*

X
La nueva entrega del "Diario de un Joven Comedor de Psicodélicos" nos cuenta sobre el bicho de tacuara, posiblemente el primer insecto psicoactivo conocido en el mundo.

Alguna vez empecé a escribir una historia sobre unos adolescentes que tenían una especial afición por los psicodélicos: en una escena uno de ellos recibía una sorpresiva visita de un amigo que se suponía estaba en el Amazonas. Tenía algo en la lengua, estaba morada. Se suponía que había ido a tomar ayahuasca. Emocionado por conocer sus aventuras con esta liana cósmica, el anfitrión lo cuestionaba impacientemente. El otro le decía que no había encontrado ayahuasca pero que había encontrado otra cosa y sacaba un caracol, también con un sello morado. Entonces observaba que tenían un pequeño gusano en la lengua. El gusano, le decía, era una potenete droga psicodélica que permitía viajar en el espacio: justamente a través de agujeros de gusano o wormholes.

Esta torpe tentativa que ahora sirve de introducción me regresó a la mente el otro día cuando navegaba por la página del Dr. Cliff Pickover, el matemático psicodélico que, entre otras cosas, plantea la teoría de que la visión de la zarza ardiente (de dios) de Moises fue generada por el DMT en la glándula pineal del profeta (detonación enteógena) . En la página del buen doctor, me encontré con un link que decía “Hombre come intestinos de gusano psicoactivo para ver nuevos universos” (Man eats psychoactive worm intestines to see new universes).

Debo de confesar que al hacer click sentí esa vaga electricidad que anticipa la contemplación de algo que nos excita (sí la contemplación mémetica de un gusano psicoactivo me excita). Pense en ese instante sináptico amplificado en la posibilidad sincromística de que el universo pudiera generar un gusano que justamente permite atravesar agujeros de gusano hacia otras dimensiones. Al universo le gustan los símbolos y las autorreferencias ¿por qué no un gusano justamente como vehículo para un viaje interdimensional a través de lo que el hombre ha llamado “wormholes”? ¿Si comieramos luciérnagas para viajar a las estrellas?

Este gusano hipotético es el “bicho de tacuara”, una larva que se alimenta del bambú, que además de delicioso parece tener propiedades psicoactivas, pero que, lamentablemente, su uso parece haber sido olvidado. El bicho de tacuara es descrito en la literature por el explorador Augustin de Saint Hilaire, en 1824:

“Cuando estaba entre los Malalis, en la provincia de Minas (Gerais), se hablaba mucho de una larva que consideraban como un alimento delicioso, el cual es llamado “bicho de tacuara” (tacuara es bambú) porque se encuentra en los tallos de los bambúes, pero solo cuando tienen flores. Algunos portugueses que han vivido con los indios valoran estos bichos no menos que los mismos nativos; los derriten en el fuego para que tomen una masa aceitosa y así los prserevan para usarlos en su comida. Los Malalis consideran la cabeza del bicho de tacuara como un veneno poderoso; pero todos están de acuerdo, en que esta creatura, seca y reducida a polvo, constituye un poderoso remedio (para curar las heridas). Si uno le debe de creer a los indígenas y a los portugueses, no es sólo para este uso que se conservan los bichos de tacuara. Cuando las emociones los vuelven insomnes se tragan uno de estso bichos secos, sin la cabeza, solo el tubo intestinal, y caen en una especie de sueño extático, el cual muchas veces dura más de un día, similar al de los orientales cuando toman opio en exceso. Dicen al despertar de sus sueños que vieron bosques espléndidos, comieron deliciosas frutas y cazaron sin esfuerzo las más preciadas presas; pero estos Malalis añaden que solo indulgen rara vez en este placer debilitante".

Saint-Hilaire, Augustin F.C.P. de (1824) Histoire du Plantes les plus remarquables du
Bresil et du Paraguay.

Al parecer el uso de esta larva que mide hasta diez centímetros y se convierte en la mariposa Myelobia (Morpheis) smerintha (¿fumar mariposa, o fumar larva para una crisálida astral?) ha sido perdido, lo que se podría explicar por el hecho de que la cultura Malalis prácticamente ha desaparecido. Según la descripicón hecha por Saint-Hilaire, la sustancia activa de este bicho podría estar en sus glándulas salivales.

Evidnetemente es necesario estudiar estos insectos par aver si en realidad tienen una propiedad psicoactiva. De tenerla se convertiría en el primer insecto psicodélico conocido. (Algunas personas consideran a los alacranes psicodélicos, algo que, sin contar la posibilidad de su veneno, puedo atestiguar que no es cierto; fumar alacranes fue uno de esos ociosos pasatiempos de una noche de verano; sí un mareo (un buzz), una afectación; pero de ninguna forma similar a las grandes familias alucinógenas como las indolealkilaminas) .

Sin embargo existen otros animales que sí contienen propiedades alucinógenas poderosas, el pez sarpa salpa, o pez de los sueños, al parecer tiene un efecto alucinógeno similar al del LSD. Y, sobre todo, el sapo Bufo Alvarius contiene, precisamente en sus glándulas salivales, el más poderoso psicodélico conocido por el hombre, el 5-MeO DMT. De este poderoso sapito, escribiré en mi siguiente blog: “Me acuerdo de la prmera vez que fume 5-MeO DMT (la mólecula de dios)".

Hojas de Triptamina: Diario de un Joven Comedor de Psicodélicos

Drogas digitales, el nuevo trend (expandiendo la conciencia a través de un Mp3)

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 07/16/2010

Se populariza en internet la descarga de drogas digitales; estas consisten en archivos de audio diseñados para estimular cierta neuroactividad e inducir estados alterados

En una desconcertante práctica para los padres y autoridades de salud, pero atractiva para el resto del planeta, una tendencia se esta popularizando masivamente en internet alrededor del mundo. Se trata del consumo de “drogas digitales”, una nueva manera de estimular el cerebro a través de archivos de audio explícitamente diseñados para inducir en la persona estados de conciencia alterada.

Curiosamente lo que hace unos pocos años resultaba una práctica underground en la que músicos y psiconautas de Brasil, Hungría, Japón, y otros, realizaban intercambios de misteriosos mp3 que favorecían el viaje extrasensorial, ahora esta misma práctica amenaza con convertirse en un hip trend de adolescentes ansiosos por experimentar nuevas puertas de la percepción.

Decenas de sitios ya ofrecen a los jóvenes usuarios la posibilidad de dosificarse con un poco de neuroxconexiones orquestadas al ritmo de mantras electrónicos que, a través del uso de tecnología binaural, manipulan el comportamiento de tus ondas cerebrales y con ello inducen un particular estado mental.

Mientras que algunas autoridades escolares, funcionarios de salud, y padres de familia, han reaccionado con gran preocupación ante el uso, cada vez más popular, de este tipo de estimulación sonora, hay quienes simplemente opinan que se trata de un poco de recreación cerebral, entretenimiento para las frecuencias de la mente, 100% legal, no adictivo, en muchos casos gratuito, y aparentemente libre de efectos secundarios.

Los tonos o beats binaurales, son artefactos de procesamiento auditivo, cuya percepción se desenvuelve dentro del cerebro en forma independiente a la de los tradicionales estímulos físicos. Este efecto fue descubierto por Heinrich Wilhelm Dove en 1839. Ante esta estimulación nuestro cerebro produce pulsaciones en bajas frecuencias que se presentan, separadamente, al oído de la persona a través de audífonos en sonido estéreo. Ambos tonos serán automáticamente fusionados por nuestro cerebro en un solo sonido, la frecuencia de estos tonos debe estar por debajo de los 1,500 Hertz. La diferencia entre ambas frecuencias debe ser limitada, menor a 30 HZ para lograr que el efecto se concrete. En caso contrario evitaríamos la fusión de ambos tonos y no se lograría la gestación del beat inductor.

En años recientes el campo de los sonidos binaurales ha sido de especial interés para la neurofisiología en su investigación del sentido auditivo. Los estudios han sugerido que estos beats bnaurales ejercen una influencia sutil mediante el entretenimiento de ondas cerebrales y ello puede ser aprovechado en para favorecer la relajación de una persona y otros beneficios a la salud humana como la supresión de dolor físico.

La dosificación por vía de beats binaurales requiere del uso de unos audífonos, de preferencia que funcionen bien, aislando los sonidos exteriores, y que no generen interferencia. A continuación el usuario es expuesto a diferentes frecuencias sonoras en uno y otro oído. El cerebro humano reacciona frente a estos audio estímulos y los combina generando un cóctel particular de sonidos que son traducidos en frecuencias cerebrales. Estas frecuencias son muy similares a las que se experimentan durante el uso de otras substancias físicas como la marihuana, el LSD, y el MDMA.

Y en un plano menos psicodélico y mas edgy lifestyle, la neuroestimulación binaural puede utilizarse no para viajar a través de los espejos de la conciencia, sino simplemente como método de relajación, para liberar el estrés, para inducir un cierto estado de ánimo antidepresivo, e incluso para favorecer el desempeño sexual. En este sentido esta práctica pasa a engrosar el deleitante menú de las mindmachines o máquinas de la mente, herramientas fundamentales en la tecnosalud aletrenativa, las cuales combinan la fotoestimulación con el sonido.

Algo interesante en este recurso de estimulación es que se cuenta con un espectro casi infinito de frecuencias que utilizar, de acuerdo a los gustos de una persona a el estado que se desea inducir en un momento en particular: relajación, lucidez, estado de alerta, etc (uppers, downers, screamers, laughers…). En este sentido el espíritu perpetuo del verdadero psiconauta entra en acción, y le es concedido un exquisito margen de exploración que permite el diseño de estimulaciones a la medida (taylor-made neuro stimulation) en respuesta a la búsqueda particular de una persona de acuerdo a su personalidad, sus objetivos psiconaúticos, y su propia naturaleza bioquímica.

A continuación te compartimos un par de piezas para que te dosifiques jugueteando con tus neuroconexiones cerebrales. Te recordamos que para realmente poder despegar de tu asiento es necesario que te relajes, cierres los ojos, y escuches los sonidos a través de unos audífonos.

*Advertencia: en caso de padecer epilepsia o alguna enfermedad similar te sugerimos que te abstengas de probar la sesión binaural por tu propia seguridad.

Silencio, la función ya va a empezar...

Tiendas de drogas digitales:

DigitalDrugs.info

BinauralBeats.com

Relax-UK.com