*

Más cerca de más vacaciones: comisión del Senado mexicano aprueba ampliar el periodo vacacional

Sociedad

Por: José Robles - 09/28/2022

El número de días de vacaciones pagadas a los que los trabajadores tienen derecho en México podría aumentar significativamente si esta reforma que discute el Senado se aprueba
El mejor cotizador de autos en línea

Por estos días, el Senado mexicano discute un par de modificaciones a la Ley Federal de Trabajo que, entre otros aspectos, considera el aumento en el número de días de vacaciones al que los trabajadores tendrían derecho cada año.

Actualmente, México es uno de los países que ofrece menos vacaciones pagadas a sus trabajadores: comenzando con 6 días al año sólo después del primer año de haber sido contratado (es decir, durante todo un año el trabajador no tiene derecho a tomar vacaciones), aumentando dos días cada año, hasta llegar a un tope de 12 días, después de los cuales la suma de días vuelve a comenzar desde 6, sin importar si el trabajador usó o no sus días de asueto. Asimismo, la cuenta reinicia cada vez que se cambia de trabajo.

Esta cifra contrasta enormemente con la de países como Francia, en donde los días de vacaciones pagadas van de 25 a 37, o Perú y Panamá, ambos con 30. México se encuentra más bien al nivel de Nigeria o China, en donde los trabajadores tienen derecho a sólo 5 días de vacaciones pagadas al año.

La reforma del Senado mexicano busca aumentar dicho periodo de 12 hasta 32 días de vacaciones pagadas.

Un ángulo interesante de este fenómeno, más desde una perspectiva sociológica, es que muchas personas en México están convencidas de que no necesitan más días de vacaciones, sino quizá incluso al contrario, que es necesario trabajar todavía más.

La cuestión se discutió en la  Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado este 27 de septiembre, en donde se aprobó aumentar 6 días de vacaciones a todos los empleados del sector privado. De acuerdo con el proceso legislativo correspondiente, la discusión pasa ahora a la Comisión de Estudios Legislativos Primera, de donde pasaría al pleno del Senado y de ahí a la Cámara de Diputados para que, siempre y cuando se apruebe en todas y cada una de esas fases, se incorpore al texto de la Ley Federal del Trabajo.