*

X

Estudio: Los ricos no saben identificar las emociones de los demás

Salud

Por: pijamasurf - 12/01/2010

Las personas adineradas tienen problemas en identificar las emociones de las demás personas, mientras que las personas económicamente de clase baja logran extraer información emocional con mayor facilidad.

La gente adinerada tiene más oportunidades educativas, mayor seguridad financiera y en general mejores prospectos de vida según el paradigma actual, sin embargo, en algunas cosas las clases económicamente inferiores las superan, algunas de ellas probablemente más importantes que las cosas que se pueden comprar con el dinero. Tal es el caso de saber leer las emociones de los demás, la clave para tener empatía y formar relaciones de retroalimentación (también para poder embaucar a otra persona).

Investigadores de California y de Toronto hicieron un estudio inspirados en la importancia que tiene para una persona económicamente de clase baja poder depender de uno u otro individuo. Por ejemplo, si no se tiene dinero para pagar un servicio de guardería o contratar una nana,  se tiene que confíar en un vecino o familiares para que cuiden a los niños mientras trabajas, o si sólo tienes poco dinero para comprar algo que necesitas y lo compras a alguien más barato tienes que saber leer si esa persona te va a engañar o no, lo que se llama en inglés "street smarts".

En el experimento voluntarios que trabajaban en una universidad fueron expuestos a imágenes en las que se motsraban emociones en el rostro y debían de indicar qué emoción se estaba mostrando. Las personas con menor educación obtuvieron mejores resultados que las que tenían mayor grado de educacíon.

En otro estudio individuos que dijeron provenir de clase alta, según percepción de la clase socioeconómica de su famila, tuvieron mayores problemas en leer con precisión las emociones de un extraño en una entrevista de trabajo.

El estudio parece sugerir que la inteligencia es relaitiva; si bien las personas de clase alta generalmente obtienen mejores resultados en examenes de inteligencia, la medida de lo que es la "inteligencia" en ese caso está predeterminada dentro de un contexto. En otro contexto, como puede ser la capacidad de obtener información de otra persona, una persona de clase baja puede probar ser más inteligente. También sugiere el estudio que las personas desarrollan las capacidades intelectuales y perceptivas según sus necesidades, algo evidente según principios evolutivos.

Vía Sciende Daily

Investigadores españoles marcan embriones con códigos de barras

Salud

Por: pijamasurf - 12/01/2010

Genética comercial: la filosofía del código de barras llega al manejo de embriones entre investigadores de la Universidad de Barcelona que utilizan este macanismocomo método de catalogación

En lo que bien podría ser considerado como un tratamiento un tanto denigrante en el manejo de la vida, un grupo de investigadores de la Universidad de Barcelona ha recurrido a etiquetar embriones de ratón con códigos de barras. Y lo pero es que este procedimiento de catalogación se pretende implementar en un futuro cercano a embriones de seres humanos. Este mecanismo, argumentan, permite el manejo de grandes cantidades de embriones sin que se corra el riesgo de que sean confundidos durante el proceso de fertilización in vitro.

La figura del código de barras se ha convertido en un ícono de la mercantilización de la realidad. Por ello llama la atención que se recurra a este sistema para tratar con la vida humana y aún más allá refleja un acercamiento poco respetuoso por parte de la ciencia frente a la naturaleza."Un embrión es un vida humana, así que tenemos que manejarnos con extrema cautela. Obviamente un embrión no puede expresar que es lo que quiere, así que el individuo que hace la donación debe aprobar que se lleve a cabo esta catalogación así como el individuo que recibirá la donación. Esto debe exponerse a la discusión pública con plena transparencia" afirma Pam Dixon, Directora Ejecutiva del World Privacy Forum.

Este noticia se une a un par de sucesos reportados anteriormente en Pijama Surf. Por un lado el hecho de que el 20% de nuestro código genético se encuentra ya patentado como si fuera un bien sujeto a la propiedad privada. Y por otro lado un gesto que llevó a unos científicos a "taggear" o marcar una porción de ADN, y que si bien fue considerado en su momento como un tanto lúdico, aludiendo a una actividad graffitera en la genética, lo cierto es que también refleja un acercamiento un tanto patético ante la vida humana y su mágica complejidad.

via Fox news