*

X

Cuando la muerte se vuelve un afrodisiaco

Salud

Por: pijamasurf - 02/18/2011

A veces la muerte, al límite, puede servir como un detonador del libido

Tal vez porque a lado de la muerte acecha el renacimiento, investigadores israelíes han notado que muchas veces el pensamiento relacionado con la muerte sirve como un estimulante libidinal.

Un estudio incial en 36 mujeres y 40 hombres mostró que pensar en la muerte para los hombres propició un sentimiento de deseo de participar en relaciones sexuales con una persona que apenas habían conocido, más que a los que no se les había sugerido pensar en la muerte. En las mujeres no fue el caso. Sin embargo, en otro estudio realizado en California, mujeres a las que se les sugirió pensar en la muerte y después en una cena romántica con velas se mostraron más deseosas de participar en un encuentro sexual que aquellas mujeres a las cuales sólo se les sugirió participar en una velada romántica pero no pensar en la muerte. Un tercer estudio mostró la misma tendencia en hombres y mujeres.

Los investigadores creen que ante circunstancias morbidas, las personas buscan el sexo como una forma de obtener confianza para paliar ese abismo amenazante.  Por otra parte quizás la muerte esté, esencialmente, generando el deseo de renacer, algo que en el ser humano generalmente se obtiene a través del sexo, como una secreta fuente de la juventud.  Cómo se dice popularmente, si va llegar el fin del mundo que llegue mientras tienes sexo (ppr eso de la posible fusión).

[Research Digest]

Abuelo puede "ver" por primera vez a su nieto gracias a unas gafas futuristas

Salud

Por: pijamasurf - 02/18/2011

En una emotiva historia de tecnología y amor filial, un abuelo invidente logra "ver" por primera vez a su nieto luego de "recuperar" la vista gracias a unas gafas biónicas.

Luego de perder la vista el mayor sueño de Elias Konstantopoulos a sus 72 años era ver a su nieto, quien nació después de que sus ojos dejaran de funcionar. Desde hace cinco años, y tras un par de décadas de notar como su vista disminuía, Konstanoupolos quedó completamente ciego a causa de una enfermedad degenerativa conocida como retinitis pigmentosa que afecta, tan solo en Estados Unidos, a más de tres mil personas.  Sin embargo, este sueño esta más cerca que nunca, e incluso ha podido probarlo por un instante, gracias a la revolucionaria tecnología.

La esperanza regresó al mundo de Konstanoupolos gracias a un nuevo dispositivo llamado Argus II, y cuyo uso, tras tres años de pruebas, ya ha sido autorizado en el mercado estadounidense y europeo. El Argus II consta de un sistema de gafas "biónicas" que consiste en un electrodo que va adjunto al nervio ocular y el cual esta conectado a una cámara inalámbrica, la cual a su vez se encuentra montada en las gafas. Gracias a esto el ilusionado abuelo ya ha comenzado a percibir luminosas siluetas como parte de un proceso que implica la familiarización de su cerebro para eventualmente recuperar, en algún sentido, la vista. Y además, la empresa responsable de esta tecnología, Second Sigh, ha manifestado que se encuentra permanentemente afinando el funcionamiento de las gafas. Por lo pronto Konstanoupolos ha podido al menos disfrutar de percibir la silueta de su nieto lo cual consagra su experiencia como una historia de amor filial y agradecimiento neurotecnológico.

[DailyMail]