*

X

Científicos rusos descubren una sonrisa inmensa en el Sol

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/14/2010

Una sonrisa magnética de 600 mil kilómentros recorre al Sol en estos días en los que se acerca el final del año y la caída en la oscuridad.

En una noticia que aligera los días y nos recuerda que, ya sa por casualidad o por causalidad, el universo siempre nos tiene guardados regalos, astrónomos del Instituto Lebdevec de Moscú han descubierto que nuestra estrella central tiene una cara feliz y una inmensa y magnética sonrisa (o solrisa) de 600,000 km (suficiente para que toda la tierra cupiera ahí) y un par de ojos de 200 mil km de diámetro. Esto se debe "a heterogeneidades en su campo magnético", según los científicos.

"Los campos magnéticos del Sol forman una sonrisa que mide unos 600 mil kilómetros, y unos ojos que tienen 200 mil kilómetros de diámetro. Las áreas negras corresponden a los campos del polo negativo, y las blancas, a los del positivo. Y como las pupilas del Sol superan cuatro veces el diámetro de la Tierra, sí que uno puede hundirse en lo profundo de estos ojos", explicó el laboratorio de astronomía de rayos X de este centro de investigación.

Aunque es necesario hacer un leve esfuerzo para observar la sonrisa del Sol, es notable que ahí está, aunque tal vez algo esquiva y pícara, contento de su trabajo, como señala la conductora de Russia Times, que sonríe de vuelta al astro. Es posible que el Sol esté sonriendo días antes del solsticio de invierno, el día más oscuro del año, como coquetamente prometiéndonos el renacimiento de la luz tras la Navidad cósmica.

Te podría interesar:

Hallan dos asteroides con agua y rastros de vida

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/14/2010

Nuestro sistema solar tiene mucho más agua de la que originalmente se pensaba y cada vez se fortalece más la presencia de formas alternativas de vida; asteroides 65 Cybele y 24 Themis denotan agua y vida

Investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) detectaron agua congelada una serie de sustancias orgánicas calificadas como complejas dentro del asteroide nombrado 65 Cybele. A principios de este año el mismo equipo descubrió otro asteroide con características similares, el 24 Themis. Y en suma estos dos hallazgos confirman que nuestro sistema solar es más rico en agua y formas de vida alternativas de los que se pensaba. Además, con esto se refuerza la teoría de que el agua llego a la Tierra transportada por asteroides provenientes de otros puntos de la galaxia.

Hace un par de días se confirmó el hallazgo de una serie de meteoritos en el desierto de Sudán, que al ser examinados demostraron contener aminoácidos con millones de años de antiguedad lo que a su vez ha reforzado la teoría de aquellos afirman que en realidad los fundamentos de vida en nuestro planeta se originaron en otros lugares y llegaron a la Tierra a través de fragmentos de roca venidos del espacio exterior. Esta línea teórica sugiere un rediseño en el entendimiento de cómo se formó la vida. Anteriormente se consideraba como un hecho que la vida se gestó dentro de nuestro planeta sin embargo cada vez hay más evidencias de que en realidad llegó de otro planeta o incluso de otra galaxia.