*

X
La intención disciplinada en busca de percibir la realidad como un camino místico te garantiza la evolución de la conciencia hacia planos inimaginables de plenitud geométrica e inspiración etérea

La metafísica, entendida desde una perspectiva del camino místico que puede liberarnos de la cultura y los ejes del mundo material, es una de las grandes ramas de la sabiduría ancestral. Las grandes doctrinas de la metafísica fueron establecidas hace siglos, tal vez milenios, y como fiel producto de la conciencia del universo, no requieren de reformas ni actualizaciones, simplemente son más allá del tiempo lineal y el espacio limitado.

Una persona corazonadamente dispuesta a consolidar la fundación de sus principios metafísicos debe saber que existen siete requisitos en el camino de la perfección espiritual para fundirse con el brillo del holograma. Estos siete pasos nos fueron compartidos por los sabios de la India y se replican, de alguna u otra manera, en básicamente todas las enseñanzas sagradas que se han gestado a lo largo de la historia humana: los Paramitas. Estos consejos para regir la conducta personal son indispensables para todo aquel interesado en desarrollar la faceta mística de su propio camino.

1 - Dana (Caridad)

La caridad es un concepto que rige la filosofía de dar, compartir, y servir (evidentemente en este contexto tiene poco que ver con el trabajo de fundaciones estilo la Bill y Melissa Gates Foundation). Dana se refiere al honesto deseo de asistir a las necesidades de la raza humana. Algo importante es enfatizar en que esta cualidad no alude únicamente al acto de la caridad física o material: no sólo debemos dar de lo que tenemos, sino compartir lo que somos.

2 - Shila (Obediencia armónica)

La armonía se refiere a la paz interior emergiendo de la realización práctica, de la obediencia a las leyes de la vida, y a la protección de los preceptos filosóficos. Sin armonía una persona no puede sensibilizarse a la cristalización metafísica. Sin obediencia no puede organizarse la vida de acuerdo a un patrón místico que servirá para andar el camino del espíritu. "Aquél que vive la vida conocerá la doctrina".

3 - Kshanti (Preseverancia y paciencia)

La perseverancia es la continuidad dele esfuerzo, mantener vivo el pulso sagrado de la intención alimentándolo a través de la disciplina y la claridad. La metafísica es un arte científico dificil de manejar, años, tal vez vidas, serán necesarias para consumar esta misión. La paciencia es la disposición a esperar, a guardar indiferentemente el tiempo mientras uno trabaja en el desarrollo del espíritu.

4 - Virag (Desapego)

Una forma elevada de indiferencia a partir de la habilidad de soltarte del reino de los sentidos, así como de las falta de moderación, la aspiración, y la ambición. Es el deseo de obedecer las leyes universales sin esperar recompensa, vivir de acuerdo a la nobleza del espíritu pues ese es el verdadero camino.

5 - Virya (Intención con claridad)

El Virya se interpreta ya sea como el esfuerzo correctamente dirigido o como el valor e impulso sabiamente adminsitrados. Todo el esfuerzo debe dirigirse hacia la superación de cualquier obstáculo que surga entre el momento presente y la consumación iluminada. Este valor te permitirá a renunciar a las frecuencias bajas para surfear las olas de plata y mercurio, a enfrentar el peligro, las críticas, y la duda.

6 - Dhyana (Contemplación)

La meditación como la visualización interna de la meta de nuestros esfuerzos. A través de su práctica el individuo se funde con los universales y las verdades cósmicas te comparten su instrucción.

7 - Prajna (Sabiduría)

Esta es la faceta que consuma el proceso del camino espiritual. Del horizonte personal finalmente emerge el sol translúcido. La individualidad y la personalidad se eliminan para dejar sólo paso al río infinito de la universalidad.

Lectura recomendada: Words To The Wise (Manly P. Hall - 1963)

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Lucio Montlune

Adolescente promedio en Estados Unidos envía 3339 mensajes de texto (SMS) al mes

Salud

Por: pijamasurf - 10/09/2010

Las niñas envían 4050 mensajes de texto al mes o más de 6 por hora que pasan despiertas, uno cada diez minutos; data de Nielsen analiza las tendencias en telefonía móvil.

Los adolescentes y los SMS’s forman una extraña sinergía, en realidad los mensajes de texto parecen hechos a la medida para los adolescentes: pueden ocultar la timidez, se pueden hacer durante clase (hasta "sextear") son más baratos y pueden ser remozados con todo tipo de emoticones y expresiones de newspeak.

Antes les hemos reportado sobre el absurdo pero popular campeonato de velocidad de texteo, evidentemente siempre ganado por una adolescente, ahora estadísticas de Nielsen, muestra que en Estados Unidos el adolescente promedio envía 3,339 mensajes de texto al mes, o más de 6 por hora que pasa despierto o uno cada diez minutos de su vida en vigilia. Las niñas envían un promedio de 4050 mensajes de texto al mes. Los mensajes SMS han aumentado un 8% con respecto al año pasado. Las personas de 18 a 24 años, segundo lugar después del grupo de 13 a 17, como se ve en la gráfica, envían 1630 al mes. En todos los grupos hay una clara tendencia al aumento de mensajes de texto y descarga de aplicaciones y de datos en teléfonos móviles, mientras el tiempo de llamadas por voz ha disminuido.

Cualquier persona que ha estado con otra persona que no deja de envíar mensajes de texto en su celular, se ha dado cuenta de la posibilidad de enajenación que produce esta veta tecnológica. Ya lo dijo el máximo analista de medios que tuvo el siglo XX "We are all robots when uncritically involved with our technologies", Marshal Mcluhan.

Vía Mashable