*

X

Las ballenas cantan a la misma longitud de onda que los neutrinos de las estrellas

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/02/2010

Escucha el canto de las ballenas con un telescopio de neutrinos desde la comodidad de tu casa y sintoniza la misma longitud de onda que llueve de las estrellas.

Las ballenas, guardianes de la boveda oceánica, cantan a la misma longitud de onda que los neutrinos emitidos por las estrellas. Esta feliz coincidencia -o resonancia  cósmica- ha hecho posible que los físicos compartan sus telescopios con los biólogos marinos para escuchar el sonido de las ballenas. Los neutrinos son partículas similares a los electrones sólo que sin carga eléctrica generalmente emitidos por reacciones nucleares al interior de las estrellas; viajan a cerca de la velocidad de la luz y pueden atravesar la materia ordinaria.

Los científicos armados con telescopios de neutrinos han desarrollado una red bioacústica para monitorear la profundidad del mar; esto ya ha traído frutos, como el descubrimiento de cachalotes en el Mar Mediterráneo.

El uso de esta tecnología de la astrofísica de partículas también permite detectar la presencia de boluminiscencia, fauna submarina, corrientes y actividad sísmica.

Gracias a LIDO en aquí se puede escuchar en vivo el sonido de ballenas y delfines desde la comodidad de tu casa.

Por qué los neutrinos y los cantos de la ballenas oscilan a la misma longitud de onda es un misterio, pero podría ser parte de la armonía universal, codificada en correspondencias númericas en el mirocosmos y en el macrocosmos.

Vía Interactions

¿Qué pasa cuando un cocodrilo muerde a una anguila eléctrica? (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/02/2010

En un río de Brasil, un cocodrilo se prepara para un jugoso almuerzo, sin saber que su propuesta víctima es una anguila eléctrica.

En algún río de Brasil, un confiado cocodrilo se  prepara para un jugoso almuerzo, sólo que no sabe que lo que planea comer es una mortal anguila eléctrica, que, al ser mordida por el cocodrilo, lo electrocuta, terminando de esta forma la vida del voraz depredador. Lo paradójico es que la anguila también queda sujeta a la mordaza del cocodrilo, probablemente extinguiendo su vida en su lance eléctrico al llevarse la del cocodrilo, en una ecstasis de neutralidad.

El joven brasileño que grabó el video impresionado exclama que nunca había visto algo así en su vida y se maravilla ante lo increíble de la natureleza, diciéndole a su amigo que corra "y pegue un ojo".