Regional Electoral de Sao Paulo para demostrar que no era analfabeta, debiendo leer el título y el subtítulo de dos páginas de un diario de Sao Paulo. También fue sometido a la lectura de una frase del libro "Justicia Electoral - Retrospectiva”.

Una vez superados estos obstáculos, el señor Francisco Oliveira comenzó sus actividades como diputado federal el pasado mes de febrero. En sus primeros días, el acto más significativo llevado a cabo en la cámara fue firmar la solicitud de apertura de la DPVAT IPC (para investigar las denuncias de irregularidades en el seguro obligatorio de vehículos de motor). Él no recuerda el contenido del documento. Firmó porque los demás estaban firmando, dijo.

En una entrevista realizada para su página de internet,  el diputado fue cuestionado sobre sus primeros días como representante político, y estas fueron sus respuestas:

¿Ha descubierto ya lo que hace que un congresista?

Todavía no. Estoy un poco perdido todavía. Es todo muy nuevo, pero poco a poco  voy a adaptarme, si Dios quiere ...

Pero ya se han inscrito para solicitar la apertura de la CIA, ¿no?

He firmado algunas cosas, pero con la cabeza así no puedo decir lo que era. Fue mucho lo que los otros chicos estaban firmando, es decir, otros diputados.

¿Usted quiere trabajar para poner fin a la corrupción?

No pensé nada sobre esto todavía.

Tiririca durante su primera sesión en la cámara legislativa

¿Cómo la elección cambiado su vida?

Todo cambió. Yo nunca había vestido con un traje y corbata, ahora tengo que usarlos. Todo es muy nuevo para mí.

La elección del diputado Tiririca se vio acompañada de otras elecciones que reflejan de un modo claro la apatía por parte del pueblo brasileño hacia la política. El legendario boxeador “Popo” (Acelino  Freitas) fue también elegido por parte del Partido Republicano, así como el ex participante del programa Big Brother, Jean Wyllys.  Los legendarios futbolistas Romario y Bebeto forman ahora también parte de la cámara, así como muchos otros novatos que ingresaron sin ningún tipo de actividad legislativa previa.

Esto puede comprenderse al recordar que apenas en diciembre del 2010 los diputados rechazaron el aumento del salario mínimo y sin embargo se adjudicaron a sí mismos un aumento de casi el 60% en sus salarios, lo que recuerda a la población general que en los círculos políticos existe una predominante corrupción que les mantiene ya constantemente desilusionados de las actividades políticas del país. Ante este rechazo al paradigma del personaje político con antecedentes de abogados, administradores, economistas, politólogos, etc., el pueblo Brasileño ha optado por delegar la toma de decisiones a personajes que representen más el sentir popular, como boxeadores, cómicos y futbolistas.

El cinismo de Tiririca en cuanto a su manifiesta ignorancia sobre asuntos políticos podría ser en realidad una represalia a los diputados brasileños; una llamada de atención que parece declarar: ¿Quieren payasos tomando decisiones de gobierno? ¡Pues ahí les va el mejor!

 
La Ley de Seguridad Nacional es una especie Patriot Act que legaliza un estado policial donde los ciudadanos podrán ser interrogados, auscultados y vigilados por como si fueran terroristas en potencia

La alianza PRI-PAN, es un hecho tangible, comprobable e innegable. Ya desde hace 23 años, la alianza es un hecho histórico en la política nacional. La salida de lo que se llamó “la corriente democrática” del PRI, en 1987-1988, significó el final de la “corriente nacional-revolucionaria” en el PRI. La salida de Cuauhtémoc Cárdenas y de Porfirio Muñoz Ledo y otros priístas dignos, marca el final de esa corriente en las filas del PRI. A raíz de ese parteaguas de la realidad política mexicana y ya cínicamente, se inició el periodo de las alianzas de la derecha, representada por el PAN, con la nueva derecha priísta, encabezada, hasta la fecha, por esa figura paradigmática y abominable que encarna Salinas de Gortari.

Las pruebas de la alianza PRI-PAN, abundan hasta la náusea: el voto de ambos a favor del Fobaproa, del IVA, del IETU, la operación política conjunta en 1988, para que Salinas de Gortari, fuera presidente, después del fraude de 1988, instrumentado por Diego Fernández de Cevallos (don`t forget de burning of the votes in San Lázaro), la negociación en 2006, para que Calderón fuera impuesto en 2006, operada por Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones, y muchas decisiones políticas de esos dos partidos que han perjudicado a los habitantes de este triste país, los ejemplo sobran para probar los efectos perniciosos de la susodicha alianza.

Esta historia viene a cuento, por la última de las fechorías de la  alianza pripánica, que pone contra la pared a los mexicanos. Me refiero a la inminente aprobación de la iniciativa de reforma que faculta al presidente para utilizar al ejército para reprimir movimientos sociales, laborales y electorales, llamada Ley de Seguridad Nacional que legaliza en México el Estado de Excepción. Una ley que permite que en la Ciudad de México, retenes militares nos interroguen sobre nuestros movimientos, revisen nuestras pertenencias, nos intervengan teléfonos celulares, computadoras, y mochilas y que a su juicio, nuestras apariencias nos delaten como “terroristas” y ¡claro! nos presenten ante un agente del ministerio público, después de haber sido torturados.

reelección de diputados y senadores y la “vacilada” como la calificó el senador Monrreal de “la iniciativa popular”, que no tendrá la fuerza para ser determinada como “preferente” en el Congreso de la Unión, lo que quiere decir, que una iniciativa apoyada por más de 200 mil ciudadanos, pueda ser inmediatamente enviada a la congeladora, donde mueren el sueño de los justos, iniciativas que jamás serán discutidas y menos votadas, ya sea positiva o negativamente, como dijo el senador Pablo Gómez. Es patético observar cómo los argumentos irrebatibles de los legisladores de la oposición, son siempre derrotados por el voto del prian, que encierra un silencio obsecuente ante la razón.

En el fondo del asunto está el miedo de Peña Nieto, ante la futura protesta por el resultado electoral del 2012, y la necesidad de Felipe Calderón de tener una justificación a la sangrienta guerra que libra contra el crimen organizado.

¿Qué pasó con la alianza del PAN y el PRD?

Como dijo Andrés Manuel López Obrador, se fue al basurero de la historia.

Hoy, otra vez más, como desde hace 23 años, el PRI y el PAN están aliados para proteger los intereses de la oligarquía. Los discursos de los políticos se los lleva el viento, los votos en el Congreso de los pripanistas, son los que cuentan. Y el pueblo, se jode.

La bachicha

Con todo respeto para el poeta Javier Sicilia, y para su auténtico dolor, ¿porqué una manifestación silenciosa, si hay tantas razones para gritar?

Nos están chingando, la voz de los ciudadanos se debe escuchar.