*

X
La intención disciplinada en busca de percibir la realidad como un camino místico te garantiza la evolución de la conciencia hacia planos inimaginables de plenitud geométrica e inspiración etérea

La metafísica, entendida desde una perspectiva del camino místico que puede liberarnos de la cultura y los ejes del mundo material, es una de las grandes ramas de la sabiduría ancestral. Las grandes doctrinas de la metafísica fueron establecidas hace siglos, tal vez milenios, y como fiel producto de la conciencia del universo, no requieren de reformas ni actualizaciones, simplemente son más allá del tiempo lineal y el espacio limitado.

Una persona corazonadamente dispuesta a consolidar la fundación de sus principios metafísicos debe saber que existen siete requisitos en el camino de la perfección espiritual para fundirse con el brillo del holograma. Estos siete pasos nos fueron compartidos por los sabios de la India y se replican, de alguna u otra manera, en básicamente todas las enseñanzas sagradas que se han gestado a lo largo de la historia humana: los Paramitas. Estos consejos para regir la conducta personal son indispensables para todo aquel interesado en desarrollar la faceta mística de su propio camino.

1 - Dana (Caridad)

La caridad es un concepto que rige la filosofía de dar, compartir, y servir (evidentemente en este contexto tiene poco que ver con el trabajo de fundaciones estilo la Bill y Melissa Gates Foundation). Dana se refiere al honesto deseo de asistir a las necesidades de la raza humana. Algo importante es enfatizar en que esta cualidad no alude únicamente al acto de la caridad física o material: no sólo debemos dar de lo que tenemos, sino compartir lo que somos.

2 - Shila (Obediencia armónica)

La armonía se refiere a la paz interior emergiendo de la realización práctica, de la obediencia a las leyes de la vida, y a la protección de los preceptos filosóficos. Sin armonía una persona no puede sensibilizarse a la cristalización metafísica. Sin obediencia no puede organizarse la vida de acuerdo a un patrón místico que servirá para andar el camino del espíritu. "Aquél que vive la vida conocerá la doctrina".

3 - Kshanti (Preseverancia y paciencia)

La perseverancia es la continuidad dele esfuerzo, mantener vivo el pulso sagrado de la intención alimentándolo a través de la disciplina y la claridad. La metafísica es un arte científico dificil de manejar, años, tal vez vidas, serán necesarias para consumar esta misión. La paciencia es la disposición a esperar, a guardar indiferentemente el tiempo mientras uno trabaja en el desarrollo del espíritu.

4 - Virag (Desapego)

Una forma elevada de indiferencia a partir de la habilidad de soltarte del reino de los sentidos, así como de las falta de moderación, la aspiración, y la ambición. Es el deseo de obedecer las leyes universales sin esperar recompensa, vivir de acuerdo a la nobleza del espíritu pues ese es el verdadero camino.

5 - Virya (Intención con claridad)

El Virya se interpreta ya sea como el esfuerzo correctamente dirigido o como el valor e impulso sabiamente adminsitrados. Todo el esfuerzo debe dirigirse hacia la superación de cualquier obstáculo que surga entre el momento presente y la consumación iluminada. Este valor te permitirá a renunciar a las frecuencias bajas para surfear las olas de plata y mercurio, a enfrentar el peligro, las críticas, y la duda.

6 - Dhyana (Contemplación)

La meditación como la visualización interna de la meta de nuestros esfuerzos. A través de su práctica el individuo se funde con los universales y las verdades cósmicas te comparten su instrucción.

7 - Prajna (Sabiduría)

Esta es la faceta que consuma el proceso del camino espiritual. Del horizonte personal finalmente emerge el sol translúcido. La individualidad y la personalidad se eliminan para dejar sólo paso al río infinito de la universalidad.

Lectura recomendada: Words To The Wise (Manly P. Hall - 1963)

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Lucio Montlune

Ópera de Viena despide a bailarina rusa Karina Sarkissova por posar desnuda

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/09/2010

La bailarina rusa Karina Sarkissova perdió su trabajo en la Opera de Viena ya que no puedo resistirse a posar desnuda en Penthouse y en la Revista Wiener, lo cual indignó a sus jefes.

Karina Sarkissova no puede no posar desnuda en revistas, pese a ser advertida, esta artista del cuerpo ha vuelto a caer en la tentación del libido natural lo que le ha costado caro laboralmente, ganándose el saco. La dirección de la Ópera de Viena confirmó hoy que ha despedido la bailarina rusa por haber aparecido desnuda en unas fotos publicadas por una revista austríaca, informó la televisión pública austríaca ORF.

No es la primera vez que Sarkissova tiene problemas con las autoridades de la Ópera de Viena, de la que era primera bailarina, ya que en mayo pasado ya aparecieron fotos de ella en la revista erótica "Penthouse", que fueron tomadas ilegalmente en las instalaciones del teatro.

Por ese incidente, el entonces director de la escuela de ballet, Gyula Harangozo, amonestó a Sarkissova, de 27 años.

Pero tras la aparición de nuevas fotos en la edición veraniega de la revista "Wiener", la Ópera de Viena procedió con su despido el 23 de agosto pasado.

Sarkissova, quien formaba parte del elenco de ballet de la Opera de Viena desde hace ya diez años, aseguró en declaraciones que publica hoy el diario "Österreich" sentirse "discriminada como mujer".

La artista agregó que el cuerpo y la sensualidad forman parte del arte de la danza, que es una simbiosis entre fuerza y estética, algo que pretendían mostrar las fotos publicadas.

La bailarina estudió en la famosa escuela Bolshoi en Moscú y completó su formación en Sankt Pölten, cerca de Viena.

Sarkissova era desde el pasado año bailarina solista de la Ópera de Viena, uno de los teatros más prestigiosos del mundo, está casada con un ciudadano austríaco y tiene un hijo de 9 años.

Vía ABC