*

X

El leopardo nublado de Sunda, la nueva adición a la familia de los felinos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/23/2011

Recientemente descubierto, el leopardo nublado de Sunda es el gran gato más elusivo; habitante de Sumatra y Borneo, científicos descubrieron que este felino tiene dos subespecies

Investigadores han descubierto que el leopardo nublado de Sunda, el último felino clasificado en el 2007, existe en dos variaciones, una en Borneo y otra en Sumatra. Este leopardo es el felino más elusivo, habitante de un par de islas, noctámbulo y con trazos genéticos oscuros.

Hasta hace poco se creía que todos los leopardos nublados eran parte de una sola especie, sin embargo, estudios genéticos muestran que  hay dos especies más de estos felinos, el N. d. borneensis de Borneo y la subespecie de Sumatra N. d. diardi. El leopardo nublado que vive en el continente se conoce como (Neofelis nebulosa). Estas especies se habrían bifurcado genéticamente hace un millón de años.

Desde el 2008, el leopardo nublado de Sunda ha sido enlistado como una especie vulnerable por la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza.

El año pasado se revelaron las primeras imágenes de este leopardo, grabadas por científicos den Malasia.

Sin duda enigmático y poético, este gran gato que utiliza nubes nocturnas en su traje de caza acecha seguramente como un totem onírico a los habitantes de las islas de Sumatra y Borneo. Soñar con el leopardo de las nubes... seguramente una ominosa dádiva.

Vía BBC

Aves usan entrelazamiento cuántico para ver campo magnético de la Tierra

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/23/2011

Estudio científico sugiere que las aves procesan el campo magnético de la Tierra como una imagen usando un estado de entrelazmiento cuántico en el que los fotones de luz transmiten información a distancia


Las aves pueden ver el campo electromagnético de la Tierra mientras navegan por el cielo, según un reciente estudio científico. Varios aniamles navegan utilizando las fuerzas magnéticas del planeta como guía, pero ahora investigadores han detectado que se producen diferentes reacciones en los ojos de las aves, dependiendo de la dirección en la que el campo gire. Estas reacciones crean una imagen del campo magnético en diferentes tonos de luz y sombra en los ojos de las aves.

Los investigadores intentaron replicar la capacidad de los ojos de las aves de detectar los campos magnéticos con diferentes químicos y no lo lograron. Al parecer esta capacidad involucra un entrelazamiento cuántico entre los fotones de luz en cada ojo de las aves.

Cuando un fotón entra al ojo de una ave entra en contacto con unas células especiales  sesibles a las reacciones bioquímicas geomagnéticas  que utilizan una proteína llamada criptocromo. La luz recibe un aumento de energía que la coloca en un estado de entrelazamiento cuántico, un estado en el que los electrones están espacialmente separados pero de todas formas se afectan entre sí.

Esto resulta en que las aves tengan una especie de compás cuántico en los ojos, el cual produce una imagen del campo electromagnético en sus ojos. La imagen no tiene una forma definida solamente consta de sombras más claras u oscuras dependiendo de hacia donde se mueve el campo.

El estudio fue realizado por Simon Benjamin de la Universidad de Oxford.

[Daily Mail]