*

X
La fiebre digital por las redes sociales ha provocado que el 92% de los bebés ya esten inscritos en alguna comunidad virtual; parece que ahora no sólo es el nombre lo que sus padres eligen por ellos

Existe un nicho masivo de la población de Estados Unidos que pertenece a diversas redes sociales de Internet sin ni siquiera saberlo: los bebés. Resulta que un gesto que seguramente deben considerar como algo muy simpático, los padres del 92% de bebés estadounidenses los han hecho ya miembros de estas comunidades digitales. Lo curioso es que esta nueva generación de bebés digitales no sólo no podrá incidir en la desición del nombre que llevará (como a todos nos ha pasado) sino que ahora formarán parte de redes sociales aún antes de entender lo que esto significa, y pero aún, han ya pasado a formar parte de las masivas bases de datos que estas comunidades, en especial Facebook, comparte con diversas marcas para que se vayan generando perfiles de los niños como potenciales futuros consumidores (dark side of akasha).

El estudio realizado por la firma de seguridad para software AVG también recopiló información de otros nueve países occidentales y juntos promedian un 82% de bebés digitalizados. Tras Estados Unidos quien encabeza la lista, le sigue Nueva Zelanda en un cercano segundo lugar con 91%, y luego Canadá y Australia con un 84%. Otros países incluidos en el reporte fueron Alemania, Italia, España, y Reino Unido.

via CNN

La venta de la dirección sex.com es la tercera más cara registrada en la historia de Internet.

El popular dominio sex.com ha sido subastado en una cantidad de 13 millones de dólares a Clover Holdings, una compañía registrada en la isla de San Vicente. La cifra pagada seria la tercera mas cara pagada en la historia por un dominio de Internet. La segunda más cara fue el mismo sex.com, que pertenecía a Escom LLC, una compañía que ahora esta en bancarrota y que pago 14 millones de dólares en 2006. El dominio más caro de la historia es insurance.com, el cual le costó 16 millones de dólares a la compañía Quinstreet.

Sex.com originalmente pertenecía a Gary Kremen de Match.com, quien tenía este dominio desde 1994 y el cual fue pirateado por Stephen Cohen con quien tuvo que ir a corte para recuperarlo; Cohen tuvo que pagar 65 millones de dólares y pasar un tiempo en prisión. En esa época, en los noventa, comprar dominios era como comprar tierra en California.

Via Daily Mail