*

X
Se ha registrado la presencia de varios tiburones en playas cerca de Boston; hoy apareció un tiburón blanco en la playa de Chatham

En una temporada que la prensa ya ha decidido llamar como el “verano de los tiburones” diversas playas de la costa de Massachusetts se han visto obligadas a cerrar sus puertas al público ya que se ha registrado la constante aparición de tiburones en esas aguas. Sin embargo, la mayor sorpresa de dio hoy, cuando se detectó la presencia de un tiburón blanco en la playa de Chatham, al sur del estado,

Tras hora y media de rastrear a este legendario animal, consagrado en el imaginario pop gracias a las películas ochentenas de Jaws, autoridades ubicaron al tiburón a 100 yardas de la costa de la playa South Beach. El animal de media tonelada y cuatro metros de largo fue marcado con un dispositivo de seguimiento. Este es el primer tiburón blanco que se localiza en estas aguas durante este año, mientras que en 2009 aparecieron cinco, algo inédito en la historia de las costas de Massachusetts hasta ese momento. Expertos creen que la masiva población de focas que habita en el área, con más de 300,000, podría ser una suculenta justificación para que el tiburón blanco, que normalmente habita las aguas del sur de África y Australia, los haya comenzado a visitar con más frecuencia.

via Boston

Actinobacteria ubicada en Siberia es el ser vivo más antiguo de este planeta con medio millón de años y fue fotografiado por Rachel Sussman

A pesar de que para el ser humano y su relación cultural con las dimensiones temporales podría parecer imposible de creer, lo cierto es que en nuestro planeta existe un ser viviente con una edad de entre 400 mil y 600 mil años. Este ancestral personaje es conocido como Actinobacteria, y vive en las regiones más heladas de la mítica Siberia rusa.

La fotógrafa estadounidense Rachel Sussman ha recorrido distintos puntos de la Tierra en busca de los seres vivos más antiguos, y junto con las Actinobacterias siberianas visitó otras 24 especies de organismos que rebasan, todos ellos, los dos mil años de vida.

La imagen captada de bacterias irrealmente antiguos, recuerda alude a una especie de foto satelital o incluso un escenario galáctico, con un patrón similar al de las nebulosas que observamos a través de los telescopios, recordándonos la naturaleza fractal que ejerce, tanto en el tiempo, como en el espacio, de nuestro universo. Si, como arriba, también abajo...

via Amazing