*

X

NASA trabaja en jet hipersónico que reducirá trayectos de vuelo en un 90%

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/06/2010

Volar de México a Londres podría tomar una hora a bordo del nuevo jet hipersónico que la NASA planea construir y el cual alcanzará una velocidad de Mach 5

Surfeando los aires a una velocidad cinco veces superior a la del sonido el nuevo jet hipersónico que planea la NASA podría convertirse en una realidad en tan sólo tres años. Con una inversión de cinco millones de dólares anuales la nueva aeronave podría estar terminada a finales de 2013. Volando a más del doble de la velocidad del difunto Concorde, esta aeronave, cuyo fin es funcionar comercialmente, transportaría a los pasajeros a través de la atmósfera y luego descendería cerca del destino final para aterrizar.

En caso de concretarse el proyecto, pronto podríamos estar viajando de Nueva York a Londres en 40 minutos, o a Sydney en dos horas y media en lugar de las 21 horas que toma actualmente viajar desde a ciudad neoyorquina hasta Sydney. Una de las ventajas de esta aeronave sería su ligereza y menor consumo de combustible, sin embargo los retos tecnológico para consumar esta obra no son pequeños: "El ambiente de calentamiento hipersónico, además del énfasis en reutilización, crea enormes retos tecnológicos en cuanto al desarrollo de materiales, vestiduras, y estructuras que no sólo transporten cargas aerodinámicas, sino que también sostengan altos pesos térmicos que requieren de una larga vida y duración mientras minimizan el peso del equipo" se afirma en la descripción del proyecto.

via Daily Mail

Te podría interesar:

Usando focos LED para transmitir enormes cantidades de data

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/06/2010

Los LEDs prometen ser eficientes mecanismos de transmisión de información a través de pulsos de luz, muchas veces más veloces que las ondas de radio y mucho menos perturbadores.

Existe una profunda identidad entre la luz y la información.  El fotón y el bit son unidades básicas de la transmisión de contenido en el universo, 0s y 1s, encendido y apagado. Esta relación está por cobrar una nueva dimensión con el desarrollo de tecnología para transmitir data de forma más eficiente que vía ondas de radio e incluso redes de banda ancha.

El profesor de la prestigiosa Universidad de Edinburgo, Harald Hass, tiene todas sus canicas en la luz LED (diodos emisores de luz). Los focos LED, tales que pueden adquirirse en cualquier tienda de autoservicio, son altamente eficientes: en comparación con el 2% de energía aprovechada de foco de luz estándar, los LEDs aprovechan el 15% (de hacer un switch mundial a LEDs se necesitarían 100 plantas nucleares menos).

Además de esto los LEDs están basados en silicio por lo cual pueden ser apagados y encendidos de forma muy veloz, esto  no sólo permite espectaculares pinturas de luz, también hace que sea posible transmitir grandes cantidades de datos a gran ritmo.

Esencialmente los LEDs operan con lo que se llama OFDM (orthogonal frequency division multiplexing), un truco matemático que permite variar la intensidad de la señales de los LEDs, las cuales pueden ser recibidas por sencillos receptores. Un sistema de LED puede transmitir datos a 100 megabits por segundo, una red local Lan sólo llega a 50 megabits por segundo y la banda ancha actualmente está en alrededor de 10 MB llegando a veces hasta 50 MB. Sin embargo, dice Haas, la idea es que los LEDs puedan transmitor hasta 1 GB por segundo. Las luces pueden estar ahí enfrente de ti iluminando tu escritorio mientras están transmitiendo montañas de datos sin que lo percibisas ya que van a un ritmos tan veloz que son imperceptibles para el ojo humano.

Esto podría reemplazar a la banda ancha de una forma limpia. Además los focos LED transmiten datos sin usar ondas de radio. Esto es importante ya que se pueden usar para transmitir data entre escaners de resonancia magnética y computadoras, algo que, debido a los campos magnéticos de algunos aparatos, es imposible con ondas de radio. Se podrían usar, también, para transmitir data en plataformas petroleras y de gas donde no se usan ondas de radio, ya que éstas pueden provocar incendios. La luz, en cambio, es intrínsecamente segura.

Otras aplicaciones podrían darse para prevenir accidentes al usar faros LED en automóviles que transmitan señales como parte de sistemas de prevención de choques entre vehículos o para proveer servicios de internet en aeronaves sin que las ondas de radio interfieran con la operación de la aeronave.

Vía The Guardian