*

X

Noruega es el mejor país para vivir (lista de desarrollo humano de la ONU)

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/05/2009

La ONU da a conocer su lista anual sobre los países con mayor desarrollo humano; Escandinavia encabeza la lista que tiene a África olvidada en el fondo. Asimismo, los países con más mujeres son más desarrollados


Los paisajes afilados de los fiordos, el velo multicolor de las auroras boreales, el gas, el petróleo, el salmón y las altivas mujeres de la tierra de Henrik Ibsen hacen de Noruega el mejor país para vivir en el mundo según la ONU.

Este índice de desarrollo humano realizado por la ONU toma en cuenta una serie de índices como ingreso per cápita, densidad de población, expectativa de vida, migración, alfabetización, etc. Las estadísticas para el reporte de este año son las de 2007, así que no reflejan la crisis actual.

Es notable la tendencia geodominante de Europa como la sede de la calidad de vida (de los veinte primeros solo 5 países no son europeos); Escandinavia es sin duda la zona más "desarrollada" del orbe con sus 5 países dentro del top 20; las pequeñas naciones banqueras como Luxemburgo y Lichenstein aparecen entre los 20 primeros y son las que mayor ingresos per cápita tienen (cabe mencionar a Andorra en el lugar 28).

Del otro lado, como espejo de Europa (de diamantes y recursos saqueados), tenemos a África: los últimos lugares en desarrollo están ocupados por países africanos.Únicamente Afganistán, devastado por los Estados Unidos, se cuela en el penúltimo lugar entre una escudería rastrera de países de la África profunda, países que han ofrecido sus recursos para que los países europeos puedan gozar de la buena vida. Níger es el peor país del mundo para vivir según este estudio— por cada dólar ganado en Niger se ganan 85 en Noruega. Otros países en el sótano del desarrollo son Sierra Leona, República Centroafricana, Mali, Congo y Burkina Faso.

En América Latina, Chile es el país con mayor desarrollo en el lugar 44; Argentina está en el 49, su vecino rioplatenese Uruguay en el 50, Cuba en el 51 y México en el 53.  Brasil aparece hasta el 75, pero seguramante estaría mucho más cerca de los primeros lugares si el estudio estuviera fechado en 2009.

A China se le asigna el sitio92, pero, al igual que Brasil, es el país que más lugares sube en comparación con estudios anteriores.

España, Bélgica, Irlanda, Suiza y Lichenstein son los únicos países entre los primeros veinte que tienen más mujeres que hombres; del otro lado, entre los países con mayor superioridad femenina (agraciados por el sexo bello), están Suecia, Italia y, sobre todo, como su refinación lo indica, Japón. En América Latina Argentina tiene más mujeres que hombres; Colombia y México tiene más hombres que mujeres. Todo esto indica que una sociedad con dominio femenino es más agradable.

TOP VEINTE

1.Noruega
2. Australia
3. Islandia
4. Canadá

5. Irlanda
6. Holanda
7. Suecia
8. Francia
9. Suiza
10. Japón
11. Luxemburgo
12. Finlandia
13. Estados Unidos
14. Austria
15. España
16. Dinamarca
17. Béligica
18. Italia
19 Lichenstein
20. Nueva Zelanda

LISTA COMPLETA

INDICADORES ESTADÍSTICOS

Dios en el cerebro: creencias religiosas desarrollan inteligencia social

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/05/2009

Científicos estudian la influencia de las experiencias religiosas en el cerebro: al parecer la idea de dios afecta la materia cerebral activando regiones empáticas vitales para la evolución social del hombre

TheHologram12-full

Al escanear el cerebro de personas que creen en Dios se revela que la religíon está involucrada en regiones neurológicas vitales para la inteligencia social. Esto es, más allá de que exista Dios o no, la creencia religiosa en algún momento fue muy útil para propiciar la evolución de la mente humana.

En un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, personas que reportaron haber experimentado íntimamente a Dios, participaban en comportamientos religiosos o hasta tenían "temor divino", tendieron a mostrar mayor tamaño en las regiones cerebrales relacionadas con la empatía, comunicación simbólica y regulación emocional. El intento del estudio no era encontrar el punto de dios (o punto G del cerebro), sino estudiar los patrones dentro del cerebro en personas que dicen ser religiosas.

Según el Dr. Jordan Grafman, la capacidad de albergar pensamientos religiosos podría haber contribuido en llevar al cerebro primitvo a su forma actual de sofisticación social. Grafman cree que los origenes de la creencia en la divinidad residen en los mecanismos que evolucionaron para ayudar a los primates a entender a sus familiares y a otros animales. "Intentamos usar los mismos mecanismos sociales para explicar fenómenos poco comunes en la naturaleza".

La eterna pregunta en este caso, es si dios se descargó en el cerebro del hombre como una neuro huella digital (o un inevitable holofractal de su indentidad con el universo, de que en un quantum está encriptada la información de todas estrellas) o si el cerebro del hombre, desde el más puro materialismo, creó la idea de dios, la cual en la medida que le sirvió evolutivamente se dispersó como se dispersa un virus.

Se ha encontrado que existen cicrcuitos neurológicos en el cerebro frontal que están "cableados" para dar lugar a la idea de dios, esto es parte de una rama de la ciencia conocida como Neuroteología. Esta discipina ha sido criticada por reduccionista.

Otro tema interesante es como una idea transforma la materia (creer es crear: la idea de dios electromagnéticamente esculpe zonas cerebrales) lo que nos dice mucho de la neuroplasticidad de nuestro cerebro, y nos revela cómo es posible autoprogramarnos si en realidad lo queremos, puesto que de cualquier forma nuestro pensamiento (caótico, involuntario, trivial, o como sea) nos está programando. Existe un inevitable nuevo canto cósmico desde el centro que está en todas partes (pero su circunferencia en ninguna) e incluye con pruebas a la ciencia y con imaginación a la magia: mente sobre materia.

Religious Experience linked to brain social regions

Searching for God in the Brain

God and the Brain

El cerebro holográfico

How consciousness creates reality

Programming and Metaprogramming in the Human Biocomputer