*

X
A pesar de la creencia popular, el punto más alto del planeta es el Monte Chimborazo y no el Everest, ya que su altura sumada a la altitud de esa zona de Ecuador superan por 1.5 millas al gigante de los Himalayas

GR013370

Al reflexionar sobre cuál es el punto más alto del planeta el imaginario colectivo automáticamente apunta su mirada hacia el Everest. Este mítico monte ubicado en el Himalayas, cerca de Nepal, con 29,035 pies de altura, es probadamente la montaña más alta (sin tomar en cuenta los picos sumergidos en el mar).

Sin embargo, el punto más alto del mundo no es la punta del Everest, sino la del Monte Chimborazo, en Ecuador. Este pico que forma parte de los Andes ecuatorianos apenas supera los 20,000 pies, pero esta ubicado en una de las regiones de mayor altitud en el mundo (la gente de Ecuador, Tanzania, y Kenia se encuentra 13 millas más cerca de la luna que los habitantes de los polos Norte y Sur). La combinación de estos dos factores hacen que la punta del Chimborazo de encuentre 1.5 millas más cercano al cielo que el legendario Everest, y con ello acredite el ser considerada la superficie terrestre más próxima a la bóveda celestial.

chimborazo

Vía NPR

Te podría interesar:
En un extravagante caso del azar genético, una oveja en Turquía dio a luz a una quimérica cría con rostro humanoide

069125-sheep-gives-birth-to-human-faced-lamb

En una extraña manifestación del azar genético se suscitó el caso de un una oveja cerca de la ciudad de Izmir, en Turquía, que tras ser intervenida en una cesárea, los veterinarios extrajeron a una cría muerta. Lo extravagante de este caso es que el cordero recien nacido presentaba una deformación facial que simulaba el rostro de un humano.

El veterinario encargado de realizar la cesárea, Erhan Elibol, declaró jamás haber visto algo similar: “He visto mutaciones en vacas y ovejas. He visto becerros con un ojo, dos cabezas, o cinco patas. Pero cuando vía a la cría de esta oveja no lo podía creer”. Hata ahora esta extraña mutación que derivó en la quimera con rostro humanoide, sólo se puede explicar por el exceso de vitamina A que se le suministró a la madre durante el embarazo.