*

X
Numerología y simbología del número 11 y del portal 11:11: cifra de la conciencia en el espejo de la naturaleza.

El número once y su par, 11:11, engloban un código sincromístico, relacionado para muchas personas con la comunicación de una inteligencia cósmica que busca abrir un portal en la conciencia y en la genética humana. Si bien la mayoría de los "fans" del 11:11 —miles de personas que buscan la aparición de este número con una confirmación de su camino espiritual— están embebidos en la cultura new age, la cual ha sido tremendamente manipulada por agencias de inteligencia, desinformación y las más bizarras entidades formando un cóctel de creencias de autosuperación y misticismo de bolsillo, la cifra tiene una resonancia y una simbología profunda que hace reparar en este código, más allá de cultos y creencias, como un atisbo de la naturaleza matemática que subyace  —como código de programación— el mundo en el que vivimos.

El 11/11 a las 11 de la mañana se dio el cese al fuego en la Segunda Guerra Mundial. Este día se conoce como el Día de la Remembranza (en Gran Bretaña la gente se pone un pin con una amapola), curiosamente, el minuto exacto del recuerdo de la gente caída en la Guerra es a las 11:11 AM.  Un evento que podría parecer casual si no se tiene en cuenta la insistencia que tiene la numerología masónica en aparecer en eventos de escala global, como si fuera puesta ahí por una élite que juega a la Cábala con el destino del planeta. Por ejemplo, el 33 en el rescate de los mineros chilenos, un múltiplo de 11.

El 11 de septiembre del  2001 se desplomaron las dos Torres Gemelas y el primer avión en hacer impacto fue el vuelo 11 de American Airlines. Después del 11 de septiembre quedan 111 días para que termine el año. Septiembre es el día 254 del año: 2 + 5 + 4 = 11. Si sumas las letras de septiembre más el número 11 tienes 11 carácteres. 9/11 -  9 + 1 + 1 = 11. Las torres son físicamente un once erigido en el cielo, similar a las torres que guardan el templo masónico: Joachim y Boaz. Las coincidencias son muchas más y pueden verse aquí. El ataque terrorista de Madrid también ocurrió un día once y murieron 191 personas, una cifra de muertes cuyos guarismos suman 11.

Los últimos tres presidentes de Estados Unidos tienen 11 letras en su nombre: Barack Obama, George  W. Bush y Bill Clinton.

El ciclo solar es de 11.1 años.

Un estudio de la NASA sugiere que toda la masa en el agujero negro en el  centro de nuestra  galaxia gira en 11 minutos.

Posiblemente el más significativo de los 11:11 es el del 21 de diciembre del 2012, le fecha apuntalada para sellar un cambio en la conciencia planetaria, tiene su punto focal a las 11:11 (tiempo universal), momento en el que ocurre el solsticio de invierno. Sumando 12/21/2012 obtenemos 11. Muchas personas ven en el 11:11 justamente una programación en torno a esta fecha y la activación genética de espirales luminosas en nuestro código. El 11:11 como una teleología histórica llevándonos hacia el cabo fractal de la ascención planetaria. Otras más ven en esto la mano taimada de las fuerzas oscuras que lavan el cerebro de las masas, el 11:11 como rito de predicción programativa. Parte de la parafernalia de desinformación mística que envuelve al new age y que truculentamente hace ver en la realidad su propio fanatismo.

Una de las personas en popularizar el 11:11 fue el mentalista israelí Uri Geller, quien formó parte del programa de visión remota Stargate de la CIA y quien en algún momento sostuvo canalizar un espíritu con forma de halcón de la estrella Sirius. Geller ha declarado que desde pequeño veía el 11:11 en todas partes como una especie de mensaje cósmico. Para Geller el 11:11 es un detonador del despertar de la conciencia precodificado.

Según las escrituras hebreas, el 11 de septiembre de 1999 fue el aniversario 6 mil de la creación de Adán.

El 1111 multiplicado por 1111 nos da la escala fractal 1234321.

El 11 es el número de la magia, según escribe Aleister Crowley en su libro sobre Cábala, 777.

En la Cábala el 11 es Kaf, la corona, y simboliza la autorrealización a partir de la fe y la voluntad. Significa literalmente la palma de la mano. Según Gnostic Teachings.org: "Kaf simboliza el poder latente del Espíriu Santo (Binah) en la glándula pineal, que se manifiesta en todo su esplendor en los órganos sexuales del iniciado. El fuego de Binah debe de crear el Elohim, el cielo y la tierra dentro del ser humano".

¿Pueden existir tantas coincidencias sin que sean el resultado de una programación subyacente o la comunicación de una inteligencia que no necesita ser extraterrestre, que posiblemente está dentro de nosotros, dentro de todas las cosas, compuesta también de números que la reflejan? El misterio del 11 y del 11:11 queda entrelazado con el misterio de la galaxia en relación con el Sol y con la Tierra y con los habitantes de este planeta en su proceso de evolución.

Twitter del autor: @alepholo

Científicos observan por primera vez el nacimiento de un agujero negro

Por: pijamasurf - 11/11/2010

El nacimiento de la muerte: la NASA anunció hoy que por primera vez se ha identificado a un agujero negro bebé.

Hace 30 años un astrónomo amateur obervó la implosión  de una estrella 20 veces el tamaño del sol a 50 millones de años luz. Este acontecimiento alertó a científicos de todo el mundo, que después de 30 años observando este acontecimiento con sofisticados telescopios de rayos x han anunciado hoy que se trata de un agujero negro, el más joven del que se tiene registro. El proceso de formación de un agujero negro pone en marcha una dinámica gravitacional tal que toda la materia en la cercanía de este objeto cósmico colapsa a su interior, como el desagüe de un lavabo, y ni siquiera la luz puede escapar.

El "agujero negro bebé" está formado por los remanentes de la supernova SN 1979C, en la galaxia M100, y pese a estar a 50 millones de año luz, esta distancia es considerada parte del universo cercano. Este agujero negro pertenece la clase de agujeros negros estelares, los cuales tienen menor posibilidad de emitir chorros de rayos  gama, a diferencia de los agujeros negros supermasivos en el centro de muchas galaxias. Pese a ser por antonomasia la definción de oscuridad, los agujeros negros pueden ser bastante brillantes -o al menos el disco que rodea al agujero. Ya que el proceso de absorver enormes cantidades de la materia a su alrededor genera luz y  fricción.

El "agujero negro bebé" hasta el momento no ha devorado mucha materia pero en la medida que vaya creciendo y su atracción gravitatoria incremente, devorará más materia. Se calcula que en un millón de años doblará su tamaño (algo que en realidad ya ha hecho, ya que lo estamos observando con un retraso de 50 millones de años).

Existen muchas teorías sobre los agujeros negros, una de las más estimulantes es la que sugiere que los agujeros negros son en realidad agujeros de gusano, portales a otros lugares del universo o incluso a otros universos. Algunos físicos especulan que nuestro universo yace al interior de un agujero negro; los agujeros negros serían una red de túneles cósmica interconcectando millones de universos.

Decir "El nacimiento de un agujero negro" es un enunciado paradójico, como decir el nacimiento de la muerte, y, sin embargo, en las paradojas se encuentran los diamantes más profundos de sabiduría. Especialmente si la teoría de que un agujero negro da a luz a un universo se confirma, esto nos acercaría a la comprensión de que los procesos cósmicos son también proceso alquímicos, donde morir es renacer en otra dimensión. Y el universo podría ser entendido como algo que no tiene fin, es perpetua transformación, devenir.

Vía Washington Post