*

Este es el mapa más preciso que se tiene hasta ahora de las estrellas de la Vía Láctea

Ciencia

Por: luis Alberto Hara - 12/07/2020

Un preciso y precioso mapa de nuestra galaxia, cortesía del proyecto Gaia de la Agencia Espacial Europea
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

En el año 2013 la Agencia Espacial Europea lanzó el observatorio Gaia, cuya misión es observar la mayor cantidad posible de estrellas de la galaxia. Sus funciones incluyen medir la magnitud, la posición estelar, la distancia, movimiento y brillo de los astros con mayor precisión que ningún instrumento antes. En otras palabras, Gaia está diseñado para hacer un atlas de las estrellas, el catálogo estelar más grande jamás concebido: mil millones de objetos por lo menos. Para hacerlo, deberá observar cada objeto por lo menos setenta veces y registrar sus movimientos y velocidades con una asombrosa exactitud. 

Los frutos de Gaia se han empezado a cosechar con este nuevo mapa en 3D recientemente dado a conocer. El mapa incluye la locación y movimientos de casi dos mil millones de estrellas y mediciones exactas de trescientas mil estrellas a lo largo y ancho de trescientos veintiséis años luz.

Más allá de formar este impresionante catálogo, Gaia tiene como cometido ayudar a comprender importantes misterios sobre el origen de la galaxia o la expansión de la materia oscura y avanzar conocimientos de la astrofísica. Otro importante tema que investiga es la ubicación de soles similares al nuestro, los cuales podrían ser relevantes para el estudio de la exobiología, al posiblemente tener en órbita planetas similares a la Tierra.

Una de las cosas que se derivan del estudio del movimiento de las estrellas de Gaia es algo que es evidente, pero sobre lo cual no reflexionamos mucho. Las estrellas  que hoy nos son tan familiares en la bóveda celeste –y que antes eran llamadas "estrellas fijas"– serán otras, pues la Tierra está en movimiento en las espirales de la Vía Láctea. Cuando la Tierra llegue a su fin, su cielo será radicalmente otro. Todo es impermanente.

 


También en Pijama Surf: Las estrellas, las primeras maestras de filosofía