*

X

Strippers reclaman a BP compensación por el derrame petrolero

Por: pijamasurf - 06/21/2010

Las Mimosa Dancing Girls exigen indemnización; el derrame del Golfo no sólo afecta la economía de los pescadores, indirectamente afecta a diversos sectores del estado de Louisiana que reclaman ser compensados por esta funesta compañía.

Seguramente el director de BP no tenía en mente a las Mimosa Dancing Girls cuando anunció la semana pasada que la compañía compensaría a las "pequeñas personas" afectadas por el derrame del Golfo. Pero BP debe de empezar a acostumbrarse a todo tipo de secuelas inesperadas provocadas por el ecocidio del cual es responsable.

Las strippers de este club en las afueras de Nuevo Orlenas piden una compensación a BP debido a que su clientela está compuesta en buena medida por pescadores a los que que, debido al derrame, ya no les alcanza para frecuentar el club.

La mayoría de los 1,500 demandas legales al día que BP está manejando son de la industria pesquera, que no pude trabajar debido a la prohibición vigente por el derrame. Pero en la oficina de BP en Nuevo Orleans, oficiales dicen que los pescadores no hacen la mayoría de los reclamos. En los últimos días meseros, plomeros, electricistas y trabajadores del muelle han entrado a las oficinas.

La semana pasada British Petroleum anunció bajo la presión de la Casa Blanca la creación de un fondo de 20 mil millones de dólares para resarcir a los afectados por los daños del derrame del Golfo. Una cifra que según nuevos estimados no será suficiente. Además de que muchos de los afectados son pescadores vietnamitas o parte de una economía informal que no tiene los documentos necesarios para comprobar los ingresos que percibían antes del derrame. Esto hace que sea necesario contratar abogados, los cuales serán los grandes beneficiarios de este fondo.

Vía The Guardian

El caníbal francés confiesa haber devorado un pulmón de su compañero de celda

Por: pijamasurf - 06/21/2010

Nicolas Cocaig, un prisionero francés, asesinó a su compañero de celda y luego lo canibalizó eligiendo su pulmón, por error, como platillo de degustación

En un bizarro caso de trastorno psicológico, un prisionero francés acusado de asesinar a su compañero de celda en 2007, confesó ante la corte que devoró un órgano de su víctima. Nicolas Cocaig relató que abrió el pecho de su colega con una navaja de afeitar y luego se dispuso a devorar su corazón, en un especie de ritual psicótico a través del cual buscaba “extraer su alma”.

Sin embargo, el primitivo y violento recluso de la prisión de Rouen, evidenciando una gran ignorancia en relación a la fisiología humana, extrajo el pulmón y no el corazón de su compañero, y luego procedió a devorar una porción cruda del mismo. Pero al parecer, insatisfecho con el sabor de pulmón humano, Cocaig decidió cocinar el resto con un poco de cebolla y manteca, muy al estilo de la gastronomía francesa, y finalmente dio por terminado su rito. No fue hasta después de que fue acusado del asesinato que se le informó de su equivocación, confirmándole que el corazón y el alma de su victima permanecían intactas.

Cocaig recibirá su sentencia definitiva por parte de un juez local el próximo viernes, y con ello terminará un episodio más de los sistemas penitenciarios alrededor del mundo, los cuales, en un acto de franco cinismo, se autonombran como “sistemas de readaptación social”.

via Telegraph