*

X
La justicia inglesa extradita al "UFO Hacker" escosés, Gary Mckinnon, después de 5 años de lucha en las cortes; el refinado Gary, quien hackeó la NASA y el Pentágono, podría enfrentar hasta 60 años de prisión

gary_mckinnon_ufo_hacker_liberen_free

Entre 2001 y 2002 la entidad cibernética SOLO, encarnada por un hábil y misterioso hacker, se convirtió en una temeraria pesadilla para los sistemas de seguridad del gobierno de Estados Unidos. Sedujo el código y penetró las redes que protegían a los archivos secretos de diferentes oficinas gubernamentales: NASA, US Navy, US Army, Departement of Defense, US Airforce, y el DARPA (Defence Advanced Research Projects Agency).

hacking1

Aparentemente la habilidad del buen Gary logró, entre otras proezas binarias, apagar durante 24 horas las 2,000 computadoras que controlan el Distrito Militar de Washington. También accedió a cientos de archivos de alta seguridad, los cuales seguramente tienen impresos oscuras estrategias militares, y borró como un statement lúdico y contundente, los logos de armas que ostenta la marina estadounidenses en su sitio. Originario de Glasgow, confesó haber encontrado "cosas raras" dentro de los archivos, como una lista de nombres bajo el título "Non terrestrial agents" (Agentes no terrestres).

A mediados del 2002 fue arrestado por la National Hi-Tech Crime Unit (NHTCU de la justicia inglesa (fiel aliada del gobierno estadounidense), amparada bajo el Computer Misuse. Luego de casi 7 años de lucha legal por evitar su extradición a Estados Unidos, el viernes pasado fue confirmada su derrota y ahorá tendrá enfrentar en ese país 20 cargos en su contra, los cuales podrían sumar una ridículamente excesiva condena de hasta 60 años de prisión. Según el gobierno de EU Gary es responsable de la mayor infiltración a sistemas de información militar en la historia (un título ciertamente elegante).

Miembro de la British UFO Research Association, desde los quince años, y asiduo lector de Isaac Asimov y Robert Heinlein, su determinante interés por la cultura extraterrestre le ha valido el sobrenombre del UFO Hacker.

En su defensa Gary ha declarado ser un simple nerd, que gusta de penetrar sistemas de seguridad luego de fumar un poco de marihuana y al ritmo de buena música que cobija su oficina casera. Además ha enfatizado en que realmente estos sistemas no requerían de gran conocimiento para ser hackeados y que, para su sorpresa, simplemente tuvo que utilizar algunos conocimientos básicos de informática.

Este caso parace más una oportunidad que el gobierno de Estados Unidos busca aprovechar vorazmente, para mediatizar una amenaza en contra de no sólo los hackers sino todos aquellos interesados en la cultura alien y en la repercusiones que esta puede tener a nivel psicosocial. Además queda claro que su obra fue una franca ridiculización a los sistemas de alta seguridad del gobierno estadounidense, lo cual indudablemente debe haber provocado cómicos corajes dentro del Pentagono y la Casa Blanca.

“Términas perdiéndote entre mas se sofistican las medidas de seguridad de distintas redes. Como un juego de computadora, y yo amaba estos juegos. Era un juego de realidad. Era adictivo, enormemente adictivo”.

Trás ser

Visita el sitio y únete a los distintos grupos de apoyo a la causa de Gary “UFO hacker” Mckinnon. En Pijama Surf abrimos un grupo a favor de la liberación de nuestro amigo en Facebook y hemos participado ya en el sitio Free Gary Mckinnon.

Estaremos pendientes a este caso y mientras invitamos a nuestros lectores a unirse a la causa de este inspirador neorevolucionario de las esferas digitales, sincero amante de la cultura UFO, y maverick de los campos codificados.

The Guardian: Game Over (Entrevista)

Rupert Murdoch, el obscuro lord de las noticias, advierte que las versiones online de sus diarios comenzarán a cobrar a los usuarios en un futuro próximo

murdoch

El nuevo paradigma mediático en la red aún no esta consumado, el esquema de comercialización para sitios de contenido editorial, noticioso, aún no se manifiesta en una fórmula plenamente rentable. Simultáneamente vivimos el punto más alto, hasta ahora, de una franca decadencia en las ventas de diarios y revistas impresas.

Los últimos años, con la consagración de internet como medio informativo, han visto declinar los ingresos de prácticamente todos los grandes diarios impresos, con algunas pocas excepciones como el New York Post, cuyos lectores son en la mayoría personas que superan el medio siglo de vida y que se mantienen como consumidores cotidianos de las versiones impresas.

Frente a este escenario, el “Señor de las tinieblas mediáticas”, Rupert Murdoch, ha levantado su enorme cola reptil para estremecer a los web surfers que gustan de visitar algunos de sus sitios noticiosos, para advertir que comenzará a cobrar por consumir la información que estos ofrecen.

Su postura representa una especie de nemesis arrepentida que busca enfrentar al imparable trend maremagnum de la revolución digital: contenidos libres mientras se experimenta con nuevos conductos de comercialización.

Rupy, como le gusta que le llamen, es dueño del emporio mediático News Corp, el mayor y más poderoso conglomerado de medios en el mundo. Entre sus empresas “célula” está la productora de cine XX Century FOX, las cadenas de tv SKY y FOX, los diarios The New York Post y The Wall Street Journal, en Estados Unidos, The Times y The Sun en Inglaterra, y la editorial Harper Collins, entre otros medios impresos en Asia y Australia. En cuanto a la red, News Corp se extiende a las versiones enlínea de todo su conglomerado, y también adquirió hace unos años MySpace.

Murdoch justifica su posición asegurando:

"El periodismo de calidad no es barato y una industria que regala su producto está canibalizando su capacidad para hacer buen periodismo. Creo que si esta medida tiene éxito, seremos seguidos por el resto de medios de comunicación rápidamente"

Finalmente amenazó a todos aquellos que quieran “robar” contenido de sus sitios, ya que sus cyberesclavos esditoriales estarán vigilando atentamente para que esto no suceda. En Pijama Surf quizá dediquemos una sección destinada exclusivamente a contenidos robados de los sitios de Rupy, sólo para provocar a la bestia y quizá saltar a la fama tras enfurecerlo. Esta lucha será cubierta minuciosamente para todos nuestros lectores, quienes sin duda sabrán que en esta, tan humilde como sexy alterboutique informativa, jamás les cobraremos para compartirles la información que creamos más útil para la expansión de sus mentes.

Data love, Free data, Love is da lava… Murdoch cobrará por sus periódicos 'online' a partir de 2010 Murdoch on the prowl for print sales