*

X

Transmisión interestelar regalará sesión de pornografía a Dios

Arte

Por: pijamasurf - 11/17/2010

Utilizando quark-gluon plasma y otros afrodisiacos interestelares, el filósofo experimental y artista conceptual Jonathon Keats intentará excitar los deseos sexuales de Dios

La misión que Jonathon Keats se ha auto impuesto es clara: excitar a Dios a través de un despliegue de pornografía celestial. Y para lograrlo recurrirá a una porno proyección interestelar emitida desde el Gran Colisionador de Hadrones, así como a un estimulante kit compuesto de incienso, velas y un altar votivo, todos ellos orquestados desde su Mac, así como a una serie de súper sofisticados afrodisíacos, entre ellos el quark-gluon plasma. Equipado de esta forma el filósofo experimental y artista conceptual intentará incitar los deseos sexuales de Dios.

“El quark-gluón plasma es esencialmente la reminiscencia luminosa del coito divino, y es mucho más sexy que el bosón de Higgs”, afirma Keats. El QGP es una propiedad que algunos científicos afirman que se trata de un nuevo estado de la materia, también conocido como el “caldo de quarks”, que corresponde a una fase específica del proceso de la cromodinámica cuántica. Se manifiesta a temperaturas extremadamente altas y básicamente consiste en la liberación de quarks y gluones que componen la estructura de la materia a un nivel muy profundo. Los quarks son minúsculas cargas positivas que crean a los protones y supuestamente están unidos por gluones. En conjuntos estos dos podrían ser la representación física de lo que arquetípicamente conocemos como Aether y que permite que todo esté unido.

El porno despliegue interestelar que pretende Keats se transmitiría desde la sede del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), ubicado en Ginebra, Suiza, y la señal viajaría hasta Nueva York. “El primer porno palacio de Dios estará en Brooklyn a través de un enlace remoto web, en lugar de Ginebra, donde se encuentra el LHC. Pero si la CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) quisiera tener un palacio porno en su localidad, a mí me encantaría discutirlo con ellos. Tal vez un altar votivo construido al interior del túnel del LHC; eso sería fantástico”.

Y aunque pareciera que la intervención de Keats es algo bastante complejo, lo cierto es que el manifiesto artístico que se encuentra detrás de esta obra es aún más sofisticada: el inquieto filósofo busca recordar a Dios que está en deuda con sus hijos galácticos —es decir, nosotros— pues debe de proveernos con un hábitat menos susceptible al suicidio.

“El universo se ha estado expandiendo, algo que podríamos esperar de cualquier recién nacido, sin embargo, en los últimos 13,700 millones de años, el crecimiento ha sido incesante y de hecho el rango de expansión está acelerándose. Debido a la sobre-abundancia de energía obscura  la aceleración expansiva está destinada a despedazar el universo o a reformarlo en una masa amorfa. Y la fuerza gravitacional de los agujeros negros supermasivos no va a ayudar”, afirma Keats, y agrega: “Seguramente has pensado que Dios habría planeado una mejor forma de sembrar el universo que esta. Tal vez Dios concebirá futuros universos con mejores probabilidades de subsistir a largo plazo”.

La pieza de Keats se estrenará próximamente en Nueva York, en el espacio de arte alternativo de Williamsburg, el Louis V.E.S.P. Junto con ella también se exhibirá otra obra del mismo artista titulada “Pornografía para plantas”. Y aunque pareciera que la búsqueda de incitar sexualmente a Dios como recordatorio de que existimos, de que nos preocupamos por nuestro futuro e incluso de que estamos dispuestos a complacerlo, pudiera pecar de ser una tentativa cuántico-pagana, lo cierto es que las intenciones son buenas, y tal vez también lo sea el resultado. O como Keats lo expone: “No soy un psicoanalista, pero estoy seguro que un poco de buen porno aliviará a Dios de su resaca de 13,700 millones de años”.

[Wired]

Reaparace el anillo perdido de Júpiter

Por: pijamasurf - 11/17/2010

¿Jugarreta cósmica? Cinturón de Júpiter que había desaparecido en mayo aparentemente esta reapareciendo

Cómo si el gigante de gas se divirtiera desconcertando a la observación científica, parece que ahora, luego de seis meses durante los que desapareció uno de sus rojos anillos, esta reapareciendo de nuevo.En mayo de este año se consumó la aparente desaparición del Cinturón Ecuatorial Sur de Júpiter, luego qu desde finales de 2009 astrónomos observaron que este elemento iba gradualmente desvaneciéndose. Sin embargo Christopher Go, un astrónomo amateur de Filipinas alertó a los científicos que este anillo esta regresando a su lugar original.

Ante la alerta de Go, astrofíscios se dieron a la tarea de monitorear al mayor planeta de nuestro sistema solar y a través de ondas infrarrojas lograron detectar con claridad la evidencia. "La mancha era muy pequeña y poco apreciable con luz ordinaria.Pero cuando comenzé a imaginar la banda de metano las imágenes que aparecieron en mi monitor me volaron. La mancha era grande y brillante. Esto indicaba que tenía una altitud bastante superior a la capa de nubes de Júpiter y qu era un poderoso cúmulo en forma de torre, en verdad algo especial" afirmó el astrofísico de florida Don Parker.

Esta no es la primera vez que un anillo de Júpiter desaparece, y este comportamiento aún no ha sido explicado por los investigadores. por ello una de las probables teorías es que el gigante de gas gusta de castar juegos visuales a los astrónomos, al otorgar una naturaleza fantasmagórica, una existencia intermitente, a algunos de sus componentes.

via Spaceweather