*

X

Conejitas en la cabina: Polanski y Hugh Hefner abordo de su hedónico jet

Buena Vida

Por: pijamasurf - 08/28/2010

El más alto placer en este video vintage de 1970: los playboys Hefner y Polanski cruzan el orbe en un jet lleno de lindas conejitas.

Es dífícil visualizar un mayor banquete de placer en este plano de realidad, y aunque sea una ilusión, quien puede decir que no le gustaría de estar cruzando los cielos en un jet con un abundante staff de conejitas en la más amplia comodidad, destapando champagne y extendiendo con holgura la gran pipa del amor. El magnate Hugh Hefner y el mordaz director de cine Roman Polanski son dos tipos que saben disfrutar la vida, aunque Polanski tal vez llevó esto demasiado lejos. Siete años después de este video, en 1977, sería acusado de estupro en Estados Unidos por tener sexo con una niña de 13 años, un cargo que pende hasta la fecha, aunque Polanski logró que la justicia suiza desestimara la extradición a Estados Unidos. Un año antes de este video su esposa Sharon Tate había muerto asesinada por la familia satánica de Charles Manson.

En el video aparece Barbi Benton, la sexy (con un aire de intensa inocencia) novia de Hugh Hefner. Vuelan en el jet Big Bunny (a bunny packed cockpit) y cruzan las ondas atmosféricas promocionando un lifestyle que hasta la fecha le daría mujeres, dinero y fama al niño lúdico Hugh Hefner.

Una de las modelos más lindas del mundo protagoniza una provocativa y multidimensional sesión de fotos que conjuga el haute couture con el hi-tech.

Capitalizando la fiebre desbordada por las imágenes tridimensionales, Vogue Italia emplea a la más linda avatar del reino de Oz, a la modelo australiana Miranda Kerr, para arrancar una tendencia de revistas en 3D y fashion en 3D. Una sensación de presencia que se desprende de la superficie plana y perfumada de una revista para crear un efecto de realidad. Miranda en tu sala. Miranda topless mirándote a los ojos. Miranda ejecutivamente traviesa flotando por el aéter.

Obviamente la revista Vogue provee unos lentes 3 D en su nueva edición, para apreciar las imágenes que de otra forma exhiben una borrosa molestia. Aunque de cualquier forma no se puede decir que agreden a la pupila seminal de los internautas. Hasta se pueda acariciar esas líneas dimensionales como líneas energéticas del cuerpo psíquico de Miranda, su doble electrónico, faux vintage en la pantalla.