*

X

Encuentran oxígeno en Rhea, la luna de Saturno

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/26/2010

La sonda Cassini de la Nasa ha descubierto directamente por primera vez oxígeno fuera del planeta Tierra.

Por primera vez la Nasa ha detectado directamente oxígeno fuera de la Tierra. La sonda Cassini tomó una muestra de este vital gas volando 97 km sobre Rhea, la segunda luna más grande de Saturno.

Hasta ahora sólo se había detectado oxígeno fuera de la Tierra de forma indirecta usando el Hubble y otros telescopios en las lunas de Jupiter, Ganimedes  y Europa. Los instrumentos abordo de Cassini revelaron una atmósfera extremadamente delgada de oxígeno y dióxido de carbono, sustentada por partículas de alta energía chocando contra la superficie de Rhea elevando átomos, moléculas y iones.

Rhea es una de 63 lunas orbitando a Saturno, casi totalmente formada por hielo y sin agua líquida, lo cual hace muy díficil pensar que Rhea podría hospedar vida.

"Química activa y compleja involucrando oxígeno podría ser muy común en el sistema solar y en el universo. Una química así podría ser el prerrequisito para la vida", dijo Ben Teolis, líder de la investigación, apuntando a la cada vez más evidente noción de que la vida en el universo debe der muy común.

Según los instrumentos abordo de Cassini, cada metro cúbico en la atmósfera de Rhea contiene cerca de 50 mil millones de moléculas de oxígeno y 20 mil millones de moléculas de dióxido de carbono.  El dióxido de carbono podría provenir del hielo seco atrapado en la luna o podría ser producido por partículas de alta energía chocando contra el hielo sobre Rhea. Otra fuente podrían ser pequeños meteoros que han bombardeado la superficie de Rhea, cuyo nombre proviene de la diosa griega a veces representada como la Vía Láctea, hija de Urano y de Gaia.

Vía Guardian

Los humanos solo podemos caminar en círculos y nadie sabe por qué

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/26/2010

Un misterio que en un principio podría ser una simple curiosidad, que los seres humanos no podemos caminar en línea recta si se nos cubren los ojos, se revela como una interrogante de proporciones cósmicas.

Por más que lo intentes, si caminas con los ojos cubiertos, caminarás en círculos. No importa quién seas, si eres humano no podrás mantener una línea recta cuando caminas sin un punto de referencia. Esta extraña tendencia circular en los seres humanos ha sido probada científicamente. La investigadora alemana Jan Souman probó con distintos sujetos en distinto sitios —en la playa, en el desierto, en el bosque— y todas las persona con los ojos tapados caminaron en círculos.  La investigadora también hizo los experimentos con sujetos con la vista descubierta y se dio cuenta de que el clima influye: los sujetos que caminaron en climas nublados sin un punto de referencia —como el sol, la luna o una montaña— tampoco pudieron mantener una línea recta.

Existen diversas especulaciones sobre por qué sucede esto. Algunos sugieren que se debe a que las personas tienen un lado dominante y esto es una forma de ser zurdos o derechos. O que tenemos una pierna más grande que la otra o apéndices más grandes. O tal vez es un reflejo de que nuestros hemisferios cerebrales emanan diferentes niveles de dopamina. Pero asegura la investigadora alemana que ya ha probado estas y otras teorías y ninguna es certera, por lo cual está trabajando en un acercamiento multicausal al enigma.

Los lectores de esta nota en el sitio NPR  sugieren que tal vez el fenómeno podría tener que ver con el campo magnético de la Tierra y con la dirección de su movimiento de rotación. Otros lectores existencialistas dicen que tal vez es simplemente la prueba de que la vida es absurda o que es un metáfora de la humanidad (o acaso del eterno retorno y de la naturaleza cíclica del universo —¿de que vivimos dentro de un laberinto, de una paradoja?) (¿otros animales también dan vueltas si se les priva de un sentido referencial?).

Otra teoría un poco más licenciosa se esboza aquí: todo está girando, no solo los planetas y las estrellas, las células y los átomos están girando en vórtices y espirales, el vacío mismo está compuesto de una energía giratoria o arremolinada. El mismo Nikola Tesla buscaba "utilizar la energía del remolino", del movimiento angular, para con ella "desaparecer y crear materia", como si se tratara de la energía del punto cero, la energía primordial del vacío. Escribió Tesla:

«It appears, then, possible for man through harnessed energy of the medium and suitable agencies for starting and stopping ether whirls to cause matter to form and disappear» "Parece entonces posible para el hombre, a través de la energía obtenida del medio y los agentes adecuados para iniciar y detener los giros del éter, hacer que la materia se cree y desaparezca"]. 

El autor de este post en el sitio Reality Sandwich especula que la misma fábrica del tiempo-espacio está compuesta de ondas etéreas oscilatorias -escalares- similares a la descripción de los chakras, como vórtices giratorios.

"En realidad el movimiento vorticial sería una transición dimensional o un descenso del espacio infinito al espacio en 3D [...], así que la dulidad opositoria entre el vórtice o chakra es el puente entre lo real [...], el espacio primordial y nuestro mundo y de regreso (la verdadera "carrera espacial"). Es el motor de la creación y la destrucción".

Obviamente este es el terreno-torbellino de la imaginación metacientífica, pero resulta resonante: la rotación, la espiral, el auto-vórtice como movimiento primordial de creación y destrucción. En este sentido, cuando dejamos de dirigirnos hacia un referente en el espacio externo, ¿es posible que caigamos de manera natural en este movimiento circular, en esta espiral interna dentro de cada partícula que es una órbita microcósmica de  las esferas celestes? Y por esto caminamos sin razón aparente, todos, inevitablemente en círculos, porque así se está moviendo el universo.