*

X

Los hackers están con Assange: atacan a PayPal y a banco que congeló dinero de WikiLeaks

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/07/2010

Hacktivistas lanzan 'Operation Payback' y anuncian que atacarán a todo aquel que censure e impida el acceso libre a Internet; manifiestan su apoyo a WikiLeaks

Una operacioón de hackers unidos ha realizado un ataque contra uno de los bancos que congeló los fondos de WikiLeaks, tirando su sitio de Internet este lunes pasado. Los hackers anunciaron su ataque en la cuenta de Twitter de Operation Payback y lanzaron un comunicado a través de un video de YouTube. Después los hackers desplegaron un ataque de DDOS a PayPal, empresa que canecló la cuenta para donar a WikiLeaks. Sumado al anuncio del fundador de Pirate Bay de buscar crear un internet libre alternativo, los hacktivistas y piratas parecen representar una amenaza real para el sistema, anunciando tal vez una guerra digital.

El banco suizo PostFinance congeló 31 mil euros de una cuenta establecida como fondo de defensa de Julian Assange; WikiLeaks emitió un comunicado de prensa ayer señalando que aún tiene cuentas en Islandia y Alemania (es curioso que mientras tanto el Kukuxklan puede recibir donaciones vía PayPal sin ningún problema.) Se ha anunciado que https://xipwire.com/give/wl está recibiendo donaciones para Wikileaks.

Recientemente la operación anónima anunció que está "disparando contra un sitio del gobierno sueco" (el cual busca extraditar a Asange) y llamó a hackers a disparar, lo cual significa un ataque de DDOS, inunando el sitio de peticiones externas e inhabilitándolo.

En el video de levantamiento anti-sistema "Operation Payback", los hackers dicen: "Gobiernos corruptos del mundo, somos anónimos.. en estos tiempos modernos el acceso al internet se está convirtiendo en un derecho humano básico.. las amenazas de cortar a las personas de la conciencia global son ilegales... somos una legión y estamos divididos por cero.. no perdonamos la censura"...

El hecho de que han surgido miles de sitios espejos y que los archivos del cablegate está almacenados de forma descentralziada hace ver que detener a Assange no acabara con la pesadilla de los gobiernos. Julian Assange proviene de un pasado ligado a hackers de diversas partes del mundo, crecano a un destacado hacker, Mudge, que ahora trabaja con la agencia militar DARPA. Como se ha dicho antes los nuevos revolucionarios, los caudilos de nuestra época son los hackers, capaces de liberar el fuego de la información, el fuego de Prometeo. Sin embargo, muchos de los hackers son cooptados por el sistema; es posible que muchos de estos hackers con buenas intenciones estén ayudando a Assange, pero ¿para quién trabaja el fundador de WikiLeaks? Esa es una pregunta que aún no tiene respuesta.

Hoy Assange se entregó a la justicia inglesa, acusado de abuso sexual -¿por tener sexo sin condón?- por el gobierno sueco. Assange permanece sin derecho a fianza. El abogado de Assange indicó que peleara la extradición.

Piratas digitales y activistas buscan crear un Internet alternativo

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/07/2010

¿Guerra cibernética? Cansados del acoso de las legislaciones web y las leyes del copyright, piratas y activistas se proponen crear una especie de internet a la sombra que grantice el libre flujo de información e intercambio

La guerra digital emprendida contra WikiLeaks, sus servidores, sus sistemas para recibir fondos, y su dominio, podría ser la gota que derramó el vaso. Miles de hackers, activistas, y piratas de la web parecen suficientemente fastidiados por el acoso legal y estan cocinando un nuevo y monumental proyecto: crear un alter internet. La idea parece ser la de crear una comunidad masiva de libre intercambio que este resguardada ante futuros ataques como el que ha recibido ahora Wikileaks, pero también contra otros antecedentes como el de Pirate Bay y Napster.

Explícitamente cansados de las regulaciones de la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), este movimiento esta convocando para tomar esta medida que sin duda representaría un parteaguas en la historia intenetera de la sociedad de la información. "Hola a todas las ISP´s del mundo. Vamos a crear un completamente nuevo servidor raíz por que estamos cansados de la ICANN. Por favor contáctenme para ayudar" fue el tweet de Peter Sunde, un activista anti-copyright de Suecia, y co fundador del sitio Pirate Bay. La enorme respuesta ante este llamado no dejó de sorprender a Sunde "El pequeño tweet atrajo un gran interés. Aún no estamos organizados, pero lo estamos intentando... queremos un internet sin censura. El tener un sistema centralizado que controla el flujo de información no es algo aceptable".

Los modelos centralizados han demostrado ser esquemas que a la larga atentan contra la libertad y la heteregeneidad de la sociedad. El problema es que al centralizar un sistema inevitablemente le estarás dando a alguien, a algún grupo en espécifico, el control regulatorio de todo el sistema. Y las agendas que estan detrás de estos centros de control no necesariamente persiguen el bien común. Como ejemplo basta analizar la historia financiera desde que fue ron centralizadas las monedas (durante la época del Renacimiento). La centralización primero se dió a nivel de países o reinos, conforme fueron transcurriendo los siglos eventualmente se llego a una relativa centralización global o regional (el dólar y ahora el euro). ¿Pero quiénes son los que dictan los patrones de uso y las prohibiciones dentro de este sistema?

Este movimiento de discidencia digital plantea que la ICANN, organismo que controla el sistema de dominios de Internet (DNS), tiene el pleno poder de derribar sitios en acuerdo con el grupo de poder que a fin de cuentas la controla (políticos e industriales) bajo el argumento de que estan actuando en contra de la ley (una ley establecida de acuerdo a intereses puntuales que obviamente favorecen a estos grupos). El sistema DNS (Domain Name System) incluye 13 gigantescas computadoras, llamadas servidores raíz, repartidas alrededor del mundo. cada una mantiene una copia idéntica de la tabla maestra que regula el flujo de tráfico en internet. así que si un sitio es etiquetado como "ilegal" la ICANN simplemente lo inhabilita para recibir la visita de usuarios.

En el caso de Sunde esto es lo que ocurrió con al menos uno de sus dominios, el legendario Pirate Bay. A solicitud de la International Federation of the Phonographic Industry, con fuertes intereses de la industria discográfica detras, Pirate Bay fue recluido de la web e incluso Sunde y otros colaboradores enfrentan juicios que de perderse implicarán multas millonarias y estancias en prisión. Ahora lo mismo ha ocurrido con el sitio wikileaks.org cuyo proveedor de dominio EveryDNS lo sepultó.

En respuesta, activistas encabezados por Sunde intentan desarrollar un sistema alternativo de registros el cual originalmente funcionará como los ya existente pero que a la larga se transmutará en un modelo descentralizado, peer-to-peer (P2P) en el que cada voluntario correrá una porción de DNS en sus propias computadoras. De esta manera quitarán a la ICANN la hegemonía sobre el registro de sitios, y si cualquier dominio trata de ser sepultado automáticamente se activará este registro alternativo lo cual impedirá que el sitio sea deshechado.

En caso de que se concrete esta iniciativa esto podría implicar el comienzo de una, por algunos anunciada, ciberguerra. De hecho el reciente caso de WikiKeaks, en el cual diversos frentes han emprendido un sabotaje digital contra el sitio, desde el proveedor de DNS, hasta Amazon que alojaba hasta ahora su servidor, PayPal que cerró el flujo de donaciones hacia el sitio, y una institución bancaria de Suiza que congeló las cuentas de la organización y la de su fundador, pero que también ha generado la reacción de squads anónimos de hackers y activistas que en respuesta han atacado algunos de estos sitios por abandonar a Wikileaks en su lucha, intentando vetar el uso de PayPal y Amazon, e incluso realizando certeros atques informáticos contra el banco suizo, parece sugerir un escenario que por muchos ya es considerado como la primer fran guerra cibernética.

Hagan sus apuestas...

Con información de New Scientist