*

X

Cuando la muerte se vuelve un afrodisiaco

Salud

Por: pijamasurf - 02/18/2011

A veces la muerte, al límite, puede servir como un detonador del libido

Tal vez porque a lado de la muerte acecha el renacimiento, investigadores israelíes han notado que muchas veces el pensamiento relacionado con la muerte sirve como un estimulante libidinal.

Un estudio incial en 36 mujeres y 40 hombres mostró que pensar en la muerte para los hombres propició un sentimiento de deseo de participar en relaciones sexuales con una persona que apenas habían conocido, más que a los que no se les había sugerido pensar en la muerte. En las mujeres no fue el caso. Sin embargo, en otro estudio realizado en California, mujeres a las que se les sugirió pensar en la muerte y después en una cena romántica con velas se mostraron más deseosas de participar en un encuentro sexual que aquellas mujeres a las cuales sólo se les sugirió participar en una velada romántica pero no pensar en la muerte. Un tercer estudio mostró la misma tendencia en hombres y mujeres.

Los investigadores creen que ante circunstancias morbidas, las personas buscan el sexo como una forma de obtener confianza para paliar ese abismo amenazante.  Por otra parte quizás la muerte esté, esencialmente, generando el deseo de renacer, algo que en el ser humano generalmente se obtiene a través del sexo, como una secreta fuente de la juventud.  Cómo se dice popularmente, si va llegar el fin del mundo que llegue mientras tienes sexo (ppr eso de la posible fusión).

[Research Digest]

El Pentágono crea un colibrí espía (nunca sabrías que un robot está chupando tu flor)

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/18/2011

Tecnología militar de Estados Unidos simula un colibrí con un ave robot con una cámara y equipo especial para espiar

Este colibrí robot ha costado 4 millones de dólares, pero al menos ha logrado simular ser un colibrí real. El nuevo modelo del nanocolibrí se mimetiza con el ambiente y pasa desapercibido al menos de que seas un freak conspiranoíco que analizes a detalle los colibríes que vuelan a tu jardín y los disecciones.

La idea de esta ave drone es literalmente espíar en situaciones aparentemente casuales, posiblemente en casas de altos mandatarios o supuestos terroristas.

Este nanocolbrí tiene una cámara integrada, y por el momento, vuela ocho minutos sin interrupción (antes de  tener que perchar en un árbol militar).