*

X

The Knife regresa con electro ópera inspirada en 'El origen de las especies'

Arte

Por: Roman Waterloop - 03/11/2010

"Tomorrow, in a year", es el nuevo disco de The Knife, que musicaliza una opera sobre la obra de Charles Darwin y nos sumerje en el abismo del cual surge la vida.

hotel-pro-forma

El genial duo de electrop sueco The Knife está de regreso con el disco doble "Tomorrow, In a Year".

Un disco difícil, una historia ambiental operística de la evolución. A veces críptico, con momentos de elevación angelical ("Coloring of the pigeons" y "Seeds" con destellos hipnominimales de Steve Reich) entre un frenesí de patos y niebla onírica enterrada; con momentos demenciales, de adictivas migrañas, de bosques industriales. Seguramente no es lo que se esperaban los fans de este grupo de alto avant guard pop. Pero a mi gusto es un refejo fiel de su personalidad explorativa, de su oscuridad natural (entre las maquinas de un iceberg cortando el neurocortex).

Hace unos años después de "Silent Shout", Olof Dreijer decía que quería hacer música más oscura y escaparse del glam que lo empezaba a asfixiar en la ola de popularidad que hacía de The Knife, posiblemente la mejor banda de electropop del 2006.

Fever Ray, con las inconfundibles vocales de Karin Dreijer Andersson, andróginos morphs en cielos de hielo, había logrado un buen disco de hipnótico goth pop, sonando muy a The Knife sólo que sin el filo de osbidiana de su hermano Olaf, que lo lleva al siguiente nivel.

La musica fue compuesta en el Amazonas y en Islandia, en colaboración con Mt. Sims y Planningtorock, "escuchando los patrones y el caos de los animales" y "el silencio, y la paciencia" (a lo que aregaría un poco la demencia). "Se trata, de imitar a los animales no grabarlos".

La pesada máquina de eones entrando en funcionamiento, de la abstracción original de la que parte la vida, del hidrógeno y la molecularización de la materia, a la formación de las capas geológicas, la aparición de los minerales y compuestos inorgánicos hasta la sintésis del ADN y el origen de las especies, la variación de las aves en la selva, la sangre, el surtidor, la voz humana, el verano (y la conciencia abtusa del verano).

Una sufrida celebración del largo proceso que ha llevado a la vida, atravesando los túneles de la materia, hasta parir sobre las piedras. Con letras generalmente extrañas y a veces lúdico-didácticas:

So that there are three sorts of birds which use their wings/ for more purposes than flying/ the steamer as paddles the penguin as fins/ and the ostrich spreads its plumes like sails to the breeze.

Tomorrow, In a Year fue comisionado por el grupo operístico Hotel Pro Forma y puesta en escena a finales del año pasado.

Hotel Pro Forma

Escucha el disco en streaming en Rabid Records

Descarga el disco Tomorrow, In a Year (Megaupload)

Te podría interesar:

El ritmo estético de la concentración urbana: Michael Wolf

Arte

Por: pijamasurf - 03/11/2010

El fotógrafo alemán Michael Wolf documenta orgiásticos patrones que se revelan dentro la densidad urbana de Hong Kong; el micromonumento del macrourbanismo

artwork_images_376_307531_michael-wolf

Como si se tratará de comprobar que el alma de la arquitectura habitacional se encuentra atrapada en un microchip quizá ninguna obra fotográfica interprete la naturaleza fractal de la densidad urbana, con tal estética, como el trabajo de Michael Wolf.

La rítmica inserta en la intimidad del microcosmos citadino (y lo micro es macro... as above so below) se desdobla en risueños patrones multicromáticos que, con un poco de suerte, pueden inducir verdaderos estados hipnóticos en la psique del espectador. La sobrepoblación, un fenómeno esencialmente aterrador, se convierte de la mano de Wolf en una especie de seductor código que juega con la mirada y sugiere reflexiones profundas en torno a la existencia urbana.

Al observar estas fotografías pareciera que estamos frente a una pantalla de celebración, tras haber ganado una especie de pin ball genético, y que finalmente podremos decodificar la esencia geométrica de la vida cotidiana en el siglo XXI. La estética vorágine del día a día en Hong Kong queda plasmada en la obra de este artista, y nosotros nos convertimos en testigos de un fenómeno ciertamente mágico: el como la repetición, los ritmos y patrones se manifiestan en un orden divino inmerso en un caos que es, culturalmente, angustiante.

Via Blog Archivo Callejero

michaelwolf-hongkong2

michael-wolf

2005_01_jcdensity