*

X

Tomar oxitocina, 'la hormona del amor', acaba con timidez

Salud

Por: pijamasurf - 09/24/2010

Científicos comprueban que la oxitocina ayuda a las personas tímidas o hasta autistas a empatizar y mejorar sus hablidades sociales.

La oxitocina, llamada la ‘hormona del amor’, ha logrado superar la inhibición social en un reciente experimento científico. La oxitocina, según investigadores del Centro Seaver de investigación para el Autismo en Israel y de la Universidad de Columbia, ayuda a relacionarse y a empatizar a las personas tímidas. Para las personas que son naturalmente seguras no tiene efectos significativos.

En una prueba conducida con oxitocina vía nasal en forma de spray y un placebo con 27 sujetos experimentales, aquellos que recibieron la sustancia, y que de antemano eran menos competentes en cuestiones de socialización obtuvieron mejores resultados en una prueba de empatía y en otra de competitividad social.

Las personas que habían previamente tenido buenos resultados en estas pruebas no obtuvieron mejorías.

Esta sustancia se había promovido como una “droga del amor” que funciona para todo tipo de personas; los estudios refutan esta idea, aunque confirman que tiene un uso prometedor para personas muy tímidas o incluso autistas.

La oxitocina es una hormona mammalia que también actúa como neurotransmisor, es producida especialemente en el parto, y después del orgasmo, como una estela vinculante. En la mujeres se genera también al libar prolongadamente sus pezones; los hombres también reciben una descarga después del sexo, pero al parecer la testosterona baja un poco los efectos.

Vía Telegraph

Los grupos de personas tienen inteligencia propia (más si contienen mujeres)

Salud

Por: pijamasurf - 09/24/2010

Algunos grupos exhiben una inteligencia colectiva que va más allá de la suma de sus partes, en una red dinámica de relaciones en la que tiene más que ver la sensibilidad que la inteligencia individual.

En un estudio que parece confirmar que un conjunto es más que la suma de sus partes -en una dinámica de sistemas integrales-, investigadores de la escuela de administración de MIT descubrieron que existe una inteligencia colectiva que se forma en relación a un grupo de personas. De la misma forma que se prueba psicométricamente la inteligencia o la capacidad cognitiva de una persona, se examinó la inteligencia grupal con 699 personas que fueron intercaladas en diferentes grupos para probar la hipótesis de que existe una dinámica y una cohesión entre los individuos que va más allá de la inteligencia individual. Las pruebas fueron variadas desde rompecabezas visuales, lluvias de ideas, juegos de rol, negociaciones, problemas complejos, habilidades lingüísticas, etc.

Los resultados del experimento demostraron que los grupos que tenían un promedio de coeficiente intelectual más alto no fueron necesariamente los que obtuvieron mejores resultados, fueron los grupos con mayor sensibilidad social, particularmente los que tenían mujeres, los que obtuvieron resultados más altos de inteligencia. Los investigadores creen que esto demuestra la importancia de saber percibir las emociones de los demás para modular las relaciones sociales y la producción cooperativa. En general, las mujeres tienen mejores resultados en pruebas de sensibilidad social; por esta razón generalmente los grupos con mujeres lograron tener mejores resultados, pero de esto solo se infiere que tener personas con habilidades sociales es importante para el trabajo en equipo, más allá de si son mujeres o no.

Los investigadores creen que este experimento podría tener varias aplicaciones para el trabajo corporativo o de investigación en equipo, donde se podrían hacer pruebas para descubrir el nivel de empatía y de inteligencia que se genera en combinación de ciertos individuos, cambiando a los miembros de un grupo hasta que se encuentre la mejor combinación posible. De alguna forma cada persona puede ser vista como un nodo neuronal que se conecta con el cerebro grupal.

Vía Phsyorg