*

X

Las ballenas cantan a la misma longitud de onda que los neutrinos de las estrellas

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/02/2010

Escucha el canto de las ballenas con un telescopio de neutrinos desde la comodidad de tu casa y sintoniza la misma longitud de onda que llueve de las estrellas.

Las ballenas, guardianes de la boveda oceánica, cantan a la misma longitud de onda que los neutrinos emitidos por las estrellas. Esta feliz coincidencia -o resonancia  cósmica- ha hecho posible que los físicos compartan sus telescopios con los biólogos marinos para escuchar el sonido de las ballenas. Los neutrinos son partículas similares a los electrones sólo que sin carga eléctrica generalmente emitidos por reacciones nucleares al interior de las estrellas; viajan a cerca de la velocidad de la luz y pueden atravesar la materia ordinaria.

Los científicos armados con telescopios de neutrinos han desarrollado una red bioacústica para monitorear la profundidad del mar; esto ya ha traído frutos, como el descubrimiento de cachalotes en el Mar Mediterráneo.

El uso de esta tecnología de la astrofísica de partículas también permite detectar la presencia de boluminiscencia, fauna submarina, corrientes y actividad sísmica.

Gracias a LIDO en aquí se puede escuchar en vivo el sonido de ballenas y delfines desde la comodidad de tu casa.

Por qué los neutrinos y los cantos de la ballenas oscilan a la misma longitud de onda es un misterio, pero podría ser parte de la armonía universal, codificada en correspondencias númericas en el mirocosmos y en el macrocosmos.

Vía Interactions

Un lago que se formó hace 250,000 años fue descubierto debajo de las laberínticas artenas del desierto del Sahara gracias a radares satelitales que emplearon los investigadores

Un antiguo lago fue descubierto debajo de las arenas del Sahara en la región de Egipto. Tras analizar imágenes de alta resolución captadas por Shuttle Radar Topography Mission (SRTM) de la NASA, un grupo de científicos del Smithsonian National Air and Space Museum, encabezados por el geólogo Ted Maxwell, confirmaron la presencia de este lago hoy subterráneo.

Al parecer el lago se formó hace 250,000 años a partir de una desviación natural del río Nilo. Actualmente la extensión de agua ocupa solo 350 kilómetros cuadrados de los 68,200 que llego a ocupar durante su máximo esplendor. Se calcula que la mayor parte de este cuerpo de agua se secó, debido a cambios en el clima, hace aproximadamente 80,000 años. Aunque el pasado acuático de los desiertos era ya un hecho casi inminente, sobretodo por la presencia de fósiles, lo cierto es que jamás se había detectado con precisión un cuerpo de agua debajo del gran desierto del Sahara.

via Daily Galaxy