*

X

CEO de GoDaddy.com mata un elefante, se toma una foto y lo sube a su blog

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/31/2011

Bob Parsons, el CEO de la compañía registradora de dominios de internet más grande del mundo, mató orgullosamente un elefante en Zimbawe supuestamente por una buena causa

Este tipo de gente es la que dirigue las grandes corporaciones que su vez dirigen el estado de las cosas en el mundo. Orgullosamente, como si fuera un trofeo, el CEO de GoDaddy.com Bob Parsons mató un elefante en Zimbawe, se tomó una foto y todavía tuvo el atrevimiento de subirlo en su blog, en lo que seguramente no será una buena estrategia de imagen para su negocio, el más grande registrador de dominios de internet del mundo.

Según Bob Parsons ayudó a los pobladores locales en su viaje de cacería ya que estaban destruyendo los cultivos, algo que si bien llega a suceder, existen técnicas que no necesarimente requieren de la muerte para alejar a los paquidermos. Además, seguramente no era necesario postear esta imagen en su blog, en una oda a la cacería de elefantes (el elefante africano es una especie amenazada). Y ¿acaso los pobladores no tenían quién matará este elefante, y tenía que llegar un vaquero digital estadounidense a salvarlos? ¿O más bien le vendieron un safari con un clausula de salvaguarda  moral?  Sin duda será controversial, ya que el video muestra los campos destruidos pero  ¿es posible matar a un elefante por un buena causa?

 

La Ley de la Madre Tierra: Bolivia da a la naturaleza los mismos derechos que al hombre

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/31/2011

En un destacada iniciativa, una ley apoyada por el gobierno y la gente de Bolvia propone establecer un Ministerio de la Madre Tierra y otorgar a la naturaleza igualdad de derechos con el ser humano

Bolivia está por pasar la primera ley en el mundo que le otorga a la naturaleza los mismos derechos que a los seres humanos, haciendo al hombre, a la planta, al animal, al río o a la montaña, iguales. La Ley de la Madre Tierra, acordada por los politicos y con un fuerte apoyo popular, redefine las riquezas minerales del país como “bendiciones” y propone radicales medidas de conservación para reducir la contaminación y controlar la industria.

La nueva legislación otorga 11 derechos básicos a la naturaleza, entre los que destacan: el derecho a la vida y a la existencia; el derecho a continuar ciclos vitales y  procesos libre de la alteración humana; el derecho al aire  limpio y al agua pura; el derecho al equilibrio; el derecho a no ser contaminada; el derecho a no tener su estructura celular contaminada o alterada genéticamente.  Y quizás, lo más interesante: el derecho “a no ser afectada por mega infraestructuras y proyectos de desarrollo que afecten el balance de los ecosistemas y las comunidades de los pobladores locales”, lo que en teoría prácticamente bloquearía la mayoría de los proyectos petroleros, mineros y de extracción de recursos naturales. Algo que habrá que verse, ya que Bolivia recibe cientos de millones de dólares de compañías extranjeras en el sector minero y las leyes son suficientemente abstractas para encontrar caminos para seguir explotando en cierta forma la naturaleza. En Ecuador, una legislación que también da derechos básicos a la naturaleza, no ha impedido que las compañías petroleras sigan destruyendo partes biolgicamente invaluables del Amazonas.

No quedan claro tampco algunos detalles de aplicación, ¿tendrán los bichos y los insectos, los mismos derechos que los mamíferos o las aves?

“Es histórico mundialmente. La Tierra es la madre de todos”, dijo el vicepresidente Alvaro García Lenera. “Establece una nueva relación entre el hombre y la naturaleza, la armonía que debe de ser preservada como garantía de su regeneración”.

Como parte de este proyecto que reconoce a la Madre Tierra, o Pachama, entre las culturas locales, como una entidad legal, se establecerá un Ministerio de la Madre Tierra y se nombrará un ombudsman para monitorear a las industrias y proteger a las comunidades y ecosistemas. Habrá que verse hasta que punto esto no es solamente un nombre más sofisticado para el Ministerio del Medio Ambiente, de cualquier forma la iniciativa del gobierno del primer presidente indígena de la región, Evo Morales, es digna de celebrarse y quizás en algunos años sea recordada como precursora de una legislación global impostergable, sensible a la consciencia de que la Tierra  no sólo es el sustento de todos los seres vivos, es un ser vivo en sí misma.

[Guardian]