*

X

El punto G parece no existir, es subjetivo: investigadores ingleses

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/07/2010

Estudio publicado por el Journal of Sexual Medicine no encontró prueba alguna de la existencia del mítico y codiciado punto G o “G Spot”; 1800 mujeres inglesas participaron
gspot Un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine en el que participaron 1800 mujeres inglesas no encontró prueba alguna de la existencia del punto G o “G Spot” Los investigadores del King's College de Londres creen que el punto G puede ser un producto de la imaginación de las mujeres, alentadas por las revistas y los terapeutas sexuales. La sexóloga Beverly Whipple, que popularizo la idea del G, dijo que el estudio es "defectuoso". Whipple argumentó que los investigadores habían descontado las experiencias de las mujeres lesbianas o bisexuales, y que no tomo en cuenta los efectos de tener diferentes compañeros sexuales. Las mujeres en el estudio, que eran todas pares de gemelos idénticos y no idénticos, se les preguntó si tenían un punto-G. Los gemelos idénticos no eran más propensos a compartir un punto G de los gemelos no idénticos, que comparten sólo un medio de sus genes. Los autores del estudio argumentaron que si el G existiera sería de esperarse que los dos gemelos idénticos, que tienen los mismos genes, afirmaran tener uno, pero esto no ocurrió. Co-autor del estudio, el profesor Tim Spector, dijo: "Las mujeres pueden argumentar que tener un punto G se debe a la dieta o el ejercicio, pero de hecho es prácticamente imposible encontrar rasgos reales. Todo indica que el punto G es subjetivo. A la colega de Spector, Andrea Burri, le preocupa que las mujeres que temían carecer de un punto G pueden sentirse amenazadas. Afirmó "Es bastante irresponsable afirmar la existencia de una entidad que nunca ha sido probada y presionar a las mujeres y a los hombres" La doctora Petra Boynton, una psicóloga sexual del University College London, dijo: "Está bien ir a buscar el punto G, pero no te preocupes si no lo encuentra”. Vía BBC News
Te podría interesar:

Murió Miep Gies, la última sobreviviente de los protectores de Ana Frank

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/07/2010

Murió a los 100 años Miep Gies, la última sobreviviente de los protectores de Ana Frank. Gies cuidó el diario de esta niña judía víctima de la persecución Nazi y que a lo largo de los años se convirtió en un testamento sobre el espíritu humano, el amor y en anhelo de libertad, frente al horror de la persecución, la violencia y el odio.
miepgies Murió a los 100 años Miep Gies, la última sobreviviente de los protectores de Ana Frank. Gies cuidó el diario de esta niña judía víctima de la persecución Nazi y que a lo largo de los años se convirtió en un testamento sobre el espíritu humano, el amor y el anhelo de libertad, frente al horror de la persecución, la violencia y el odio. En sus memorias Miep Gies, Anne Frank Remembered, publicadas en 1987, Gies afirmaba que ella no era ninguna heroína, afirmaba que era simplemente la heredera de una línea de gente buena holandesa. Gies, junto con su esposo y otros tres holandeses, no dudaron en esconder en su casa de Ámsterdam, por 25 meses, a Anna Frank, su padre, madre, hermana mayor y a otros cuatro judíos cuando Holanda estaba ocupada por los ejércitos de Hitler Cuando la Gestapo encontró el cobertizo en donde la familia de Anna se escondía, en agosto de 1944, todos los integrantes de la familia de Otto Frank fueron arrestados y mandados a campos de concentración. La familia de Gies fue perdonada por un oficial de la Gestapo debido a su origen austriaco. El diario de Anna fue cuidado, sin ser leído, por Gies, esperando que Anna algún día regresara por el. Anna murió antes de cumplir sus 16 años en el campo de concentración de Bergen-Belsen, su madre y hermana, de 19 años, murieron en Auschwitz. Su padre, Otto Frank fue el único sobreviviente. Al final de la Segunda Guerra Mundial Otto Frank regresó a Ámsterdam y se reencontró con Gies, quien le entregó los escritos de su hija Anna. En 1947 se publicó por primera vez: Ana Frank: el diario de una adolescente. anna-frank Vía The New York Times