*

X

Viendo porno las mujeres ven primero los genitales, los hombres la cara

Por: pijamasurf - 08/27/2010

Un estudio de eyetracking en el que mujeres y hombres vieron imágenes sexuales muestra que, contrariamente a lo esperado, los hombres miran más y antes la cara que las mujeres.

Contrariamente a lo que en primera instancia indicaría el estereotipo, las mujeres se fijan más en los genitales durante el acto sexual que los hombres. Un estudio realizado por el Center for Behavioral Neuroscience de Atlanta, analizó los patrones de vista de hombres y mujeres observando fotografías sexuales. El estudio mostró que los hombre miran más tiempo la cara durante el acto sexual y generalmente miran antes la cara que otras partes del cuerpo, algo que no siempre sucede con las mujeres.

Los datos recopilados usando tecnología de eye-tracking mostraron que las mujeres en tratamientos hormonales vieron más los genitales que las mujeres que no estaban usando hormonas, y que percibían otros elementos contextuales. Los investigadores creen que la expliación pordía estar en la amígdala, donde se procesa información emocional. Los hombres bajo estímulo sexual visual mostraron más actividad en esta zona, lo cual podría estar relacionado con su atención en el rostro.

La diferencia en la fijación genital de las mujeres no ha sido explicada del todo pero se aventuran algunas teorías. Esto podría tener que ver con que -como sucedió con el porno al focalizar el orgasmo en la cara- el placer femenino se ubica en el rostro, al no tener un orgasmo exteriorizado, es posible que los hombres busquen descifrar la excitación femenina en el rostro. Además, es posible que los rostros de las mujeres sean más expresivos y contengan más información.

Vía Science 2.0

¿Un extraterrestre gris de 4 mil años tallado en una piedra de Stonehenge?

Por: pijamasurf - 08/27/2010

En la fiel tradición de la imagen de Jesucristo en una tortilla o la de la Virgen en un burrito, la imagen deslavada de un extraterrestre gris en una piedra en Stonehenge es el pretexto para reflexionar sobre la psique proyectada en la naturaleza.

No cabe duda que cuando vemos el mundo exterior también vemos nuestro mundo interior proyectado, en este caso un fanático de la ufología examinando el misterioso sitio de Stonehengre capturó en una piedra desvaída la vaga imagen, en gestalt, de un típico extraterrestre, de los llamados grises, supuestamente provenientes de Zeta Reticulis y dueños de una tecnología sumamente avanzada, capaces de controlar la mente de los seres humanos a distancia.

La persona que publicó estas imágenes en el sitio UFO Caesbook sostiene que la piedra fue labrada y pruebas de carbono 14 indican que tiene 4 mil años, lo cual indicaría que estos extarterrestrs han estado a lo largo de la historia influenciando secretamente a la humanidad.

Claro que todo esto parece ser una casualidad alimentada por la mirada ansiosa de conectar los puntos de sus creencias reflejadas en el mundo físico. En la fiel tradición de ver a Jesucristo en el asartén o la Virgen en unos burritos (el editor de esta nota alguna vez vio la efigie de Pakal, el niño rey de Palenque en su versión cosmonauta, en el excremento de palomas que cayó del cielo en el parabrisas), esta imagen sobre todo confirma la camaleónica capacidad que tiene el universo de convertirse en el espejo de nuestro pensamiento.

Claro que todo esto parece ser una casualidad alimentada por la mirada ansiosa de conectar los puntos de sus creencias reflejadas en el mundo físico. En la fiel tradición de ver a Jesucristo en el asartén o la Virgen en unos burritos (el editor de esta nota alguna vez vio la efigie de Pakal, el niño rey de Palenque en su versión cosmonauta, en el excremento de palomas que cayó del cielo en el parabrisas), esta imagen solo confirma la camaleónica capacidad que tiene el universo de convertirse en el espejo de nuestro pensamiento.

Por ejemplo, si la siguiente imagen hubiera sido vista por alguien en otro lugar del mundo difícilmente le habría parecido especial y no le habría tomado una foto. Pero para un hombre de Newcastle, una nube con las islas británicas delineadas fue algo "mágico".