*

'Don't Worry Darling': la cinta distópica y de género más polémica del Festival de Cine de Venecia

Arte

Por: Valentina Cisniega - 09/08/2022

Ya sea que se trate de publicidad o de un pésimo ambiente laboral, la película de Olivia Wilde está dando de qué hablar
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Don't Worry Darling (Olivia Wilde, 2022), el thriller psicológico protagonizado por Chris Pine, Florence Pugh y Harry Styles, fue proyectado fuera de competencia durante el Festival de Cine de Venecia. La cinta está ambientada en una idílica comunidad experimental en donde los valores de la clase media estadounidense de mediados del siglo XX esconden algo siniestro.

Aunque la cinta no obtuvo una buena recepción por parte de la crítica, a algunos seguidores les pareció un buen acierto el trabajo de Olivia Wilde como directora. 

Uno de los elementos rescatables de la cinta es la interpretación de Florence Pugh en el papel principal. La joven actriz, que no había interpretado a una mujer en tanto peligro desde Midsommar (Ari Aster, 2019), logró hacer una dupla siniestra con Chris Pine, quien encarna a un villano diabólicamente carismático, al parecer basado en la personalidad de Jordan Peterson, el polémico y célebre profesor de la Universidad de Toronto.

Otro de los grandes atractivos, por supuesto, es Harry Styles, pues se muestra con confianza como un joven y entusiasta hombre de compañía y una pareja amorosa que, sin embargo, se vuelve cada vez más conflictiva. 

dont_worry_darling

Pese a que la cinta sí fue del gusto del público, existe el riesgo de que no se logre apreciar todo lo descrito, pues la polémica alrededor de sus protagonistas ha acaparado la atención. 

Primero, por la relación entre Harry Styles y Olivia Wilde, pues varios de los involucrados en el rodaje aseguraron que ambos ya tenían un vínculo amoroso antes de la separación de Wilde y el actor Jason Sudeikis. 

A esas especulaciones se sumaron las disputas entre Pugh y Wilde, ya que las escenas sexuales fueron incómodas para la joven actriz, una situación cada vez más relevante en nuestra época, al grado de que algunas producciones han comenzado a incorporar a un "coordinador de intimidad" que vigile el desarrollo seguro de dichas tomas.

Asimismo, se especuló que Shia LaBouf había salido del rodaje de la cinta por actitudes violentas y desagradables hacia Pugh, lo cual desmintió el actor. 

Y para cerrar con broche de oro, durante la proyección del estreno de la cinta en Venecia se insinuó que Styles le había escupido a Pine antes de tomar su asiento. 

Ya sea que se trate de publicidad o simplemente de un pésimo ambiente laboral, la película de Olivia Wilde está dando de qué hablar. 


También en Pijama Surf: El antagonista de Don't Worry Darling está basado en Jordan Peterson, "héroe seudointelectual de los incels", afirma Olivia Wilde

 

Imagen de portada: Don't Worry Darling (Olivia Wilde, 2022)