*

X

Todos Quieren la Substancia D. (Parte II/II)

Arte

Por: admin - 06/23/2009

Segunda parte de una cirujía introspectiva a través del universo de Phillip K. Dick, profundizando en una de sus obras maestras: A Scanner Darkly, genialmente adapatada al cine por el director Richard Linklater

Leer la Primera Parte de "Todos Quieren la Substancia D."

scanner_darly_una_mirada_a_la_oscuridad

"Una Mirada a la Obscuridad" (A Scanner Darkly, 1977) es su novela número treinta y dos (sin contar las historias cortas) y tiene una adaptación cinematográfica homónima muy fidedigna, esta lleva el mismo nombre, y fue dirigida y adaptada por el maverick independiente Richard Linklater.

scanner_darkly_libro_dick El filme inicia con una pieza musical barroca eléctronica a la Wendy Carlos (Naranja Mecánica), la música es de Graham Reynolds, esta pieza se ve interrumpida por algunas cuerdas siniestras con agitación de secuencias alteradas (a la John Zorn tocando con Laswell en su proyecto Painkiller) que acompaña a Charles Freck (Rory Cochrane ) despertando en su cama con miles de bichos brotando de su cabello que no desaparecen por más que se rasca.

La comezón lo conduce frenéticamente a la regadera sin dejar de rascarse, al salir del baño, cuando piensa que los bichos han muerto con el agua, la comezón le demuestra lo contrario y tiene que usar insecticida en su propia cabeza. Pronto sospechará de su perro y juntos visitarán la regadera de nuevo, pero los bichos no van a desaparecer, por lo que tiene que pedir ayuda telefónica a su amigo James Barris (Robert Downey Jr.), que no solo es adicto también sino una luminaria llena de teorías. James queda de verlo en un café, pidiéndole que lleve dos bichos en un frasco para revisarlos, el acercamiento al frasco donde Charles mete a los bichos podría ser el poster que buscáste toda tu vida siendo adolescente.

La película corta directo a una junta de la asociación de El Oso Café ¨en Anaheim California, parte del Condado de Orange (Orange County) donde el maestro de ceremonias presenta a un agente secreto del departamento de anti-narcóticos que se dedica a erradicar la epidemia de consumo de la substancia D, y nos presenta el alarmante dato de que el 20% de la población pueden clasificarse como adictos. El agente es Fred nombre policíaco de Bob Arctor (Keanu Reeves) que esta dentro de un traje hermético que hace que su imagen cambié, morfeandose en miles de personas distintas, el traje le dice que decir y como decirlo muy similar al casco de Robocop (Paul Verhoeven, 1987). Dentro del traje se da una discusión entre la computadora y Arctor que nos demuestra que Bob no comulga enteramente con las ordenes del departamento.

Cuando Arctor se quita el traje y sale a las imposibles de transitar a pie (un servidor lo hacía) calles de el condado de Orange, no duda en llamar a su amiga Donna Hawthorne (Winona Ryder, ¿hace cuánto que no te veíamos actuar, despues del incidente donde fuiste sorprendida robando ropa en Beverly Hills?) en una conversación totalmente registrada por el departamento de policía ultrafuturista, donde Arctor le pide algunas drogas a su amiga, cuando el agente se da cuenta de que se trata de Arctor no lo manda a arrestar.

Mientras tanto en la cafetería James le aclara a Charles que lo que esta viviendo es unicamente las alucinaciones causadas por la substancia D, Charles le comenta que el ha oído que al ser atrapado por la policía y entrar en la famosa rehabilitación lo primero que te hacen es cortarte el pene, cosa que James niega. Cuando la mesera llega a preguntarles ¿Cómo está todo? James responde que super bien, Charles no esta de acuerdo y ventila sus problemas “que nadie más tiene” James responde “Cálmate ¿no ves que vivimos en un mundo que empeora progresivamente, de que te preocupas?” “Me quito el sombrero ante la entidad que puede dar tanta integridad a la maldad”.

scanner_darkly_mirando_a_la_obscuridad_traje

Arctor habla con su jefe, los dos usando trajes de identidad secreta en el departamento de policía y discuten sobre Donna, después sobre Arctor del que el mismo dice que consume poco, el jefe le dice que no se confíe y que lo siga investigando, obviamente sin saber que él es Arctor pensando que es el oficial Fred. El departamento manda a Arctor a un exámen clínico psiquiatrico donde están interesados sobre sus recientes desconciertos y en la pruba no le va muy bien y sigue demostrando su inconformidad con el sistema. Al regresar a la oficina de su jefe se encuentra a su amigo James que sin saber quien es bajo el traje lo denuncia, habla de que Bob Arctor es el líder de una asociación terrorista que atenta contra el país y que se solventa gracias al narcotráfico mientras corta parte de su cabello que asoma debajo de una boina tipo “che” Guevara con una tijera de plástico (en una especie de tick nervioso parecido a los que tienen los usuarios críticos de metanfetaminas) y portando una playera camuflajeada.

Arctor no cambia su actitud hacia su amigo y continúa esta doble vida de agente anti-narcóticos y adicto. Hay otro sujeto agresivamente simpático que hace que las conversaciónes entre el grupo sean más divertidas, Ernie Luckman (Woody Harrelson) que acuña frases como “No culpes a las drogas, ellas no tienen la culpa” después de que casí se matan en el auto que falla de camino a San Diego y Arctor trata de negarse a tomar substancia D de James diciendo que sus cerebros se están atrofiando con su uso. Ernie dice que hubieran ido mejor a San Francisco porque para el norte las piezas del auto giran hacía el otro.

En el departamento de policía establecen un módulo donde Arctor debe monitorear su propia casa que esta totalmente intervenida por video. Charles escucha voces por el radio muy parecidas a las que describe haber oído el mismo K. Dick; en las que se le ordena quitarse la vida, tomando muchas pildoras con vino tinto pero lo único que lográ es un enlace directo con un ser interdimensional que tiene varios ojos en la cara y que le leé sus pecados escritos en un pergamino. Habría que destacar que la película resulta más lúdica que el libro, aunque el libro maneja también humor pero esta por debajo del agua, no se entiende pero se siente, y Linklater se encarga de traducirlo en imagenes, personajes y situaciones creando escenas muy divertidas.

Arctor tiene un desencuentro con Donna y tiene sexo con una mujer desconocida, en un momento de la noche despierta y confunde a su acompañante con Donna, al ver la escena otra vez en el modulo de video del departamento de policía se da cuenta de que la chica es Donna por el tiempo que duró su confusión. ¿Son alucinaciones sincronizadas tecnológicamente? ¿Son alucinaciones inducidas por el sistema? Ó ¿Será que Arctor esta perdiendo totalmente su mente?

scanner_darkly

Arctor cada vez toma mas pildoras de substancia D y cada vez falla más pruebas clínicas, en un momento a solas en su casa tiene una reflexión en voz off que nos muestra el alma de la obra y uno de los cuestionamientos trascendentales de K. Dick:

“Debo pretender que ellos no están aquí, como si no lo supieran todo, puede ser mi imaginación, pero sea lo que sea, eso que esta mirando no es humano, es totalmente distinto a Donna con sus ojos obscuros que no pestañea, ¿qué es lo que ve ese scanner? ¿Dentro de nuestra cabeza, de nuestro corazón? ¿Me mira a mi, a nosotros? ¿Claramente o de forma obscura? Espero que vea de forma clara porque yo ya no puedo ver dentro de mi, pero todo mundo dice que el scanner ve mejor que nosotros, porque si el scanner ve más obscuro que yo entonces estoy maldito, y doblemente maldito, solo terminaré muerto de esta forma y sabré muy poquito, comprendiendo ese pequeño fragmento de forma erronea también”

Los psiquiatras encuentran el fallo en la cabeza de Arctor, su emisferio izquierdo cerebral compite contra el derecho y todo ha sido causado por la substancia D. No solo lo corren del departamento anti-narcóticos y le cobran una gran multa por haberse hecho adicto a la substancia a voluntad, cuando su jefe le dice que es Bob Arctor el mismo no lo sabe, al igual que ignora que Donna también es una agente anti-narcóticos y que en el que de verdad siempre estuvieron intersados era James Barris y que ahora gracias a su gran trabajo lo han atrapado.

Donna deja a Arctor en una clínica de rehabilitación donde lo reciben como “otro perdedor” mientras él no puede dejar de vomitar y convulcionarse en el suelo. Al poco tiempo participa en reuniones donde recitan dogmas y el mantiene una actitud casi zombificada, Charles Freck también esta ahí.

Ubican a Bob Arctor en una granja y pronto entenderemos ¿dónde es que se produce la substancia D? ¿Cómo? Y muchos quedarán muy sorprendidos al saber y otros al confirmar ¿Por quién?

Tanto el libro como la película terminan con una lista de más de 15 personas que fueron castigadas de alguna forma por su adicción. Desde daños cerebrales, la muerte, psícosis permanente, daño pancreático permanente, daño vascular permanente, y combinaciones.

“En memoria de estos camaradas que tuve; no hay mejores. Se quedaron en mi mente, y el “enemigo” nunca sera perdonado. El “enemigo” fue su error al jugar. Déjenlos jugar otra vez, de otra manera, y déjenlos ser felices.”

Para la realización de esta película Richard Linklater uso la particular técnica que hubiera usado por primera vez en Despertando a la Vida (Waking Life, 2001). La técnica se llama rotoscopía y se usa a lo largo de todo el film, se graban a los actores reales en video, osea que se hace la escena en realidad con vestuario y en las locaciones reales, de hecho en Despertando a la Vida la tecnica todavía no esta tan avanzada, y no hay tanto detalle sobre todo en los fondos, algo así como ver los primeros capítulos de Los Simpsons y ver alguno actual, por eso todas las escenas exteriores en Orange County son todo un viaje arquitectónico.

scannerdarkly

Después sobre el video se traza, dibuja y en muchas ocasiones se anima encima del video de referencia, se redibuja imagen real en movimiento para convertirla en animación; creando un look casi de pintura Fauvista en movimiento que juega mucho con nuestros sentidos al igual que la substancia D. No es nueva la técnica, de hecho ya lo usó Walt Disney en sus primeras películas. Pero ahora Bob Sabiston, creó un software, Rotoshop, con el que consigue un nivel de calidad que nunca se había visto.

La obra de Philip K. Dick ha sido adaptada al cine en multiples ocasiones, de maneras muy distintas y casi siempre con éxito, porque las tramas desnudas de toda su intención filosófica son muy interesantes, llenas de acción y de imagenes alucinantes; pero casi ninguna de las películas a excepción de Blade Runner (Ridley Scott, 1982) o El Vengador del Fututo (Total Recall, Paul Verhoeven, 1990) hacen un intento por traducir las preocupaciones trascendentales del autor aunque sea a su modo. Una Mirada a la Obscuridad (A Scanner Darkly, 2007) guarda intacto el espiritú del autor y realmente bucea profundamente en esta búsqueda metafísica donde el hombre cada vez se encuentra más perdido.

Leer la Primera Parte de "Todos Quieren la Substancia D."

Autor: Psicanzuelo / Colaborador PS

Blog del autor: Psicanzuelo

Más sobre Phillip K. Dick:

NY Times: Video explicatorio sobre las técnicas empleadas en la película

Phillipkdick.com

Wired: The second coming of Phillip K. Dick

Otras colaboraciones de Psicanzuelo:

El metal come la carne (ensayo sobre la obra de Michael Crichton)

Ensayo sobre la obra de David Cronenberg

Not so random data:

Entrevista donde Winona Ryder culpa a los painkillers del robo

Nuevo incidente... ahora sin píldoras

Jef Aerosol: el retrato musical en el arte urbano

Arte

Por: pijamasurf - 06/23/2009

Jef Aerosol es un artista francés reconocido como uno de los mejores retratistas de arte urbano en el mundo. Su obra generalmente combina sus dos grandes pasiones: la pintura y la música

artecallejero-jeff-aerosol-paris-francia-stencil Jef Aerosol se ha caracterizado, a lo largo de los casi 30 años que lleva trabajando las calles, por un admirable manejo del esténcil para, en especial para crear retratos. Músico, pintor, maestro, y reconocido artista callejero, nació en la ciudad de Nantes, al sur de Francia, donde actualmente radica con su familia.

Después de arrancar en 1982 a imprimir su arte en las calles de Francia, y posteriormente de ciudades alrededor del mundo, Jef adoptó siete años después su ya famosa firma que consiste en una flecha roja (en sintonía con las que se pueden apreciar en la señalética urbana de las ciudades).

A través de su arte es fácil percibir su fascinación por los autoretratos y retratos en general, de personajes cotidianos que forman parte del escenario visual de toda urbe, y también de algunos personajes políticos, literatos, ídolos pop, y cineastas: Alfred Hitchcock, Charlie Chaplin, Yves Saint Laurent, François Truffaut, Arthur Rimbaud, Andy Warhol, Martin Luther King, Gandhi, Claude Levi-Strauss, J.P. Sartre, Jack Kerouac, Le Mime Marceau…

Fotos: Archivo Callejero - Arte Urbano
Sin embargo, sus representaciones de músicos (la música es una de sus grandes pasiones) son quizá las que más distinción le han dado a su obra. Parece que a través de sus piezas, Jef encontró la manera perfecta de tributar a sus grandes ídolos musicales a quienes de seguro debe miles de horas de placer a lo largo de sus 52 años de vida. Gracias a esto las calles de distintas ciudades del mundo pueden presumir en sus muros la presencia de gente como Bob Dylan, Syd Barrett, Keith Richards, John Lennon, Iggy Pop, The Velvet Underground, Elvis Presley, Patti Smith, Ray Charles, Louis Armstrong, Jimi Hendrix, y The Beatles, entre otros. Todos ellos tienen la satisfacción de pertenecer a un espontáneo “salon de la fama callejero” que ha nacido del talento y el amor genuino por la expresión callejera de su admirador Jef Aerosol... y como dice:

"la música suaviza las paredes"

Vía Arte Callejero

Más de Jef Aerosol: Jim Morrison y Elvis Presley inmortalizados por Jef Aerosol Una muestra del arte urbano de Jef Aerosol en Paris