*

X

El genetista Craig Venter crea vida artificial

Salud

Por: pijamasurf - 05/20/2010

Crean primera célula sintética... científico prevé un Silicon Valley del diseño de organismos.

El científico Craig Venter ha creado la primera célula sintética, llamada Mycoplasma mycoides JCVI-syn1. El equipo de investigación de Venter construyó el software genético de una bacteria, lo ensambló en levadura y lo transplantó a una célula huesped. El microbio resultante se vio y comportó como la especie dictada por el ADN sintético.

Venter lideró el equipo de científicos que en los noventas secuenció el genoma humano y desde hace más de un año trabaja en producir vida sintética y en programar células para generar biocombustibles.

En julio de 2009 Venter firmó un acuerdo por 600 millones de dólares con la oscura empresa petrolera Exxon Mobil (fundada por el magnate John D. Rockefeller) para conseguir producir hidrocarburos a partir de algas fotosintéticas. La idea es consguir que el CO2 de la atmósfera se convierta en combustible.

Venter cree que también se podría alterar otras bacterias para producir vacunas, limpiar residuos tóxicos y diseñar nuevos antibióticos, según este controversial biólogo, los micoorganismos pueden tener la clave para generar una casi infinita cantidad de energía, desarrollar poderosos fármacos y limpiar la contaminación producida por los humanos. Venter ve en unos años un Silicon Valley de software biológico.

La Dr Hellen Wallace, de la organización Genewatch, le dijo a la BBC que producir nuevos organismos podría tener efectos negativos en el medio ambiente y que, de hacerlo, no sabemos bien lo que ocurrirá.

"Él no es dios, en realidad está siendo bastante humano; tratando de conseguir inversión para su tecnología y evitar las regulaciones que prohibirían su uso".

Vía BBC

El pesticida que lleva al suicidio a las mujeres chinas

Salud

Por: pijamasurf - 05/20/2010

Un pesticida de fácil acceso podría estar llevando a las mujeres chinas que trabajan en el campo a cometer suicido; China es uno de los pocos países donde las mujeres se suicidan más que los hombres.

China es uno de los poco países en el mundo donde las mujeres se suicidan más que los hombres y hasta en el 60 porciento de estos suicidios están involucrados pesticidas organofosforados. Este tipo de pesticida, que está prohibido en muchos países, además de ser letal al ingerirse, siendo la vía de suicidio predilecta, podría estar provocando pensamientos suicidas que llevan a cometer el acto según un reporte de la Organización Mundial de la Salud del 2009.

En Occidente las mujeres promedian hasta tres veces más intentos de suicidio, sin embargo los hombres cometen este acto con mayor frecuencia. La diferencia podría estar en que China, las mujeres expuestas a una vida rural (muchas veces explotadas) tienen un método de conseguir el suicidio más efectivo.

Existe controversia sobre si la exposición a este pesticida en realidad provoca pensamientos depresivos de alguna manera envenenado la psique hasta la materialización del suicidio, o si son sólo las condiciones de aislamiento social que no disuaden a las mujeres a tiempo y la facilidad de optar por este pesticida.

El suicidio en China parece ser el resultado de una acción impulsiva a diferencia de una depresión prolongada y no parte de una historia de enfermedades mentales como suele suceder en el 90% de los casos en Occidente; algunas estadísticas sugieren que el 60% de los suicidas solo lo consideraron 2 horas antes de realizarlo, lo cual podría tener que ver tanto con el efecto del pesticida como con el hecho de que las mujeres que trabajan en el campo no tienen con quien compartir sus problemas (o el mismo carácter de las mujeres chinas que se guaradan sus dilemas emocionales hasta el punto de que toman acción con notable decisión).

Estadísticas de hace 10 años mostraban que el suicidio es la primera causa de muerte entre personas de entre 15 a 34 años en China, estos índices son tres veces más en zonas rurales y 25% en mujeres. Sin embargo, este problema podría paliarse, paradojicamente, al momento en que cada vez más las mujeres abandonan el campo para vivir en la ciudades, donde uno pensaría que los pensamientos suicidas, sin el contacto con la naturaleza, serían más proclives.

Vía The Daily Beast