*

X
Una investigación del Instituto Tecnológico de Georgia muestra que las personas responden de forma diferente al tacto de un robot, dependiendo de cómo perciben su intención táctil

El tacto puede curar, puede ser tan necesario como el aire o el alimento; pero en otras circunstancias esta íntima necesidad táctil puede agredir y repeler. En un mundo alienado, en que millones de personas viven su máxima intimidad con la tecnología en detrimento de la interacción con otras personas, surge la pregunta de si los robots pueden llenar, o al menos mitigar, esta necesidad de contacto físico.

Investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia han encontrado que las personas generalmente responden positivamente al tacto de un enfermero robot, pero esto se modifica conforme a su percepción de la intención de este robot.

“Lo que desubrimos es que cómo las personas percibieron la intención del robot fue muy importante. Así que aunque el robot tocará a las personas del mismo modo, si las personas pensaban que lo estaba haciendo para limpiarlas a diferencia de para recomfortalas, esto hizo una diferenica significativa en sí sintieron el contacto de forma favorable o no”, dijo el profesror Charlie Kemp.

En el experimento el robot Cody tocaba y limpiaba los brazos de las personas de la misma forma, pero en los casos en los que éstas percibieron que se trataba de un acto instrumental destinado a limpiarlas, los sujetos respondieron positivamente a  su tacto. En los casos en los que percibieron que el robot trataba de darlos confort, las personas no respondieron de forma positiva.

El experimento está supeditado al contexto de un hospital y a la aplicación de la robótica a la enfermería. En otros casos y ambientes esto podría variar. Surgen preguntas cómo, ¿de qué forma responderían las personas al tacto de robots en ambientes que sean percibidos como ya de suyo cómodos? ¿Recibirían las personas el masaje de un robot de forma positiva? ¿Podrían recurrir a estas máquinas en situaciones de necesidad emocional?

No hay duda que mejor que el tacto de un robot siempre sera el tacto de un humano. Pero como aquella novela de Phillip K. Dick “¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?”, donde el personaje sueña tener un animal verdadero –no un clon- para experimentar empatía, pero estos son extremadamente caros o se an extinguido y solamente le son accesibles los androides, para muchas personas el tacto de una persona es algo, tristemente, lejano e inaccesible.

[Newswise]

Científicos intentan resolver el misterio de las lunas 'OVNIs' de Saturno: Pan y Atlas

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/15/2011

Las extrañas formas similares a un platillo volador de las lunas Pan y Atlas de Saturno ha mistificado a los científicos desde hace unos años; una nueva teoría podría alumbrar cómo se formaron estos pequeños satélites

Las lunas Pan y Atlas de Saturno parecen más platillos voladores que la típica figura planetoide de una luna. Por años científicos han estado mistificados por el origen de estas lunas que miden unos 35 km de largo. Esto ha llevado a algunos conspiracionistas a teorizar que son lunas artificiales colocadas por una civilización extraterrestre.

Investigadores de la Agencia Espacial Europea creen haber encontrado una posible respuesta a la irregularidad de estas lunas. 14 de las lunas pequeñas de Saturno tienen una densidad muy baja –la mitad de su composición es de hielo- y aparentan haber crecido de los anillos del planeta gigante.

Pero para esto deberían de haber necesitado un empuje inicial ya que no es gravitacionalmente posible para pequeñas partículas fusionarse dentro de los anillos. Así que cada Luna debió de haber iniciado con un núcleo masivo remanente de la colisión inicial que provocó los anillos.

A través de este proceso, una luna crecería aunque estuviera relativamente cerca de Saturno, lo que resulta en una luna de region anular de un tamaño de dos a tres veces el de su denso núcleo de hielo, cubierto de una capa gruesa de material poroso de los anillos.

Simulaciones muestran que Saturno orgiginalmente tuvo varias lunas grandes del tamaño de Titán, que se amalgamaron con el planeta en sus albores.

Cuando la última de estas lunas se acercó a Saturno, el calor generado por su colisión y la gravedad del planeta habrían causado que el hielo se derritiera y que la roca se hundiera hacia el centro.

Las fuerzas planetarias gravitacionales habrían despojado material de las capas externas de esta luna creando el primer anillo de hielo alrededor de Saturno.

El Dr. Robin Camp dice que “los anillos son primordiales, se formaron del mismo evento qu dejo a Titán como el único satellite grande de Saturno”.

Los científicos creen que estas lunas se habrían formado a partir de los discos de acreción que pueden ser observados en todas las escalas en el universo, desde anillos planetarios hasta galaxias. Mientras estos discos giran, fuerzas causan que el borde de su estructura se aplane y que el centro se infle. Según las simulaciones estos discos se habrían formado alrededor del ecuador de Pan y Atlas cuando los anillos de Saturno eran muy delgados.

Más información: Daily Mail